El color de la histórica ceremonia

Imperdibles videos y fotos: las perlitas de la entrega de diplomas a funcionarios

Una recién nacida recibió un certificado, los abrazos más simbólicos y las hinchadas más bulliciosas, entre otros momentos que quedaron inmortalizados en el Centro de Convenciones.
martes, 19 de noviembre de 2019 · 15:28

Lejos de lo ceremonioso, hubo varios momentos desacartonados que signaron la mañana de este martes, durante la entrega de diplomas a los funcionarios electos el 2 de junio en San Juan. En videos y fotos, quedaron inmortalizados como parte de un anecdotario imperdible del acto en el Centro de Convenciones.

Duelo de cornetas

Entre 180 y pico de certificados que se entregaron durante el acto, desde el gobernador al último concejal electo, se generaron momentos de gran euforia fruto de la cantidad de seguidores y de la energía que le pusieron en el acompañamiento, marcando a varios funcionarios como los más populares de la ceremonia. Entre los más vitoreados, más allá de Uñac y Gattoni, estuvieron Armando Sánchez al ser proclamado intendente pocitano, el intendente electo de Capital Emilio Baistrocchi y con él el concejal electo y actual titular de Tránsito y Transporte Ariel Palma, la caucetera Romina Rosas, los rawsinos Rubén García y Juan Carlos Gioja, el sanmartiniano Cristian Andino y el angaquero Carlos Maza Pezé. La intendenta caucetera tuvo chicas con remeras alentándola todo el tiempo. Y el ministro de Desarrollo Humano, Sánchez, tuvo su propio festejo a la salida en el foyer, con cornetas a todo volumen.

Tierno            

El único que subió acompañado al escenario a recibir el cartón fue Walter Vázquez, que mostró a su bebita Alfonsina de apenas 1 mes y 16 días, generando más de un suspiro. El concejal de Rivadavia electo dijo que es su primera hija y que lo bancó toda la campaña. Una que se derritió con la bebita fue la diputada nacional Graciela Caselles que lo saludó al orgulloso papá porque es bloquista.

Abrazos

Felicitaciones , abrazos y besos son cosa común en este tipo de actos, pero hay algunos saludos que tienen más lecturas políticas que otros. El más simbólico sin duda fue el de Sergio Uñac con Marcelo Orrego, ya que apenas recibido el certificado, el santaluceño se acercó al escenario y el gesto fue bien recibido por el gobernador, que inmediatamente le dio la mano para que subiera y un abrazo. También se dio el saludo con Gattoni.

Marcelo Orrego se había sentado en segunda fila rodeado de justicialistas, al lado del titular de Deportes, Jorge Chica, y quizá por esa posición, terminó saludando a todos los oficialistas con apretones de manos siendo él líder de la oposición. A los propios el ex candidato a gobernador les regaló un abrazo, como a Fabián Martín, pero sin duda el que más atención se llevó fue su hermano Juan José quien lo sucederá en Santa Lucía y recibió su certificado como intendente.

Abanicos

A sala repleta, en un momento de la mañana el Centro de Convenciones se convirtió en un hornito y algunas de las damas presentes desplegaron abanicos, como fue el caso de la senadora Cristina López o la esposa del vicegobernador electo, Coppelia Aubone. Incluso esta última se preocupó por su marido a la hora de las notas y las luces de la tv, abanicándolo por detrás al ministro de Hacienda para aliviarlo del calor.

Fuera de protocolo

Durante el acto las autoridades se mostraron descontracturadas, a full con las selfies y las bromas. En un momento Sergio Uñac miró a Julio Ortíz Andino y el  ministro le lanzó por los aires una latita con pastillas para la garganta que el gobernador agarró con gran habilidad y compartió con su esposa y otros a su alrededor. Uñac también se mostró amable con un concejal al que se le cayó la cinta del diploma y él se paró a alcanzársela.  Al momento de recibir sus cartones las más altas autoridades, todos los periodistas se avalanzaron al escenario lo que generó más de una discusión y codazo.

La gente que se ubicó en la bandeja de acompañantes también estuvo creativa. Cuando subieron al escenario los vallistos, se escucharon gritos de “andá prepando los chivos” y también se escuchó más de una vez en voz alta "grande Pelado".    

Más de