Crimen de adolescente de Media Agua

Policías sanjuaninos parten a Río Negro a traer al prófugo por una violación y asesinato de 2003

Es recapturado es Jesús Mereles, condenado a perpetua por el crimen de la adolescente Antonia Brizuela en 2003. Estaba prófugo y fue detenido en esa provincia. Dieron con él gracias a una nota de Historias del Crimen de Tiempo de San Juan.
jueves, 15 de abril de 2021 · 22:23

Este miércoles partió la comisión policial sanjuanina que traerá desde Río Negro al hombre que estaba prófugo y era buscado por la violación y asesinato de la adolescente mediagüina Antonia Brizuela, ocurrido en 2003. Es Jesús Mereles, quien escapó de la provincia en 2012 tras ser condenado a prisión perpetua y que fue recapturado el martes último en la ciudad rionegrina de Catriel.

La Policía rionegrina detuvo a Jesús Antonio Mereles a partir de los datos revelados en una nota de Historias del Crimen, publicada en diario Tiempo de San Juan, y después de una investigación que duró dos meses. Mereles es uno de los dos condenados por el brutal crimen de Antonia de los Ángeles Brizuela, de 17 años, la madrugada del 1 de junio de 2003 en Sarmiento. Fue uno, de los al menos tres jóvenes, que la tomó a golpes, la violó y la arrojó viva a un canal en medio de una zona rural de ese departamento.

El primero en caer preso fue Mereles. El otro principal sospechoso, Roberto Menéndez, fugó a los pocos días de ocurrido el asesinato. Mereles estuvo preso y procesado, pero no llegó a juicio, de modo que tuvo que ser liberado al cumplirse los dos años de la prisión preventiva.

Menéndez fue capturado en marzo de 2011. Al año siguiente, a finales de 2012, fue llevado a juicio junto a Mereles -que participó del debate en libertad- en la Sala III de la Cámara en lo Penal y Correccional. En la causa hubo otro involucrado, que nunca fue detenido. Lo cierto es que los dos fueron condenados a prisión perpetua por la violación y asesinato de Antonia Brizuela. En el caso de Menéndez, siguió alojado en el penal de Chimbas para cumplir la pena; no así Mereles que continuó en libertad hasta tanto quedara firme la sentencia. El no perdió el tiempo, sabiendo que tarde o temprano podía volver a la cárcel, optó por darse a la fuga y desapareció de San Juan.

Las versiones indican que se instaló en el poblado rionegrino de Catriel. Gran parte de su familia ya estaba radicada en Río Negro, además creyó que allí pasaría desapercibido. Y así fue, tanto que en 2015 entró a trabajar a la empresa petrolera Medanito S.A. Su vida parecía transcurrir con total normalidad, formó pareja y se hizo de amigos en ese pueblo.

A principio de este año, los policías del Cuerpo de Investigación Judicial de Cipolletti leyeron la nota “La violación y asesinato de Antonia: un condenado, un prófugo y un tercero que zafó”, publicada en Tiempo de San Juan en julio de 2019, y surgió la sospecha de que Mereles andaba por Río Negro. Cruzaron datos con la Policía sanjuanina y en febrero se abocaron a hacer averiguaciones.

Los investigadores rionegrinos descubrieron que un sanjuanino de apellido Mereles vivía en Catriel. Fue un trabajo paciente que duró dos meses, hasta que confirmaron que era el mismo que buscaban en San Juan por el caso Antonia Brizuela y pesaba sobre él un pedido de captura. El martes último hicieron vigilancia y lo interceptaron sobre calle Las Alajas en Catriel. “¿Vos sos Mereles?”, le dijeron. Y el prófugo, que aparentemente ya sabía que lo venían siguiendo, asintió resignado y se entregó sin oponer resistencia. Lo atraparon frente a su casa. Hasta su actual pareja salió e intentó calmarlo, pero Mereles le dijo: “vos ya sabes. Sé feliz”, contó un efectivo que actuó en el procedimiento. Es que sabía que había llegado su fin y lo traerían a San Juan.

Los policías del Cuerpo de Investigación Judicial de Cipolletti comunicaron a la Policía de San Juan y al juez Maximiliano Blejman, que ahora preside la Sala II de la Cámara Penal y Correccional, sobre la detención de Mereles. El magistrado confirmó que Jesús Mereles tiene una condena a prisión perpetua y solicitó a la jueza de garantías de turno de Cipolletti el traslado del ahora detenido a San Juan.

Esto podría concretarse este viernes o sábado. Una comisión de policías sanjuaninos de la sección Robos y Hurtos salió este jueves desde la Central de Policía rumbo a Río Negro para traer al condenado por la violación y asesinato de Antonio Brizuela.

Comentarios