martes 21 de mayo 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Picada mortal

Por qué le imputaron el delito más grave posible al menor que atropelló y mató a Lucía

Tiempo de San Juan consultó con un experto en leyes, quien interpretó los argumentos de la jueza para achacarle una inusual calificación, ya que en los siniestros viales con consecuencias fatales la imputación es homicidio culposo.

Por Luz Ochoa

La causa que investiga la picada mortal, que se cobró la vida de Lucía Rubiño Montilla, estremece a los sanjuaninos y mantiene a la opinión pública pendiente de su desarrollo, por lo que la imputación contra el menor que fue detenido resulta toda una novedad. Es que la jueza María Julia Camus lo imputó por un delito más grave del que se esperaba y ello significa que, en caso de ser condenado, la pena sería todavía mayor.

Usualmente, los siniestros viales con consecuencias fatales son encuadrados en la figura de homicidio culposo. Sin embargo, el hecho que investiga la Justicia de Menores fue enmarcado en homicidio simple, con dolo eventual. Para saber por qué lo hizo, Tiempo de San Juan le consultó a un experto en leyes, que interpretó los argumentos que llevaron a la magistrado a imputarlo por el delito más grave posible.

El especialista explicó que en el Derecho Penal la tipicidad subjetiva separa los hechos entre dolosos y culposos. A su vez, los hechos dolosos se dividen en dolo directo y dolo eventual. En este último se posicionó la causa que tiene por el momento a un único sospechoso, aprehendido en el Instituto Nazario Benavídez.

El dolo se aplica cuando la autoridad judicial entiende que hubo intención y voluntad, como puede ser el asesinato con un arma de fuego de alguien que dispara a quemarropa. Sin embargo, el dolo eventual -el que figura en el expediente de la picada mortal- refiere a que quien lo comete no tenía la intención de hacerlo, pero tiene la conciencia que puede suceder.

Acorde detalló el abogado penalista que compartió sus conocimientos, cuya identidad prefirió que fuera resguardada, en el dolo eventual la intención y la voluntad no son las mismas, aunque sí hay un desprecio por el resultado de una acción, en otras palabras, no se miden las consecuencias.

En ese contexto, se puede interpretar que para la jueza Camus el menor de 17 años, que embistió y le arrebató la vida a la adolescente de 16 años, al realizar maniobras peligrosas con su auto no pensó en las consecuencias. Si bien no tuvo intenciones de matar a nadie, debió haber pensado que correr una picada -tal como lo aseguraron fuentes judiciales- podía tener consecuencias mortales.

En su opinión personal, el experto consultado manifestó que la calificación achacada representa más una respuesta a la sociedad que pide justicia, que una medida acertada. La imputación que más se ajustaría, según su postura, sería la de homicidio culposo, tal como ocurre con la mayoría de los siniestros de similares características.

"Lo culposo supone obrar más allá del riesgo permitido, cuando no se observa el deber de cuidado, en este caso, cuando el chico en cuestión incumplió las normas de tránsito", destacó y agregó: "Conducir es un riesgo, sin embargo, hay leyes que están fijadas para reducir ese riesgo. Es por eso que manejar de forma imprudente es ir más allá de las normativas establecidas, el ilícito se produce cuando se va más allá del riesgo permitido. Por eso creo que encuadra más el homicidio culposo".

Si bien es cierto que el homicidio culposo prevé una pena menor que un homicidio con dolo eventual, la solución al pedido de justicia para los familiares de Lucía, acorde apuntó el especialista, es que se eleve el monto de la pena del homicidio culposo. "De todas formas, eso es un cambio de base que habría que hacer en el Código Penal", recalcó.

Frente a las presunciones que sostienen que la picada mortal pudiera ser considerada un homicidio preterintencional, el abogado que analizó la situación descartó la posibilidad y aseveró que esa figura aplica cuando existe intención de daño, pero no de causar la muerte.

Por el momento, la causa está en manos del juez de Garantías Alberto Caballero, que subroga el Segundo Juzgado Penal de la Niñez y Adolescencia, tras la licencia que se tomó la jueza por motivos personales. Las testimoniales de los menores implicados ya fueron fijadas y las declaraciones de los vecinos del barrio de Profesionales se siguen tomando.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
Su mamá no la quería, de igual forma se fue a vivir con ella y su padrastro la violó. Imagen ilustrativa

Las Más Leídas

Video: el oeste de San Juan, cubierto de nieve
El imputado. Este es Pablo Andrés Tello, el último detenido.
Lucía Rubiño: un video, chats y nombres propios, las pruebas que harían caer una acusación contra el hijo del juez federal
Ante la crisis, comerciantes sanjuaninos aseguraron que recomiendan abrir los locales este sábado, feriado nacional por ser 25 de mayo.
Foto gentileza.

Te Puede Interesar