Investigación judicial

Un jubilado preso acusado de amenazar y acosar a una vecina de Marquesado

Ya tenía una prohibición de acercamiento a la mujer. Lo que sostendría el hombre es que la mujer fue una pareja ocasional y que lo denunció porque no quiere pegarle una deuda de dinero.
martes, 23 de febrero de 2021 · 23:03

Detuvieron a un jubilado de 70 años, acusado de amenazar de muerte y acosar sexualmente a una vecina suya de la zona de Marquesado, Rivadavia. La mujer hasta lo acusa de obligarla a sacarse fotos desnuda. El hombre habría dicho que tuvieron un amorío y que ella lo denunció falsamente porque no quiere pagar un dinero que le debe.

Hay versiones cruzadas, pero el que está preso es Eduardo Espinoza (70), revelaron fuentes policiales. Lo detuvieron el 11 de este mes cuando pasaba en auto por la calle Pellegrini, en Marquesado. Fue después de que una mujer de la zona hiciera parar a una patrulla policial y asegurara que este hombre la amenazó con un cuchillo y se la quiso llevar a la fuerza a la mujer, en medio de propuestas para tener sexo.

Efectivamente, esa tarde apresaron a Espinoza y lo llevaron a la Seccional 30ma de Rivadavia, también le secuestraron un cuchillo y su auto Suzuki. En la comisaría, los policías establecieron que el hombre mayor tenía un pedido de detención por una denuncia hecha en abril por la misma señora y una prohibición de acercamiento.

La señora fue llevada al Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género y denunció que el hombre la venía hostigando y que ese día la amenazó con un cuchillo. Que ya tenía una denuncia anterior, de ahí que un juez ordenó que no se acercara a ella. Además, relató que en otra ocasión la llevó a bajo amenazas a su casa y la obligó a desvestirse para tomarle fotos con el objeto de extorsionarla.

Espinoza quedó imputado, en principio, por los supuestos delitos de amenazas agravada por el uso de un arma blanca y por violar una medida judicial (la restricción), indicaron fuentes judiciales. Los mismos voceros señalaron que el hombre mayor fue indagado este lunes en un juzgado correccional, con la asistencia de la abogada Sandra Leveque como defensora.

En la indagatoria, el jubilado declaró que todo es mentira y que nunca la amenazó. Aseguró que mantuvieron una relación comercial, porque él le vendía leña, y después tuvieron encuentros íntimos, pero no fueron pareja. Contó que luego dejaron de verse porque la mujer no quiso pagarle los 6.000 pesos que le debía y que lo denunció porque él le reclamaba la deuda. También dijo que habla del cuchillo porque sabía que siempre llevaba esa arma blanca en el auto. Por otro lado, ofreció presentar como pruebas los mensajes y las fotos que le envíaba la mujer.

Lo concreto que él sigue detenido en un reducido calabozo de la Seccional 30ma. Mientras se resuelve su situación, la abogada Leveque solicitó la excarcelación del jubilado o en todo caso la prisión domiciliaria, dada la edad avanzada del hombre y porque es una persona de riesgo ante la pandemia.

Comentarios