expropiaciones

Lo que Cristina no dijo: La expropiación de YPF no afecta a Eskenazi

Es un dato importante para San Juan porque el grupo empresario tiene una fuerte presencia en la provincia: es titular mayoritario del Banco San Juan y de varias empresas. Seguirían en YPF. Por Sebastián Saharrea.
lunes, 16 de abril de 2012 · 14:12
Como está planteado, el proyecto enviado por el Gobierno Nacional al Congreso para la expropiación del 51% de las acciones de la petrolera YPF afecta exclusivamente a los papeles en manos a la española Repsol y no a su hasta ahora socio argentino, el grupo Petersen, de la familia Eskenazi.

El proyecto indica que se somete a declaración de “utilidad pública” y sujeta a expropiación al 51% del capital accionario. Y señala explícitamente que esas acciones son las que están en poder de Repsol, actualmente dueño del 56% de las acciones. El resto del capital accionario está distribuido en un 24% en manos de Petersen y el restante 17% que cotizan en bolsas.
De aprobarse el proyecto, el 51 de las acciones quedarán en poder del estado. De ese paquete, el 51% de esos papeles quedarán en manos de la Nación (el 26% del total), y el restante 49% en manos de las provincias productoras de petróleo (el 25% del total).  Para Repsol quedaría el 5% restante del capital no expropiado, mientras el grupo Petersen y los tenedores privados de títulos obtenidos en las bolsas de valores mantendrán ese capital.

Seguramente será una noticia de fuerte repercusión en San Juan, teniendo en cuenta que el grupo Petersen tiene una fuerte presencia en la provincia con el manejo del capital mayoritario del Banco San Juan. Las versiones de la expropiación hasta el momento no aclaraban el alcance la medida y por eso la participación de Eskenazi en YPF estaba en duda.

La presidente Cristina Kirchner no lo dijo explícitamente, pero del proyecto enviado al Congreso se desprende que Eskenazi seguirá en el paquete accionario sin ver alterada su participación en la compañía.

Ahora falta la aprobación legislativa del proyecto, que requiere los dos tercios en ambas cámaras. A primera vista, se trata de una aprobación posible teniendo en cuenta que tiene el apoyo no sólo del oficialismo sino de varios sectores de la oposición. Mientras eso ocurra, la empresa está intervenida desde hoy y fue designado a cargo el ministro de Planificación Julio De Vido junto al viceministro de Economía, Axel Kiciloff.

Comentarios