ANÁLISIS

Banca sanjuanina para Perceval

Cristina le encomendó a la mendocina el lobby para sumar voluntades contra los buitres en Naciones Unidas y resultó. El giojismo le dio una calurosa bienvenida al país, en respaldo para el eventual gabinete de Scioli. Por Daniel Tejada- Canal 13.
domingo, 20 de septiembre de 2015 · 09:17
Por Daniel Tejada
Canal 13 San Juan

En su regreso triunfal al país, la mendocina María Cristina Perceval se encontró con una banca distinta a la que le confió la presidenta en Naciones Unidas. Fue el explícito aguante del giojismo para una compañera de militancia del peronismo cuyano, con proyección suficiente para figurar en el equipo de Daniel Scioli, si finalmente gana las elecciones del 25 de octubre.

Todo pasó el martes 15 de septiembre en el Senado. Previo visto bueno de José Luis Gioja, la senadora Marina Riofrío organizó en tiempo récord la recepción en el Salón Arturo Illia para escuchar a Marita, su ex colega de la Cámara Alta. Era su primera vez en Argentina luego de que Cristina Fernández de Kirchner la enviara como dignataria a Estados Unidos. Una visita fugaz para regresar un par de días después.

La movida de Riofrío le permitió exponer cómo se cocinó el voto a favor de la posición argentina de limitar a los fondos buitres. Pudo revelar una serie de aprietes internacionales, aunque sin identificar a víctimas ni victimarios. Pero más allá del contenido de la conferencia, la puesta le permitió a la mendocina cosechar reconocimiento. La senadora sanjuanina fue la primera de la lista a la hora de desplegar los elogios.

Por imperio de la verticalidad, el jueves 10 de septiembre en Nueva York el protagonismo fue exclusivo para los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman.

Perceval tuvo su momento delante de un auditorio repleto de jóvenes más que de funcionarios, pero con suficiente presencia de medios nacionales como para registrar su actuación en el foro más importante del planeta. Los militantes hicieron fila para tomarse la selfie al finalizar la exposición.

Repentinamente aparecieron en el público la diputada nacional Daniela Castro y el intendente de Rawson, Juan Carlos Gioja. También el director de la Casa de San Juan en Buenos Aires, Alejandro López. Mayoría de sanjuaninos, si solo se contaran aquellos que tienen alguna responsabilidad pública. El dato no resultó accidental ni inocente.

Perceval guarda buenos recuerdos de Gioja, de la época en que el sanjuanino era el presidente del bloque justicialista del Senado que ella misma integraba. También conserva con afecto algún tirón de orejas que asegura haber recibido de parte del hoy gobernador. Y hasta algún codazo por la pintoresca rivalidad entre las provincias cuyanas a la hora de conseguir los favores de Nación.

El giojismo reivindica a Perceval y la reconoce como un cuadro del peronismo con pergaminos suficientes para ascender en el organigrama, sobre todo después de haber demostrado efectividad en Naciones Unidas. Por supuesto nadie lo diría en público ni con una cámara o micrófono encendidos, pero sí lo reconocen a puertas cerradas: Marita califica para convertirse en embajadora o, por qué no, canciller.

Aunque parezca desmedida la pretensión o demasiado apresurada, lo cierto es que hay otros nombres con idénticas aspiraciones, donde aparece con pertenencia ultrakirchnerista el ex ministro de Educación y ex senador Daniel Filmus, hoy a cargo del área de Asuntos Relativos a Malvinas.

Filmus confrontó con el oficialismo sanjuanino al impulsar la Ley de Glaciares en 2010 bajo los términos que había propuesto Miguel Bonasso, un duro crítico de Gioja y la minería que se realiza en la provincia. La memoria está fresca.

Hoy el gobernador ha escalado posiciones en la pirámide del PJ nacional, a punto tal que el propio Scioli lo ha definido como un hombre de consulta permanente y su esposa, Karina Rabolini, como "el padre del peronismo”. Está claro que la opinión del sanjuanino, cuenta. La banca a Perceval, también.

Galería de fotos

Comentarios