Sigue la polémica

Round 2 entre gremialistas: “En vez de decirnos gremio chico, pagale el sueldo a los trabajadores”

El secretario de los trabajadores de Farmacia Miguel Montaña respondió a las declaraciones del gremialista de Udap Luis Lucero. “El ignorante es él, que no conoce lo que pasa en las finanzas, yo estaría preocupado si fuera un afiliado”.
viernes, 6 de septiembre de 2019 · 13:49

El polémico cruce entre dos conocidos gremialistas de San Juan vuelve a encender un nuevo capítulo. El foco de tensión se desarrolla con el tema de la farmacia de Udap y el despido de 12 trabajadores que el pasado sábado fueron notificados. Esta vez fue el secretario del gremio de los trabajadores de farmacia Miguel Montaña quien decidió responderle a las declaraciones del gremialista de los docentes Luis Lucero. El de Udap había dicho que “Montaña es un ignorante de lo que pasa en el gremio docente” y que “Udap es un gremio grande, no somos 5 personas que se juntan a mirarse las caras”. Ahora Montaña le respondió y dijo que “en vez de preocuparse por agredirnos como gremio debería preocuparse por pagarle el sueldo de agosto a los 21 trabajadores de farmacia que todavía no cobran, hablamos no solo de los despidos sino de la gente que siguen trabajando”. Así mismo sentenció que “él dice ignorante pero me parece que el ignorante es él que dice que no sabe lo que pasa con las finanzas del gremio, lo cual no creo que sea así”.

El problema entre ambos surgió cuando salieron a la luz los inconvenientes financieros que tiene el gremio UDAP. Además de los despidos hablamos de una deuda de 40 millones pesos a la AFIP, de alquileres vencidos, de disgustos con los afiliados que dicen no tener garantizado un buen servicio y de un cierre casi definitivo de la farmacia.

En este sentido Lucero fue el único que salió a dar explicaciones desde su sector.  Y si bien reconoció los problemas financieros, no asumió responsabilidad al respecto. En los diferentes medios radiales y gráficos de la provincia dijo que “no estoy al tanto de las finanzas del gremio, mi tarea se abocaba a otros aspectos, y con Graciela López una cosa es la amistad y otra la complicidad”. Esto no fue bien visto por los 12 empleados despedidos y por el mismo Montaña que lanzó la primera crítica al decir que “Lucero no solo sabía lo que pasaba sino que no hizo nada para solucionarlo”.  

La cancha está cada vez más embarrada entre ambos sindicatos, y el diálogo directo no es una opción hasta ahora. “En mi caso no pretendo sumarme a estas discusiones que son lamentables en un secretario gremial, que al decirnos gremio chico no me ofende a mi sino a los 800 trabajadores que somos” sostuvo Montaña y finalizo diciendo que “a mí me ensañaron primero a defender al trabajador, y si Lucero dice que está para cosas más grande primero debería aprender esa lección porque hasta ahora las cuentas dicen otras cosas” sentenció.  

Más de

Comentarios