El macrismo en San Juan

El humo blanco Basualdo-Cáceres y la expectativa de los cargos

Los dos sectores que se referencian con Macri mantuvieron un encuentro en el que volvió la calma. El acuerdo: fiscalizar juntos, con excepciones curiosas. El dato: ¿cómo ocuparán los cargos nacionales en la provincia si gana el PRO? Por Sebastián Saharrea
sábado, 21 de noviembre de 2015 · 10:53

Hubo y aún hay tensión entre la conducción local del PRO ejercida por el diputado Eduardo Cáceres y el senador Roberto Basualdo con su gente. Esta semana, la visita de un altísimo referente nacional del macrista calmó las aguas y ayudó a que las diferencias al menos sean pateadas para adelante.

Fue Emilio Monzó, el principal operador en el interior del país de Macri, el que aterrizó personalmente a San Juan para mantener un acuerdo plenario con todas las partes. El encuentro fue en la casa del senador Roberto Basualdo sobre calle 5, a la que asistieron todos los dirigentes más importantes del espacio, incluidos los 6 intendentes electos. Y el resultado, según todos los asistentes consultados, fue que Monzó tranquilizó a todos y aseguró que habrá espacios para no dejar a nadie afuera si es que gana Mauricio Macri la presidencia.

Monzó es el ministro de Gobierno de Macri en la Capital y será el presidente de la Cámara de Diputados –la tercera autoridad del país en la línea sucesoria- si es que gana Macri. También manejará por intermedio de su gente el ministerio político del gobierno federal. Se trata entonces de una voz importante en el armado de los distritos, entre ellos San Juan. Acordó con Basualdo un momento en que pudiera llegar a la provincia, incluso el senador lo fue a buscar en su auto al aeropuerto de Mendoza y tuvieron un largo rato para conversar en el auto.

El acuerdo al que llegaron fue sobre dos ejes. Uno, que trabajarán juntos el PRO y el basualdismo en la fiscalización del ballotage en toda la provincia y que el senador trabajará en la Cámara Alta en sintonía con los intereses de Macri eventualmente presidente.

El dispositivo para fiscalizar puso en manos del basualdismo dos o tres escuelas importantes por departamento para que se haga cargo. En todas ellas, el equipo de Basualdo pondrá a trabajar a sus estructuras departamentales, con excepción de una: en Rawson, donde el referente excluyente es Mauricio Ibarra pero el jefe comunal no dio señales de estar dispuesto a trabajar para el candidato del PRO.

Respecto a la banca en el Senado, las fuentes indicaron que Basualdo se mostró proclive a trabajar junto a Macri, aunque desde afuera y sin integrarse a ningún bloque. Es que el macrismo dispone de apenas 4 bancas de las 72 totales, con la contribución de 12 escaños de sus socios radicales. Necesitará claramente apoyo extra, y en ese renglón estará jugando el senador sanjuanino. Con una banca decisiva: no sólo en términos de lo que pueda sumar en el número sino también como articulador con otros sectores de la oposición –como el peronismo federal, los Rodríguez Sáa, Reutemann, etc.-, en un espacio que preocupa al macrismo.

En el plano local interpretan que en esa dirección se dio el anuncio de Monzó en San Juan de juntar los trapos en las próximas elecciones, que son dentro de 4 años. Pero habrá una intermedia, dentro de dos años, cuando San Juan elija a tres senadores nacionales. En el PRO local interpretan que la intención de Basualdo es postularse a la reelección, y que la amenaza si es que no hay unidad es el propio Cáceres. Por eso la palabra de Monzó llevó tranquilidad en el sentido de garantizar la continuidad de Basualdo si es que se comienza a trabajar desde el 10 de diciembre.

Otro asunto son los cargos que el gobierno nacional dispone en la provincia, que son muchos e importantes y que ya tienen una larga lista de postulantes. Hasta forcejeos.

En el PRO local no quieren pronunciar ningún nombre porque esperan hasta después del domingo para conocer si es que gana Macri o no. Si lo hace, tendrá apenas 18 días para disponer a los que estarán a cargo de esas oficinas, varias de ellas muy importantes (INV, ANSES, PAMI, Radio Nacional, Aduanas y Migraciones). Será una verdadera carrera contra el tiempo, para la que ya hay algunos que están sonando.

Por lo pronto, el PRO orgánico ya tiene reservados los despachos del ANSES tanto el provincial como el de Rawson, ambos de la misma jerarquía. Y 8 despachos más en el interior de la provincia, a los que irían los jefes partidarios de cada uno de esos distritos. Habrá también espacio para dirigentes basualdistas, tanto en la provincia como a nivel nacional, si es que gana Macri. Quien decidirá es la conducción del PRO, donde sostienen: "Lo que nos pidió Mauricio es idoneidad, venga de donde venga”.

 

 

 

Comentarios