Movida en el tribunal de cuentas

Javier Ruíz corre con ventaja

Con la renuncia del primer vocal del Tribunal de Cuentas, Pedro Belenguer, se abrió la carrera por un cargo suculento, que tiene 3 nombres en danza. Al diputado santaluceño fuentes gubernamentales lo dan con más chances. Por Miriam Walter.
martes, 20 de marzo de 2012 · 11:58

Por Miriam Walter
mwalter@tiempodesanjuan.com

De los tres nombres que suenan por estos días para ocupar el apetecible cargo de primer vocal del Tribunal de Cuentas que dejó libre Pedro Belenguer por renuncia, hay uno que fuentes gubernamentales dan con más chance de quedarse con el puesto. El trío de los que podrían ser lo integran el ministro de Hacienda, Aldo Molina, el asesor gubernamental y ex funcionario escobarista Ricardo Luque, y el diputado por Santa Lucía, Javier Ruíz. El santaluceño suena con más chances, dijeron las fuentes.
A Ruíz por estos días, cuentan sus allegados, le arde el teléfono con llamados de gente del Tribunal de Cuentas y de la Contaduría General, queriendo saber si es él el elegido, pero no hay confirmaciones.
El particular estilo del gobernador de avisar a última hora al propio nominado que lo está, hace suponer que no se sabrá quién será el vocal hasta horas antes de que entre la propuesta a la Cámara de Diputados. Otra constante en el accionar del gobernador con los cargos en juego es no darles cabida a los que se anotan de antemano, para evitar especulaciones e internas que entorpezcan la gestión gubernamental. Aseguran en  Gobierno que pese a que hay muchos interesados, nadie se anima a hacer lobby ante Gioja para obtener la designación.
Si le preguntan a Ruíz dice que no sabe nada, que nadie le ha dicho ni una palabra en Casa de Gobierno. Pero reconoce felicidad de estar en el pelotón de los que suena. De hecho, para cualquiera es un cargo muy interesante, sólo se exige ser contador para un puesto vitalicio que cuenta con el mismo sueldo que un juez y que significa un espacio de poder clave en el organismo que controla las cuentas de las reparticiones públicas de la provincia.
A Ruíz le juega a favor, según las fuentes, que es una persona joven y podría quedarse en el cargo por mucho tiempo y desarrollar un perfil en esa función con una mirada más fresca, en contraposición con el sexagenario Belenguer  que se fue considerando que ya había "cumplido un ciclo" y desanimado por las internas entre los cinco miembros del organismo de control.
Al santaluceño le juega en contra que en las últimas elecciones no jugó en equipo con Aníbal Fuentes, quien perdió en las urnas dejándole el trono comunal al basualdista Marcelo Orrego. Sin embargo, Ruíz obtuvo la banca. En Casa de Gobierno lo miran con recelo desde entonces pero aseguran que esta jugada política no lo condena a quedarse fuera de la consideración del Gobernador, porque cuenta con la estima de este último por muchos otros actos de militancia y alineamiento del legislador.
Como factores externos a Ruíz, le juegan a favor que es muy poco probable que Gioja mueva piezas del gabinete en este momento, y menos en Hacienda, que es una de las carteras más sensibles para la gestión. Así, a Molina se le achican las chances de ser nominado como vocal del Tribunal de Cuentas. A Luque, según las fuentes, lo ven como un profesional muy capaz y con mucha sapiencia producto de sus años al lado de Jorge Escobar, luego en asesorías privadas, y actualmente es bien considerado en el círculo de colaboradores cercanos al Gobernador desde su función de asesor. Sin embargo, dentro del trío es el que más alejado ha estado de Gioja estos años y como el puesto en el Tribunal se considera un "premio", no le otorgan muchas posibilidades de ser tocado por el dedo G, y hasta se evalúa que podría no interesarle a Luque el cargo.
Lo que sí es una fija es que Gioja elegirá alguien del riñón para el puesto en el organismo de control, alguien que no le dé dolores de cabeza y que lo merezca, dijeron las fuentes. También se evalúa que no hay apuro para que se produzca el recambio ya, por lo que hay más posibilidades que se dé la entrada del proyecto y su tratamiento en Diputados en sesiones ordinarias, es decir, después del inicio del ciclo en abril, y no este mes en extraordinaria. Para designar al primer vocal sólo se requiere que el nominado por el Gobernador obtenga apoyo con mayoría simple en la Cámara, donde el giojismo tiene número suficiente para convertir cualquier proyecto en ley.

Más info
-El Tribunal de Cuentas es un organismo constitucional, está integrado por un Presidente y un Vicepresidente, los que deben reunir las condiciones requeridas para ser miembro de la Corte de Justicia y tres vocales con título universitario habilitante en materia contable, económica, financiera o administrativa, inscriptos en la respectiva matrícula, con ciudadanía en ejercicio, veinticinco años de edad y que tengan al menos cinco años de efectivo ejercicio profesional o desempeño de cargo que requiera tal condición.
-Los miembros del Tribunal de Cuentas son elegidos de la siguiente manera: el Presidente, el Vicepresidente, y uno de los Vocales (el primero, cargo que está en juego en este caso) por la Cámara de Diputados a propuesta del Poder Ejecutivo, conservando sus cargos mientras dure su buena conducta y cumplan las obligaciones legales conforme a las disposiciones de la Constitución de San Juan. Los dos Vocales restantes, por la Cámara de Diputados a propuesta de uno por cada bloque de los partidos que hubieran obtenido representación en ese cuerpo en orden subsiguiente al partido mayoritario, durando en sus cargos el mismo período que los diputados, pudiendo ser reelectos. En el caso de resultar una sola minoría, ésta propondrá los dos Vocales.

Organismo con roces
Pocos días antes de renunciar (se fue el 28 de febrero), Pedro Belenguer le anticipó a Tiempo de San Juan que dejaría el cargo de primer vocal del Tribunal de Cuentas, que ocupaba desde febrero de 2004, porque creí que había cumplido una etapa, considerando su avanzada edad. Pero también confesó no sentirse "motivado" dentro del organismo de control, cuya capacidad de acción fue limitada por diferentes resoluciones de la Corte de Justicia y de la Cámara de Diputados local y es un ámbito que no goza de buena convivencia entre sus miembros.
El presidente del Tribunal, Isaac Abecasis, quien también ingresó en febrero de 2004 nominado por José Luis Gioja, en declaraciones a Tiempo de San Juan tampoco descartó renunciar, en el mismo marco político que Belenguer, al decir que hoy no se va pero que mañana no sabe y dedicar quejas por la limitación de funciones del organismo y las internas.

Comentarios