En video

Habló el sanjuanino tomado de rehén con su familia: "Mi mujer agarraba con las piernas a mi hija cuando se la llevaban"

Los ladrones querían llevarse unas herramientas de un taller, pero decidieron entrar a una vivienda donde estaba una pareja con su hija de 3 años. Los amordazaron, golpearon y se llevaron 700.000 pesos que ahora la víctima tendrá que devolver a su trabajo en una distribuidora.
martes, 20 de abril de 2021 · 14:22

El pasado martes una familia de Santa Lucía fue víctima de un violento robo donde los atacantes se llevaron más de 700.000 pesos, varias pertenencias personales y le provocaron una seria lesión a uno de los presentes que sufrió una herida cortante en la cabeza. El hecho ocurrió cerca de las 22 horas en una vivienda ubicada sobre calle Santa María, a pocos metros de 25 de Mayo. Ahí se encontraba Julián Gaggi (27) junto a su pareja y su hija de 3 años cuando un grupo de cuatro delincuentes armados irrumpieron a los gritos exigiendo dinero. "Estaba la puerta abierta y se metieron tres tipos al comienzo, uno me pegó con algo en la cabeza y me empezó a salir sangre a chorros y después entró otro más que nos amordazó con un cable", afirmó Gaggi en exclusiva a Tiempo de San Juan. 

 

En esos momentos de desesperación, la madre de la menor intentó tomarla en sus brazos para protegerla, pero uno de los atacantes que tenía el rostro cubierto con una remera quiso aparatarla de ella. "Mi mujer tenía las manos atadas y estaba en el suelo con toda la sangre que yo había perdido y mi hija se le aferraba con las manos en su pecho porque se la querían sacar. Pero ella la sujetaba con las piernas para que no se la sacaran, porque se la querían llevar a otra habitación y no sabíamos que le podía llegar a pasar", sostuvo el joven que trabaja en el reparto de una distribuidora. 

"En eso que revisaban, encontraron parte del dinero que yo tenía que rendirle a mi jefe por el reparto y después cuando revolvieron toda la casa dieron con lo otro que también es de mi trabajo, algo de 700.000 pesos", sostuvo Gaggi. Y agregó que "antes de irse me preguntaron que tenía en el auto y les dije que solo estaba el estéreo que también se lo llevaron". Después cuando pasó el caos, "los ladrones nos dijeron que no intentáramos llamar a la policía porque iban a estar afuera y nos amenazaron con volver y matarnos. Pero cuando pudimos comprobar que ya no había nadie, mi mujer pudo agarrar un cuchillo para que nos soltáramos". Después toda la familia salió hasta la casa de los suegros de la chica, ubicada en el Barrio Rural de Santa Lucía y pudieron contar la terrible pesadilla por la que pasaron y dieron aviso a la policía.  

Cuando llegaron los efectivos realizaron los procedimientos de rutina con la toma de testimonios y la primera recolección de huellas, pero de momento no pudieron encontrar a los responsables. A la par los investigadores notaron que en el mismo terreno donde vive la familia Gaggi hay un taller metalúrgico que aparentemente había sido el blanco inicial de los atacantes. "Parece que ellos querían llevarse las herramientas que había ahí porque estaban todas separadas como para salir con eso, pero vieron la casa con la puerta abierta y se metieron", contó el joven que se lamentó por lo sucedido y ahora tiene que seguir trabajando para devolver el dinero de la recaudación que le robaron.

 

Más de

Comentarios