Previsiones

Más auditorías y la oralidad, lo que se viene en la justicia sanjuanina

El control y agilización del trabajo de los jueces se plantea como meta en los tribunales locales para este año.
lunes, 04 de febrero de 2019 · 11:34

“Estamos auditando, la auditoría se creó en 2017 con la Dirección de Control de Gestión y algunas de ellas fueron muy conocidas porque trajeron sanciones para jueces. Vamos a profundizar las auditorías a juzgados, todos los juzgados y todos los órganos serán auditados los jueces lo saben, esperan esa auditoría a los efectos que se vayan preparándose y siempre hay cosas para mejorar”, dijo el presidente de la Corte de Justicia de San Juan, Guillermo De Sanctis, sobre lo que se viene este año en los tribunales sanjuaninos.

El funcionario aseguró en diálogo con AM 1020 que “la auditoría va a ser reforzada con profesionales, vamos a poder estar en varios lugares al mismo tiempo para darle la vuelta a todos los órganos, los que estaban bien serán desatacados, estamos dentro el programa IRAM que califica con Normas ISO”. Agregó que “nunca ocurrió que controlaran en el poder judicial no es para perseguir sino para mejorar el servicio. Y reforzaremos el trabajo vespertino y tendremos que controlar eso, los jueces y funcionarios están obligados a trabajar en la tarde también, para que todo sea eficiente”.

El presidente de la Corte anticipó que se viene la oralidad que acorta sustancialmente los tiempos. “Este año será emblemático, además del sistema penal que cambia por el sistema acusatorio que entra en plena aplicación calculamos que en el último trimestre de este año. Pero antes d que termine marzo vamos  poner la oralidad en los otros fueros que no son penales, es decir, en el fuero civil, laboral comercial y contencioso administrativo. Vamos a juicio oral que toda la prueba concentrada será oral dirigida por el juez en forma personal, nos ponemos como meta acortar los plazos”.

Agregó que “por ejemplo, un juicio por accidente de tránsito que dura 3 o 4 años, el objetivo es que la primera instancia se termine en un plazo de entre 8 meses y 1 año. Y también podremos oralidad en la segunda instancia para que cuando se introduzca un recurso de apelación se eleve a cámara y en vez de fundar recurso escrito deberá ser oral y en un breve tiempo”.  

Además, De Sanctis dijo que “en el fuero de familia se va a trabajar con una secretaría única para los tres juzgados con especialidades, esta es la antesala del sistema de oficina de gestión asociada que va a reemplazar a los juzgados. Los juzgados tienden a desaparecer y van a ser reemplazados por las oficinas de gestión judicial, es decir, que cada juez no tendrá su juzgado. Por ejemplo calculamos que en el fuero Civil tenga dos oficinas judiciales con 30 empleados que atiendan a cinco jueces cada uno, ese es el sistema moderno. El juez hace lo que tiene que hacer abocado al Derecho y no siendo rehén de administrar papeles y personal”.  

 Sobre el nuevo Código Procesal Penal que se aprobó en Diputados el año pasado y que cambia todo el paradigma de ese fuero, por ejemplo con la incorporación de la investigación fiscal y los juicios por jurado, De Sanctis explicó que no está operativo porque falta que se apruebe otra ley, la que reglamenta el sistema y es justo lo que está elaborando la Corte de Justicia. Esta última norma fija los tiempos de aplicación del Código y otros detalles de la implementación, por ejemplo respecto del personal y a qué delitos se aplica. “Se empieza gradualmente por tipo de delitos así vamos ajustando mecanismos y vemos cómo va funcionando el sistema”, adelantó De Sanctis.  

Comentarios