Política

Alguien tiene que ceder poder en el Consejo Superior de la UNSJ y nadie quiere

Con la reforma del Estatuto, la Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud tendrá voz y voto en el órgano legislativo. Las facultades no están dispuestas a entregar sus lugares y no se evalúa aumentar el número de consejeros. Qué pasa con la representatividad.
lunes, 20 de mayo de 2019 · 12:02

En la Universidad Nacional de San Juan la política está que explota. Danza de candidatos a rector casi un año antes de las elecciones, la modificación del Estatuto Universitario y la posibilidad de extender el mandato de Oscar Nasisi son algunos de los temas que generan mil especulaciones y acercamientos. A esto se le suma, una pequeña puerta abierta a habilitar un tercer mandato a Nasisi. En este marco, hay otro tema del que todos hablan: ceder poder para darle voz y voto a la Escuela de Ciencias de la Salud en el Consejo Superior. 

El Consejo Superior es el poder legislativo de la UNSJ. Está compuesto por 36 miembros: el rector, los decanos, quince docentes, ocho estudiantes, dos egresados, cuatro nodocentes y un director de una escuela preuniversitaria. Estos números le dan representatividad a los distintos sectores y ceder lugares para que la Escuela de Ciencias de la Salud tenga participación, implica perder poder dentro del órgano deliberativo. 

Hay varias propuestas para modificar el Estatuto y que la Escuela tenga representatividad. Hasta ahora, la que está más avanzada es la presentada por el decano de Exactas, Rodolfo Bloch. La idea es que 6 docentes representen a las unidades académicas y los otros nueve sean elegidos en elecciones y por sistema D’Hondt. 

Actualmente el estamento docente está representado por tres docentes de cada facultad elegidos por sistema D’Hondt. Con este cambio, que le da un lugar a la Escuela Universitaria recientemente creada, algunas facultades van a perder y los decanos no están dispuestos a regalar sus lugares fácilmente. 

En on todos los decanos admiten que es necesario que la nueva unidad académica tenga representatividad, pero en off todos aseguran que las fórmulas no van a contentar a todos y nadie quiere ceder terreno, al menos no cederán sin una negociación que les asegure algo a cambio, como pasa en política. 

Aumentar la cantidad de miembros del Consejo Superior no es una opción que simpatice. Es que si bien podría resolver el problema con los docentes pero generaría problemas con los estudiantes, los nodocentes, los egresados, quienes perderían peso en la ecuación final. 

Si no llegan con los cambios en el Estatuto, que tienen que ser enviados al Ministerio de Educación de la Nación (trámites que suelen demorar medio año en ser analizados y aprobados) se especula con que prorrogarán el mandato de Nasisi. Los más drásticos dicen que podría haber una intervención pero esta teoría no tiene respaldo y no tiene ningún antecedente histórico. 
 

Comentarios