ELECCIONES 2019

Rawson y su interna larga vida

Después de quedar segundo en la primaria, el diputado Pablo García Nieto sostuvo su espacio político identificado directamente con el gobernador.
lunes, 13 de mayo de 2019 · 09:07

Por Daniel Tejada

Canal 13 San Juan

Lo más parecido a una foto de unidad en Rawson, después de las primarias del 31 de marzo, fue la instantánea que se tomó el pasado miércoles 8 de mayo, 38 días después de que las urnas favorecieron a Rubén García por unos 2.000 votos sobre Pablo García Nieto. El dato ilustra acabadamente la distancia que todavía separa a ambos espacios.

La foto fue tomada durante la inauguración de iluminación led en calle Mendoza, con la presencia del gobernador Sergio Uñac. Un rato antes habían recorrido la obra de la ex bodega La Superiora, donde se erige un espacio cultural y deportivo. La circunstancia, la presencia del jefe político en el territorio, hizo aflojar un poco la cuerda. Pero fue solo un momento, como canta Vicentico.

Del tema no hablan en público desde ninguno de los dos sectores. En estricto off the record empiezan a surgir las confesiones. En el entorno del intendente Juan Carlos Gioja revelaron que hubo una serie de reuniones con Uñac para acercar a García Nieto. Pero directamente no tuvieron ninguna conversación. El diputado quedó herido luego de algunas difamaciones que sufrió por redes sociales y que atribuyó a los rivales internos. Sin asumir la autoría, desde el espacio giojista le mandaron un mensaje conciliador: lo pasado, pisado. Lo que ocurrió fue en el contexto de la campaña y debería dejarse atrás. Sin embargo, no parece que la amnistía vaya a llegar pronto.

“Todos somos peronistas, pero no somos lo mismo”, se le escuchó decir a García Nieto días atrás. Pertenecen al mismo proyecto, está claro. Responden a la conducción de Uñac, de eso no caben dudas. Pero dentro del distrito todavía hay cuentas por saldar. El diputado, por su parte, ha mantenido vivo el equipo de militantes que trabajó en la campaña bajo la consigna del “Rawson Nuevo”, con reuniones todos los martes. La última vez concentró a 250 personas, según dijo una fuente cercana.

García Nieto además lanzó una campaña denominada “100 acciones por los 100 años de Evita”, que incluyó donaciones a un merendero del departamento y se extenderá todo el año. Vale citar el caso apenas como un ejemplo y como prueba de que el espacio tiene proyectos de larga duración por delante, muy lejos del cierre que se podía presumir el día después de conocerse los guarismos de las primarias.

El diputado, amigo desde la juventud de los hermanos Uñac, ha resuelto trabajar para el gobernador con mucha fuerza y encarnar en Rawson la representación política del oficialismo provincial. Desde esa construcción, la intención es sostener en el tiempo la tarea independientemente del resultado electoral. Algo de ello pudo verse cuando el uñaquista reconoció haber hablado con Roberto “El Yeyo” Sosa, que se pasó del Frente Con Vos al Frente Todos. El ADN de García Nieto es reconocido por quienes buscan tender lazos con el oficialismo provincial.

Podría decirse también que el diputado nunca terminó la campaña. Si bien es cierto que venía trabajando políticamente y articulando con organizaciones civiles desde hace tiempo, nunca fue tan visible su tarea como cuando efectivamente quedó nominado como precandidato a intendente de Rawson. Esa intensidad no se cortó el 31 de marzo y el registro de cada actividad sigue comunicándose vía redes sociales. Es notable el contraste con otros precandidatos que salieron segundos o terceros en las primarias. Alcanza con mirar hacia Capital, Rivadavia y Caucete, para contraponer escenarios.

De todas maneras, sería equivocado sospechar que la tropa de García Nieto juegue para atrás en las elecciones municipales del 2 de junio. Simplemente no hay entusiasmo de salir a pedir apoyo para Rubén García, como sí lo hay para militar la reelección de Uñac. Por ese camino está trazada la hoja de ruta.

Cierto es que hay una ola de especulaciones en torno a García Nieto, dada su proximidad con el gobernador. Bromean en su entorno acerca de que un día se levanta Ministro de Gobierno, llega a la siesta como Jefe de Gabinete y a la noche se convierte en Secretario General de la Gobernación, según las elucubraciones echadas a rodar sobre el próximo equipo que acompañaría a Uñac a partir del 10 de diciembre. Más allá de los chistes, hay altas chances de que el rawsino ocupe un lugar destacado en la mesa chica, como viene haciéndolo hasta ahora. Esta vez no será en el Legislativo, sino en el Ejecutivo.

A partir de este reconocimiento, García Nieto tendrá por delante más proyección política para sostener el espacio con el que logró captar nada menos que 18.000 votos el 31 de marzo, perdiendo por 2.000 votos con su rival interno. Ese es el otro aspecto que todavía merece un párrafo aparte. Una fuente muy cercana al diputado aseveró que del otro lado no estuvo Rubén García, que no era el verdadero contrincante, ni siquiera el actual intendente Juan Carlos Gioja, sino “el que fue tres veces gobernador de la provincia”. Apuntó, claramente, al enorme protagonismo de José Luis Gioja en la campaña a favor del secretario de Obras del municipio.

Entonces, si se interpreta el resultado político del 31 de marzo bajo esa perspectiva, la derrota por 2.000 votos se torna casi épica. Fueron 18.000 votos para García Nieto, apenas 2.000 votos por debajo de una figura del calibre del presidente del PJ nacional y vicepresidente primero de la Cámara de Diputados del Congreso.  Visto de esa manera, el legislador uñaquista decidió no bajar la persiana y mantener expectante esa estructura de pertenencia directa a Libertador y Paula.

Quedó además otra pista para interpretar. En el círculo político más íntimo de García Nieto destacaron que no acordó todavía dónde irá después de abandonar la banca el 10 de diciembre, que está disponible para lo que disponga el gobernador, y que esto lo hizo a diferencia de “otros que ya arreglaron”, en una aparente alusión tácita hacia el tercero que se bajó de la disputa interna antes de la inscripción de listas, el ibarrista Carlos Munisaga

El joven abogado accedió a declinar su candidatura como prenda de unidad con el Frente Todos, pero no sumó su tropa a la campaña de las internas y se mantuvo prescindente. Su futuro podría estar en la Defensoría del Pueblo, función que quedó vacante en 2018 tras la sorpresiva muerte de Julio Orihuela. Sería previa modificación de la ley para quitarle el carácter vitalicio al cargo. Pero igualmente se trata de un lugar de alta visibilidad pública, apetecible para cualquier dirigente. No es asunto cerrado todavía.

Curiosa, llamativamente, la foto de unidad peronista que ilustra esta nota solo estaba disponible en el Facebook de Munisaga. Las casualidades en política difícilmente ocurran. Dicen que el tiempo todo lo cura.

Comentarios