Intoxicados en Capital

El cóctel mortal de la triple tragedia: la falla en dos artefactos y la falta de ventilación

Esto es lo que generó el accidente fatal del martes último en un departamento de Villa América, según las primeras conclusiones. La autopsia confirmó lo que se sospechaba, que los dos hombres y una mujer murieron por intoxicación con monóxido de carbono.
miércoles, 23 de junio de 2021 · 22:26

Los peritos tienen las primeras conclusiones de qué provocó la triple tragedia en el departamento del barrio Centro Empleados de Comercio, en Villa América. Voceros judiciales confirmaron que detectaron el mal funcionamiento de dos artefactos con quemadores y la falta de ventilación en los ambientes, incluso la chimenea del calefón estaba tapada por un nido. Y que ese fue el peligroso cóctel que derivó en las muertes de una mujer y dos hombres por intoxicación de monóxido de carbono, el martes último.

No estaba en dudas la causa de muerte. Desde un primer momento todo indicó que Laura Azucena Sánchez (50), Antonio Olivencia (29) y Federico Leuzzi (32) habían fallecido por la inhalación de monóxido de carbono dentro del departamento situado en el consorcio de Av Rawson al 425 Norte, tal cual señaló la autopsia.

Fotos de redes sociales. A la izquierda, Federico Leuzzi y a la derecha, Laura Sánzhe y su hijo Antonio Olivenciaa

La primera señal de que algo andaba mal en ese departamento fue la descompostura de Julieta Peña, la pareja Antonio Olivencia. La chica embarazada empezó a sentirse mal el lunes a la noche y su hermana -novia de Leuzzi- la llevó al Hospital Guillermo Rawson. Ahí también llegó Laura Sánchez, que se quedó en el departamento junto a su hijo Antonio y Federico Leuzzi esperando a que las chicas regresaran.

Al rato, en el mismo hospital constataron que la joven embarazada tenía signos de intoxicación con monóxido de carbono. Eso generó preocupación en las chicas, pues sabían que sus parejas y la mamá de uno de ellos se encontraban en el departamento. Entonces los llamaron por teléfono, pero no contestaron. Por eso alertaron a su abuela, que vive en el mismo consorcio, para que vaya a buscarlos. Ya eran 1.30 del martes. La mujer mayor logró entrar y se topó con un escenario tremendo. Leuzzi estaba tendido en el sofá del comedor, Laura Sánchez en la cocina y Olivencia en el baño. Todos muertos.

La investigación a cargos del fiscal Adrián Riveros y los ayudantes fiscales Fabricio Poblete y Victoria Martín, de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos Especiales, trabajaron desde el principio sobre la teoría de la intoxicación por monóxido de carbono. Los cuerpos no presentaban lesiones. Se apuntó al mal funcionamiento de un calefactor, pero faltaba confirmarlo.

La inspección y la pericia de los técnicos de ECOGAS permitió tener más certezas. Fuentes judiciales revelaron los primeros informes confirmaron que el departamento no contaba con rejillas de ventilación y que las puertas y ventanas estaban cerradas. Que la estufa a gas situada en el comedor y el calefón no funcionaban a la perfección, de modo que no hacían una buena combustión y eso generó que el lugar se llenara de monóxido de carbono. Hasta el caño de ventilación del calefón estaba obstruido, dado que en la salida de la chimenea había un nido que tapaba la salida de los gases.

Fue un cóctel peligroso: dos artefactos a gas encendidos, la mala combustión, la acumulación de monóxido de carbono y la falta de ventilación para la circulación de oxígeno. Así, el departamento fue una trampa mortal para las tres personas que no pudieron escapar de la muerte.

Comentarios