Senador Sanjuanino

Para Godoy, el cambio en la carta del BCRA, fomentará las inversiones

El senador sanjuanino, Ruperto Godoy, resaltó la importancia de reformar la carta orgánica del Banco Central de la República Argentina y la ley de convertibilidad. "Se trata de un cambio de paradigma en el rol del Central", señaló el legislador.
lunes, 19 de marzo de 2012 · 19:49

El Senador del Frente para la Victoria por San Juan, Ruperto Godoy, resaltó la importancia de reformar la Carta Orgánica del Banco Central. “Se trata de un cambio deparadigma en el rol que el Central ha venido cumpliendo en la economía argentina”, planteó el legislador.

El sanjuanino sostuvo que “de aprobarse esta reforma, el Central podrá regular las condiciones crediticias y fundamentalmente orientar el destino de los créditos con el fin de promover un mayor acceso y fomentar inversiones en la economía real”.

“Estamos superando finalmente la visión impuesta durante el modelo de convertibilidad que limitaba al Banco Central a garantizar la estabilidadmonetaria”, apuntó el vicepresidente de la Comisión de Economía e Inversión del Senado.

Godoy explicó que “con el modelo actual, basado en el crecimiento de las potencialidades productivas, resulta indispensable discutir una nueva institucionalidad que permita complementar la función de preservar la estabilidad monetaria con la estabilidad financiera, el empleo y el desarrollo económico con equidad”.

En este sentido, “estamos frente a la posibilidad histórica de cerrar la brecha entre la esfera monetaria y cambiaria y el devenir de la economía real”, remarcó el Senador.

En relación a la posibilidad de que el Central utilice reservas de libre disponibilidad para cancelar obligaciones contraídas con organismos financieros internacionales o deuda externa oficial bilateral, Godoy aclaró: “ha quedado demostrado durante la crisis del 2001 que la relación rígida entre la base monetaria y la cantidad de reservas internacionales no garantiza la estabilidad del sistema monetario. En un régimen con tipo de cambio fluctuante pero controlado como el nuestro, esa rigidez se torna innecesaria, permitiendo que la autoridad monetaria pueda redefinir los límites de reservas requeridos y que la diferencia de divisas pueda ser utilizada para cumplir con los compromisos de pago sin tener que recurrir a financiamiento externo”.

Comentarios