miércoles 7 de diciembre 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Decisión de la Corte

Iniciaron sumarios para los tres funcionarios judiciales sospechados de tráfico de influencias y armados de causas

Son Juan Pablo Ortega, Belén Rodríguez y Claudia Elizondo.

Por Redacción Tiempo de San Juan 18 de agosto de 2022 - 20:44

Juan Pablo Ortega, el excoordinador del Colegio de Jueces, junto su esposa y otra funcionaria de la Unidad Conclusiva de Causas empezarán a ser investigadas internamente dentro del Poder Judicial. La Corte decidió avanzar contra ellos tres días por el escándalo del presunto armado de causas en ese juzgado residual y después de que el Ministerio Público Fiscal les imputara formalmente los delitos de tráfico de influencia, asociación ilícita y falta a los deberes de funcionario público.

Esto sucede después de la publicación de Tiempo de San Juan que dio cuenta que en Tierra de Fuego separaron del cargo a un funcionario judicial acusado de violencia de género, mientras que aquí en San Juan, el Poder Judicial, sostenía en sus puestos a dos funcionarios polémicos como Juan Pablo Ortega y Mario Parisí y solo los trasladó.

La prueba está que en las últimas horas se supo que Elizondo y Rodríguez fueron trasladadas de la Unidad Conclusiva de Causas. A la primera la llevaron al Ministerio Público de la Defensa y a la otra funcionaria ahora se encuentra en el Segundo Juzgado de Niñez y Adolescencia, a cargo de Margarita Camus. Ortega en principio fue trasladado a la Segunda Circunscripción Judicial con asiento en Jáchal, pero después pasó a los Archivos del Poder Judicial. Actualmente está de licencia médica.

Juan Pablo Ortega ya viene sumando hechos que lo pusieron en el centro de la polémica. En diciembre último fue imputado e investigado por encubrimiento en el marco de la causa contra Mario Parisí, otro funcionario que también está en la picota. En ese caso, Parisí está acusado de golpear a su pareja y Ortega fue imputado de intentar convencer a la víctima para que cambiara su declaración y así favorecer al primero. Lo cierto es que Ortega logró zafar, dado que le dictaron el sobreseimiento dada su amistad íntima con el acusado.

El último escándalo que envuelve a Juan Pablo Ortega es por el presunto armado de expedientes en la Unidad Conclusiva de Causas. Lo señalan como el cabecilla de una asociación ilícita en la que también participaba su esposa María Belén Ceferina Rodríguez y su supuesta amiga Claudia Elizondo -la prosecretaria y la secretaria, respectivamente, de esa juzgado residual- y la abogada Sandra Cozzi.

Los fiscales Francisco Micheltorena y Adrián Riveros, de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos Especiales, sospechan que Juan Pablo Ortega aprovechaba esa relación con su mujer y Elizondo para influenciar y direccionar causas judiciales que se tramitaban en el Unidad Conclusiva de Causas. En esa trama supuestamente también participaba la abogada Sandra Cozzi, quien recibía escritos y sugerencias del funcionario judicial, según la imputación.

Uno de esos casos es el de un hombre que fue denunciado por su exmujer por el presunto abuso de su hija. La Fiscalía constató que la denunciante tenía estrecho vínculo con Ortega y coincidentemente su abogada era Cozzi. También hay indicios, eso es lo que sostiene la UFI de Delitos Especiales, que Rodríguez y Elizondo trataron de mover ese expediente para perjudicar al papá de la niña y procesarlo por un delito sexual.

Esto, a pesar de que un informe pericial señalaba que la niña no presentaba signos de abuso sexual. Hasta buscaron designar a otra perito para refutar ese primer informe. Lo cierto es que el juez Eduardo Raed finalmente dictó la falta de mérito en favor del padre de la menor, entendiendo que no había pruebas suficientes para endilgarle un delito. Tras esa resolución, el hombre pidió copia del expediente, ahí notó las irregularidades y la supuesta intervención irregular de las funcionarias judiciales Elizondo y Rodríguez, la abogada Cozzi y hasta de Ortega, que trabajaba como coordinador del Colegio de Jueces. Fue así que decidió denunciarlos penalmente en la UFI de Delitos Especiales y eso disparó la investigación que ahora los tiene en la mira por presuntos armados de causas y tráfico de influencias. Es que dicen que podrían haber actuado de la misma forma en otras causas.

FUENTE: Recuperó

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
la confesion del femicida de pocito a un amigo: me mande una cagada

Las Más Leídas

Tensión en Concepción: una niña gritando y un supuesto abusador sexual detenido
Personal de la UFI Delitos Especiales trabajando en el caso del obrero muerto en Pocito. 
La confesión del femicida de Pocito a un amigo: Me mande una cagada
Condenaron a Cristina Kirchner a 6 años de cárcel e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos
Las dos docentes cauceteras mostraron en redes su desesperación, varadas en una huella camino a Casas Viejas.

Te Puede Interesar