Exclusivo de Tiempo de San Juan

Expropiaciones: explosivos cruces y descargos de protagonistas del caso

La ingeniera de la Fiscalía de Estado, Ana María Melvin, que cotizó algunos de los predios en la mira; y el ex fiscal de Estado, Mario Díaz, se hacen achaques mutuos y lanzan fuertes revelaciones sobre el caso del fraude millonario al Estado que está en plena ebullición. Por Miriam Walter.
domingo, 15 de abril de 2012 · 09:44

Por Miriam Walter
mwalter@tiempodesanjuan.com


Ana María Melvin

-Quién es

Es ingeniera agrimensora. Trabajaba para la Fiscalía de Estado. Hizo varias de las cotizaciones de los terrenos expropiados que hoy están en la mira de la Justicia, como los de Cuesta del Viento. Una investigación de Tiempo de San Juan muestra cómo se siguieron diferentes criterios en la fijación de precios, incluso el mismo año de mensura. Está enfrentada con la jueza Myriam Bettio, quien resolvió sobre el caso expropiaciones y ahora está jubilada, porque la magistrada asegura que Melvin le dijo que su peritaje se hizo bajo presión de Santiago Graffigna y de Pedro Quiroga, el primero era abogado de algunos dueños de terrenos y el segundo fue fiscal de Estado (hoy fallecido) y la ingeniera asegura que nunca lo dijo, por eso inició una querella contra Bettio. Se presentó días atrás ante la jueza María Inés Rosellot que lleva el caso a dar testimonio informativo.
  

“Yo soy un perejil en esto”

-¿Por qué el cambio de criterio en expropiaciones que se hicieron el mismo año, como los casos de Caballero y Díaz?
 -La fórmula matemática la tiene la doctora Rosellot y está explicada en el expediente de la doctora Bettio. Eso es lo que estoy usando para la querella.

-Pero hay un cambio importante ¿por qué?
-Cuando nosotros tenemos menos de una hectárea no podemos cotizar por hectárea, tenemos que cotizar por metro cuadrado, eso está todo en el expediente de las declaraciones a la doctora Rosellot.

-¿Es un criterio suyo o quién lo fija?
-No, no, eso lo establecen los métodos de evaluación, el Tribunal de Tasaciones de la Nación y lo aplica el Tribunal de Tasaciones de acá de la provincia también y yo me tengo que ajustar a las cosas.

-¿Para el caso Díaz qué criterio usó? ¿El del m2 del mercado?
-No, el de mercado no, yo tomé los 1.600 pesos por hectárea de referencia y lo dividí en metros cuadrados. ¿Cuál ha sido mi error? Que dividido tendría que haberme dado 0,16 y yo apliqué 1,6. La fórmula tiene una serie de coeficientes por ubicación, por frente y fondo, por todas esas cosas, que después por actualizaciones eso se arregla y se lleva a un valor, porque si no estaríamos haciendo como los martilleros, dividiendo el metro cuadrado por la superficie y eso no es así, hay que aplicar otros coeficientes. Yo arreglo con los coeficientes y llego a 0,19, ese es el valor que adopta la doctora Bettio, esa es la sentencia que saca y yo he usado ese criterio de Pedro Díaz en muchos expedientes. Jamás volví al precio que yo puse ahí sino a esos valores, porque estaba equivocada y lo reconocí y entonces eso de Pedro Díaz y Caballero lo he aplicado  en todo lo otro, cuando me decían que tasara en hectárea o metro cuadrado.

-¿Cómo que se equivocó?
-Si usted tiene a 1.660 pesos la hectárea, tiene que dividirlo en 10 mil que es el equivalente en m2, entonces ahí se obtiene el valor del metro cuadrado y se le aplican todos los coeficientes. Si usted está partiendo mal, de 1,6, por supuesto que sale mal el resultado, pero no me lo hubiera admitido la doctora Bettio si no fuera una explicación matemática lógica.

-Pero usted luego vuelve a aplicar los 1.660 pesos por hectárea, en los casos Hoel, del Castillo…
-Justamente, cuando son por hectárea se aplica por hectárea y cuando es m2 se aplica m2. Además, yo soy un perejil en esto, nada más. Yo no puedo ni subir ni inflar ni nada, ni se me tiene en cuenta mi pericia, porque yo presento mi pericia al Tribunal de Tasaciones y el Tribunal de Tasaciones elabora su propia pericia y está la pericia de la otra parte,  y se va a votación en un plenario. Normalmente se va al juez lo que gana por votación, como alguna vez donde yo tasé un poco más alto como en algunos casos que me he equivocado y que el Tribunal determinaba mucho menos, yo votaba por la menor, está en todas las actas, por la menor, protegiendo a la provincia.

-¿Y eso de las presiones de Graffigna y Quiroga usted sigue sosteniendo que se lo inventó la jueza Bettio?
-Pero por supuesto, por eso la estoy querellando.

-¿Ya inició la querella? ¿Cuándo?
-Sí, pero no quiero hablar más. A mí me parece que desde el lugar donde se han estado dando todos esos datos equivocados, que les sigan dando. Ellos están dirigiendo la información, yo estoy tranquila porque yo he presentando toda la documentación, no son dichos los míos, en el informativo está toda la documentación que respalda todas las notas presentadas al Tribunal de Tasaciones, todas las que he presentado a Fiscalía de Estado, los métodos, todo, o sea que yo de aquí en adelante creo en haber cumplido en aclarar las cosas. Lo que se haga con eso, queda a criterio de los que están.

-¿Usted cree que corresponde un careo con  la jueza Bettio?
-Me gustaría para poderla acogotar. Si ella se está contradiciendo, ¿por qué no pide usted el expediente de Díaz y ve todo lo que dice en el expediente que se contradice con los dichos de la doctora Bettio y que avalan todo lo que yo he dicho?

-El ex fiscal de Estado Mario Díaz avala al perito Nievas que dijo a Rosellot que usted tenía un arreglo para tasar los terrenos a gusto…
-Ah, ¿y yo soy tan estúpida que teniendo un arreglo voy a ir a decírselo? Le voy a dejar una inquietud antes de cortarle. Piense realmente si no están chapoteando en el barro y no quieren salpicar a otro para sacarse el lazo de encima. Les ha salido mal.

-¿Usted lo dice por el ex fiscal Mario Díaz?
-Exactamente
-Y qué sabe usted de él, porque dijo que tenía más elementos para aportarle a la causa…
-No voy a decirle más señorita, por demás le he dicho ya.

-Pero ¿qué idea tiene usted de cómo funcionaba esta organización más allá de su participación?
-Se la he descripto la trayectoria del principio al fin a la doctora Rosellot, tiene más de un elemento para buscar la verdad ella, pero escritos, no dichos por mí.

-¿Para usted la máxima responsabilidad cae sobre organismos como el Tribunal de Tasaciones o Fiscalía de Estado que sobre los abogados?
-Le aclaro que la pericia mía y la de la otra parte no es vinculante para el juez, al juez en algunos casos no le ha gustado ninguna de las tres pericias, ha buscado pericias por otro lado y ha tasado, fijado precios mucho más altos que los del Tribunal de Tasaciones y que los peritos de ambas partes y todo. No es vinculante, nosotros somos auxiliares de Justicia, si le gusta lo agarra y si no le gusta lo deja.

-¿En la mayoría de los casos de cotizaciones disparadas entonces piensa que fue responsabilidad del juez y de los abogados?
-No, no, no, yo no digo nada, que cada uno saque sus conclusiones. Yo digo nada más  cuál ha sido mi actuación.

-Pero en la mayoría de los casos que usted tuvo que tasar, ¿su criterio fue tomado en cuenta o no?
-No, porque yo perdía las votaciones 6 a 1.

-¿Y usted cree que perdía porque ya había algún arreglo con alguna otra de las partes?
-No le digo más nada, no le digo más nada. Ya le he dado varias pautas para que usted averigüe. Yo toda la documentación se la he dejado a la señora jueza, le he dejado 23 fojas.

-¿Tiene miedo de que la llamen a indagatoria o está tranquila?
-No, mire me pueden llamar a indagatoria o a lo que quieran, estoy tan tranquila y tengo tanto para probar que no tengo nada que ver… yo no sé si están apurando los términos y quieren buscar cualquier chivo expiatorio   pero conmigo si creían que era un pollito que se lo van a comer vuelta y vuelta están equivocados. Tengo una trayectoria como profesional de 37 años soy conocida en todos lados porque soy una profesional responsable. Y ha elegido mal al pato que se iban a comer.

-Veo que usted tiene la hipótesis de que existe esta organización más allá de que usted dice que no está vinculada…
-Por supuesto.

-¿Y usted puede aportar otros datos a la causa sobre las responsabilidades?
-Yo creo que con todo lo que le he dado a la jueza tienen cosas para investigar.

-¿Para usted deberían caer presos varios funcionarios?
-Por supuesto, pero ¿cómo hacemos? tenemos que quitar fueros, tenemos que hacer un montón de cosas.

-También se dice que faltan hojas en los expedientes sobre la fecha de desposesión, ¿usted sabe algo de eso?
-Sí, sí, sí…

-¿Le consta que se arrancaron?
-Mire señorita, hasta aquí nada más. A quién yo le tenía que decir le dije, quien tiene que buscar la verdad es la Justicia y ya se lo dije, ellos sabrán qué hacer.

-----------------------------------

Mario Díaz

-Quién es

Fue fiscal de Estado de la provincia desde 2004 hasta febrero de 2011, cuando renunció repentinamente y fue reemplazado por Guillermo de Sanctis. Díaz estuvo cuando explotó el escándalo de las expropiaciones y se inició el sumario interno sobre abogados de Fiscalía, investigación que dio lugar a la denuncia penal de Gobierno, donde Díaz puso al Estado como parte querellante. Es esposo de Myriam Bettio, ex jueza, quien tuvo hace unos años que resolver sobre el caso expropiaciones.

“Yo estoy muy tranquilo”

-Ana María Melvin habla del rol de Fiscalía de Estado, de usted en particular y sugiere que la quieren salpicar en irregularidades con las expropiaciones, ¿qué le responde?
-Con  la ingeniera Melvin no hubo ninguna animosidad. Sino que desde las actuaciones sumariales nos hemos ido dando cuenta de la actuación de cada uno en una serie de procesos y eso es lo que precisamente se investiga en sede penal. Puede consultar con cualquier fuente en Fiscalía de Estado y siempre el fiscal tenía un trato adecuado con  personal profesional como no profesional, razón por la cual si ella dijo eso, lo desmiento totalmente.

-Ella sugiere irregularidades en las expropiaciones no sólo de parte suya sino también de colegas de ella como el ingeniero Nievas…
 -Los peritos, especialmente el señor Nievas y Martínez de Fiscalía de Estado y el ingeniero Quiroga fueron profesionales idóneos y si ella me endilga alguna situación tendrá alguna prueba.

-¿Cómo fue el rol del abogado cesanteado de Fiscalía, Norberto Baistrocchi?
-La conducta de Baistrocchi fue analizada a través del sumario del Poder Ejecutivo y a raíz de esos cargos se terminó con la cesantía. Se tuvo en cuenta la mayoría de los expedientes que estuvieron a su cargo. Carelli era el jefe del área de Expropiaciones y fue suspendido 15 días.

-¿Con ese sumario interno se pudo comprobar que había una organización que inflaba los precios para el que el Estado pague más?
-Ahí se analizó la conducta de los miembros de la Fiscalía de Estado y sirvió de base para que  Lima formulara la denuncia en la Justicia Penal, sobre la cual yo me hice parte querellante. Yo amplié esa denuncia y solicité una cautelar para que se ordenara  la paralización de los pagos de los juicios que estaban en curso donde había condena.

-¿Usted está tranquilo sobre su accionar?
-Cualquier descargo será formulado en sede judicial, no tengo nada que decir no sé qué pruebas tiene que me involucren pero yo estoy muy tranquilo, porque se ha trabajado en equipo y todo está registrado.
-Melvin querella a su esposa que es la jueza del caso y le achaca un rol dudoso a usted, hablando de su vínculo…
-Lo que dijo mi señora esposa habla de cosas que pasaron frente a su juzgado que no tuvieron nada que ver con el manejo que yo tenía de la Fiscalía.

-Por todo lo que vio cuando era fiscal de Estado ¿se puede hablar de una organización que infla los precios?
-En su momento cuando era fiscal consideré que esto no podía ser generado por una o dos personas, consideré que tendrían que haber intervenido más  personas. Por eso solicité en su momento que se analizara la conducta de otros funcionarios ajenos a Fiscalía de Estado y de algunos señores jueces que fueron los que dictaron una serie de sentencias que condenaron a pagar sumas exorbitantes a la provincia. Fueron jueces  de primera instancia no quiero nombrarlos.

-¿Encontró pruebas?
-No. Yo dije que en base a los elementos que surgían del sumario más otros elementos que podían ser analizados de las actuaciones tenían que analizarse la conducta de algunos jueces sino de otras personas, no atacar sino analizar. Y cuando hablo de funcionarios ajenos a la Fiscalía considero que también debía analizarse la de funcionarios del Tribunal de Tasaciones.

-¿Su renuncia tuvo que ver con la sospecha que le endilgan desde algunos sectores?
-Todo tiene que ver con todo, pero esta situación fue uno de los motivos para presentar mi renuncia en virtud de lo complicado, estresante que se presentaba.

-¿Usted le da la derecha al ingeniero Nievas sobre sus dichos ante la Justicia de que Melvin tenía un arreglo para hacer las tasaciones?
-El ingeniero Nievas y Martínez, esos profesionales me merecen la más alta consideración. Creo que si ellos han hablado de una situación que implique a la ingeniera Melvin, creo que debe ser verdad.

-¿No se lo había contado Nievas?
-No lo recuerdo, le diría que no. Indudablemente es un dato para recordar. Había una usina de rumores pero cuando pedía por escrito no aparecía nadie.

Comentarios