UNSJ

Las alianzas ¿terminarán en matrimonio?

Operaciones a la orden del día, actores inesperados que aparecen en escena y calculadoras para contar hasta la última voluntad: todo vale para ganar la carrera hacia el Rectorado y los Decanatos, cuando recién arranca el calendario electoral.
domingo, 18 de marzo de 2012 · 15:07

Por Susana Roldán

Cuando faltan dos meses para la presentación de listas de candidatos en la UNSJ, las alianzas y coqueteos recalientan la cuenta regresiva. Y mientras algunos candidatos a decano de facultad empiezan a contar los votos, entre los que compiten por el Rectorado la contienda se focaliza en identificar para qué lado irían los votos de quien resulte tercero, en caso de que haya segunda vuelta. Así las cosas, podría darse una paradoja en la línea de llegada: que quien resulte en tercer lugar, sea quien en definitiva incline la balanza para uno de los dos que lleguen primero.

Si las últimas encuestas (huérfanas de padre y madre, por cierto) no mienten, la primera vuelta terminaría con Oscar Nasisi y Nelly Filippa compartiendo el podio. Pero como para empezar a festejar debe quedar sólo uno, ambos tendrán que mirar muy bien a quien venga en el escalón siguiente, que según esta especulación sería el actual decano de Ciencias

Exactas, Físicas y Naturales, Rodolfo Bloch. Y aquí aparece otra paradoja: los votos de Bloch ¿irán en manso rebaño hacia Nelly Filippa? Algunos dicen que sí, que el propio Kuchen –con su habitual tono conciliador- se encargará de arengar a las huestes para mantener unida a la familia. Otros, en cambio, sostienen que ni siquiera el propio Bloch (quien tuvo que sostener su candidatura a capa y espada y soportar que el kuchenismo le diera la espalda, después de haberlo promocionado como el sucesor del grupo) votaría a Filippa. Si esto es así, claramente el kuchenismo se enfrentará a una elección dentro de la elección, una especie de interna abierta en la que quedará finalmente demostrado si pesa más la pretendida unión familiar o el respeto de las promesas hechas.

Aquí entonces lo que queda por analizar es quién apoya a la vicerrectora. En los pasillos del Complejo Universitario Islas Malvinas, donde se ubican tres facultades (Sociales, Exactas y Arquitectura) se comenta que su acercamiento con un sector nacional del kirchnerismo le está trayendo serios problemas con Franja Morada, sobre todo en la FACSO y entre los docentes “anti K”. Este mismo acercamiento pone a los universitarios manifiestamente antimineros y antigiojistas en la disyuntiva de tener que votar a Bloch, pero ¿para dónde irán sus votos, si hay segunda vuelta? Por otra parte, el propio Bloch tiene problemas en su facultad, ya que los números no terminan de cerrarle.

Entonces ¿podría ocurrir que los votos de Bloch vayan finalmente a engrosar la cosecha de Oscar Nasisi? Cada vez son más los que creen que sí. En la facultad de Ingeniería, Nelly Filippa no tiene candidato, aunque todavía se especula con que puedan convencer a Cristina Deiana, actual secretaria académica, de aceptar ir a dar pelea. En Filosofía, el candidato más fuerte es Juan José Olguín, más cerca de Nasisi que de Filippa. En Sociales, ya se sabe que Ricardo Coca tiene muchas posibilidades de ser reelecto y que su apoyo es para el actual decano de
Ingeniería. Y en Arquitectura, cada vez son más los que se animan a decir que “ya es hora de un cambio”, una expresión que le abre posibilidades a Roberto “Duro” Gómez y  le cierra la puerta a la reelección al decano Guillermo Rodríguez, el único apoyo explícito que tiene Filippa.

Hay otro dato: en el estamento PAU, que reúne a los no docentes universitarios, cada vez es más fuerte la versión de que el gremio APUNSJ apoyará a Nasisi y no a Filippa. De confirmarse, la decisión del gremio es una jugada muy audaz, ya que todavía tiene pendiente con la vicerrectora y con el rector Kuchen, una discusión por remanentes salariales. Así y todo, los muchachos no docentes ( que como ellos mismos dicen, “se vuelven rubios y de ojos azules solo en épocas preelectorales, porque el resto del tiempo siguen siendo mirados como negritos de m……)  parecen más inclinados a darle sus votos a Nasisi que a la actual vicerrectora.

Por el lado de los estudiantes, la cosa está que arde. Mientras algunos, muy obedientes, se encolumnan detrás de agrupaciones de docentes, otros esperan a que escampe la tormenta y se aclare el panorama: no sea cosa que terminen perdiendo, además de los cargos de consejeros directivos y superiores, los Centros de Estudiantes, verdaderos cotos de poder en cada facultad.

Comentarios