Coletazos electorales

Jugaron con Peto, hubo dos renuncias y sólo un regreso

Antes de las PASO, el giojismo planteó que los cuatro entonces precandidatos en la lista de Ruperto Godoy en la interna del Frente para la Victoria tenían que renunciar. Qué pasó con ellos. Por Miriam Walter.
miércoles, 16 de septiembre de 2015 · 09:23
Por Miriam Walter

La consigna desde el giojismo era clara: si jugás con Ruperto Godoy y sos funcionario de José Luis Gioja, tenés que renunciar. Eso fue en la antesala del 9 de agosto, cuando había rivales políticos dentro del Frente para la Victoria. Ahora que ya se definió esa instancia, días atrás desde el oficialismo salieron a mostrarse unidos. Pero la movida trajo sus consecuencias. Los cuatro en cuestión son Marita Benavente, Sandra Lirio, Emilio Fernández y Luis Salcedo Garay, de los cuales sólo las mujeres se sintieron aludidas por el pedido de dimisión giojista. De ellas, sólo Lirio volvió al cargo. 

A mediados de junio, en plena campaña de las PASO uno de los que instó a las renuncias fue el compañero de fórmula de Sergio Uñac e intendente de la Capital, Marcelo Lima: "Creo que en la vida hay que tener coherencia y códigos si uno no participa en un proyecto político no debe estar en ese proyecto político y mucho menos siendo funcionario, si ellos entienden que debe haber una alternativa distinta no pueden participar usufructuando un cargo”.

Tras la movida política, la que se quedó sin cargo fue Benavente, quien fuera precandidata a vicegobernadora de Godoy y hasta hace unas semanas se desempeñaba como directora en Gestión de Proyectos en la Secretaría de Ciencia y Técnica. "Yo renuncié a mi cargo al principio, cuando hay una PASO no estamos muy acostumbrados y después yo creo que hay generosidad en la convocatoria, en la apertura, que hay apertura ideológica y eso es bueno que se puedan decir las cosas y esperemos que en la agenda de Sergio se puedan retomar algunos temas de Podemos San Juan”, dijo la joven. "A mí no me llamó el Gobernador, porque yo puse mi renuncia con carácter de indeclinable para no tener que forzarlo a nada  ni ponerlo en un compromiso. No me lamento, estoy dando clases en la universidad, no es que me quedé sin nada y tengo trabajo que es lo más importante y enseñar me encanta”, agregó.

La que sí tuvo otra oportunidad fue Lirio, que fue precandidata a intendente de Angaco. "Hubo un  momento tenso que tuvo que ver con  la participación pero hemos hablado con el Gobernador y está todo bien, yo estoy de vuelta en el cargo por pedido de él. Yo había renunciado pero él me pidió que continúe. Yo lo había hecho en su momento porque era funcionaria y correspondía, pero ya lo hemos hablado que lo importante era participar y en Angaco salimos segundos”, expresó la subdirectora provincial de Cooperativas dentro de Desarrollo Humano que volvió al puesto después de las elecciones.

Los varones de esta historia nunca consideraron renunciar, lo dijeron en su momento y lo repiten ahora. "A mí nunca me pidieron nada y estábamos en las mismas condiciones todos los que éramos candidatos”, dijo Salcedo Garay, síndico del Banco San Juan que fue precandidato a intendente de Rivadavia. 

Por su parte, el ex ministro de Gobierno y actual subjefe de asesores de Gioja, Emilio Fernández, que encabezó la lista de diputados proporcionales de Godoy, analizó que "De ninguna manera me pidieron nada y particularmente creo que no es necesario porque las cosas se entendieron. Si no, entramos en una contradicción muy grande. El Gobernador que es un político viejo y que obviamente de esto sabe mucho y aparte creo que siempre lo ha dicho con convicción, el peronismo es una avenida ancha y entramos todos, los que caminamos más por la derecha, los que caminamos más por la izquierda y otro que camina más por el centro también”.

Comentarios