LA TRANSICIÓN

Basualdo quiere a Conti en el Tribunal de Cuentas

El ex candidato a vicegobernador tiene reservado ese espacio en representación de la primera minoría o, en su defecto, alguien que él designe. Además, asoma la pulseada entre el Partido Bloquista y Cambiemos por los cargos restantes. Por Daniel Tejada- Canal 13 San Juan.
domingo, 22 de noviembre de 2015 · 07:12
Por Daniel Tejada
Canal 13 San Juan

El Frente Compromiso con San Juan tiene varias definiciones acordadas para el cortísimo plazo y posiblemente la de mayor impacto sea la nominación de Enrique Conti como vocal del Tribunal de Cuentas por la primera minoría, en lo que sería su regreso a la función pública desde que dejó la Intendencia de la Ciudad de San Juan en diciembre de 2007.

Ocho años después, el bloquista disidente que acompañó a Roberto Basualdo en la fórmula para gobernador y vice fue ungido por el senador para uno de los lugares más apetecidos por la oposición: el control de los números oficiales.

Al cierre de esta edición, no daban por cerrado que Conti aceptara asumir la vocalía, pero en su reemplazo iría alguien a elección del bloquista disidente. Sin embargo, el deseo de Basualdo es que sea el ex intendente en primera persona.

Hasta este momento, el representante del basualdismo en el Tribunal de Cuentas ha sido Juan Pablo Ruiz Pontoriero, quien no seguirá en el cargo tras la renovación de autoridades. En cambio, sí podría renovar su mandato en el Instituto Provincial de Exploraciones y Explotaciones Mineras (IPEEM), Ricardo Gutiérrez, en representación de esta primera minoría.

Compromiso con San Juan funcionará como un solo bloque desde el 10 de diciembre, con la integración de todos los legisladores proporcionales y departamentales sin distinción de su origen partidario, según adelantó una fuente interna. Convivirán basualdistas con ibarristas, actuaristas y bloquistas disidentes.

Al frente de este bloque de 11 diputados quedaría como presidenta la titular de Producción y Trabajo, Susana Laciar. Hay consenso para que así ocurra, teniendo en cuenta que la dirigente articuló el diálogo político a lo largo de todo 2015.

También tendrá que definir el bloque a cargo de quién quedará la vicepresidencia segunda de la Legislatura, debajo del vicegobernador y presidente nato de la Cámara de Diputados, Marcelo Lima, y del vicepresidente primero  Rubén Uñac. Por ahora, dentro de Compromiso con San Juan se baraja la posibilidad de que el bloquista disidente César Aguilar ocupe ese lugar en la cadena sucesoria. Pero no sería algo cerrado del todo, teniendo al zondino Edgardo Sancassani también como aspirante.

El espacio liderado por Basualdo va por más. Pedirán que vuelva a la oposición la única representación de la Legislatura en el Consejo de la Magistratura, hoy en manos del justicialista Víctor Muñoz Carpino. No hay ninguna norma que así lo establezca, pero hubo durante muchos años un uso y costumbre de respetarle a la primera minoría ese espacio donde se definen las ternas para cubrir cargos judiciales. 

Así ocurrió desde 1986, cuando se instituyó el Consejo de la Magistratura en la reforma de la Constitución Provincial. En 2003 asumió Muñoz Carpino en nombre del basualdismo, pero el mediagüino luego se alineó con el oficialismo y retuvo el puesto hasta la actualidad. Compromiso con San Juan pretende recuperar ese sitio con un joven abogado que también cobró protagonismo en el armado provincial: el ibarrista Carlos Munisaga.

Todas estas definiciones quedaron un tanto ocultas mientras la atención pública estuvo puesta en el balotaje presidencial. No era para menos. Sin embargo, las negociaciones políticas nunca cesaron. Y en paralelo empezó a incubarse una pelea clásica que se repite cada cuatro años: la definición legal acerca de quién representa a la segunda minoría dentro de la Cámara de Diputados.

De ese título dependerá quién se quede con las vocalías restantes dentro del Tribunal de Cuentas y dentro del IPEEM. Hasta ahora el bloquismo orgánico ha logrado esos lugares y designó a Laura Yanzón en el organismo de control y a Nahim Ahun en el instituto minero. Pero todavía pende sin resolución judicial un planteo hecho por Rodolfo Colombo en 2011, cuando objetó que el partido de la estrella se erigiera en segunda minoría a pesar de haber compartido frente electoral con la primera fuerza, el justicialismo.

El mismo planteo se repetirá en los próximos días, pero en este caso con el Frente Juntos por San Juan, que agrupó al PRO, a la UCR y a Dignidad Ciudadana, y quedó en tercer lugar en los comicios del 25 de octubre. El diputado radical Eduardo Castro adelantó a Tiempo de San Juan que van a exigir ser reconocidos como segunda minoría y, en consecuencia, también la representación en el Tribunal de Cuentas y el IPEEM.

"Yo no creo que Uñac quiera empezar con el pie izquierdo”, advirtió Castro, reconociendo que el oficialismo tiene mayoría dentro del recinto para resolver en un sentido o en otro, en esta pulseada política.

Pero el bloquismo, que compitió dentro del Frente para la Victoria, tiene planes de retener sus cargos, con el argumento de que el frente electoral se extinguió el día de las elecciones y en la próxima Legislatura serán la tercera fuerza, con cuatro diputados propios: Mauro Marinero (proporcional), Jorge Espejo (Iglesia), Andrés Chanampa (Chimbas) y Carlos Maza Pezé (Angaco).

La clave de la disputa está focalizada en el artículo 258, inciso 2, de la Constitución de la Provincia de San Juan, que establece que las dos vocalías no permanentes del Tribunal de Cuentas serán elegidas a propuesta de cada bloque de los partidos que hubieran obtenido representación en orden subsiguiente al partido mayoritario.
Calcada redacción tiene la norma de creación del IPEEM, ley 6.029, artículo 5.

No dice nada de que deben ser opositores. Ni habla de frentes electorales, sino de partidos. Ese es el argumento bloquista para quedarse con los espacios en disputa. Pero Juntos por San Juan, con apoyo de Compromiso con San Juan, harán una defensa conjunta del "espíritu” del texto constitucional, interpretando que por tratarse de organismos de control deben estar en manos de la oposición, como garantía de transparencia en la gestión.
Se terminará definiendo por mayoría en la primera sesión, tras la jura del nuevo gobernador el mismo 10 de diciembre o, cuarto intermedio mediante, en un puñado de días más.

Galería de fotos

Comentarios