Juan Antonio Agulles

Intendente de Malargüe: “La matriz productiva de Mendoza está colapsada”

Con esta afirmación justificó el cacique malargüino –sanjuanino de nacimiento- la salida de la ley antiminera que ahuyenta las inversiones del sector.
lunes, 4 de junio de 2012 · 18:17

Nacido en Caucete, Juan Antonio Agulles se radicó en Mendoza para cursar su carrera de contador público y echó raíces en el cuasi-patagónico departamento de Malargüe. Desde su sillón de intendente impulsa por estos días la salida progresiva de la ley 7.722, que prohíbe la minería a cielo abierto con uso de sustancias peligrosas. Se mostró confiado en lograr el apoyo del gobernador Francisco “Paco” Pérez.

-¿Cuándo dejó San Juan?
-En Caucete estuve hasta terminar el secundario, que fue hasta los 17 años. A partir de ahí me vine a Mendoza a estudiar en la universidad. La militancia empezó en la misma facultad, donde empecé a trabajar en el centro de estudiantes con el grupo de compañeros que hoy estamos la gran mayoría trabajando también en este proyecto de gobierno.

-¿Siempre en el justicialismo?
-Sí, siempre. Porque básicamente son los principios con los que más nos identificamos en aquel momento cuando decidimos incursionar en la política.

-¿Quién lo llevó al Partido Justicialista?
Fue todo el grupo. Empezamos como una agrupación independiente, ganamos en el centro de estudiantes y después empezamos a  militar en el justicialismo.

-¿Cómo llega a ser candidato a intendente de Malargüe?
Básicamente antes de ser intendente fui asesor en la Cámara de Diputados, asesor del Bloque Justicialista cuando Celso Jaque era diputado provincial. En el año ’95 cuando él gana la Intendencia de Malargüe yo había sido parte del equipo que trabajó con la plataforma de gobierno. Yo era el contador general del municipio. Y desde el año ’98 también tenía mi cargo en la Secretaría de Desarrollo Económico de Malargüe.

-¿Qué relación tiene hoy con Celso Jaque?
-Y, fuimos compañeros de estudio en la facultad, y después compañeros de trabajo cuando teníamos el estudio contable juntos, dábamos clases en la facultad en la misma cátedra (Microeconomía). Es una amistad de años.

-¿Y con Paco Pérez, qué relación tiene?
-La relación es muy buena. Al gobernador actual lo conozco desde que fue ministro de Infraestructura de Jaque. En los cuatro años que él fue ministro tuvimos una muy buena relación. Trabajamos proyectos en común, de interés para el gobierno provincial y para Malargüe.

-¿Con el ministro de Agroindustria, Marcelo Barg, son “los sanjuaninos” del gobierno de Mendoza? ¿Están identificados así?
-¡El ministro de Salud también es sanjuanino!

-O sea, son tres los sanjuaninos, entonces…
-Somos muchos más, pero estamos en distintos espacios del gobierno. Sí, con el ministro Barg y con el ministro Carlos Díaz Russo tenemos una relación de trabajo normal. Al ministro Barg lo he conocido ahora un poco más, antes no había tenido una relación. Con Carlos Díaz Russo ya desde el ámbito privado había tenido relación con el municipio de Malargüe en otros proyectos que estuvimos trabajando mucho. El director de la OSEP también es sanjuanino, que es Alberto Recabarren.

-¿Los señalan como “distintos”?
-No, porque llevamos muchos años trabajando en política y trabajando en Mendoza. Así que no hay diferencia ni nos hacen sentir alguna diferencia por ser sanjuaninos.

-¿Lo conoce personalmente al gobernador Gioja?
-¡Sí, por supuesto!

-¿Desde hace mucho?
-Lo conozco desde hace varios años. Básicamente la relación con él y con César está vinculada al plano político, a la afinidad de pertenecer al mismo partido político y de trabajar algunos proyectos en conjunto.

-¿Siente que tiene eco su pedido de salir progresivamente de la ley antiminera 7.722?
-Sí, de a poco vamos obteniendo los consensos necesarios para salir adelante con este proyecto de modificación de la ley. Estamos terminando de ultimar la letra final de la modificación y la semana que viene ya estará presentado formalmente con todos los acuerdos previos en la Legislatura.

-¿Cree que alguna vez Paco Pérez saldrá a dar una posición definida o seguirá jugando a “dejar a todos conformes”?
-Mire, él tiene una posición definida. Lo que pasa es que hoy hay una legislación que marca una realidad distinta en la provincia. Hoy podemos tener una posición muy firme, pero la legislación que tenemos nos impide el desarrollo de la industria minera, sobre todo en el departamento de Malargüe que es donde mayor potencial minero tiene la provincia de Mendoza. Entonces estamos convencidos de que esta propuesta de modificación no va a ser fácil, porque hay mucho fundamentalismo en el medio. Hay posiciones muy extremistas vinculadas al “no a la minería”. Después esto hay que llevarlo al ámbito de la decisión política de modificar una ley y eso genera impactos sociales. Pero estamos convencidos de que tenemos que dar esta discusión. Una discusión seria. Dejar de lado las posiciones extremistas y posibilitar que Mendoza pueda demostrar una matriz distinta. Hoy la matriz productiva que tiene Mendoza está prácticamente colapsada.

Comentarios