sistema acusatorio

Muerte de padre e hijo en Ruta 20: los conductores fueron imputados, pero quedaron en libertad

Este martes se realizó la audiencia de formalización contra los dos acusados, Ricardo Arrieta y Fernando Javier Quevedo.
martes, 19 de octubre de 2021 · 16:29

En la mañana de este martes, en una de las salas del Sistema Acusatorio se llevó a cabo la audiencia de formalización contra los dos detenidos por la tragedia vial ocurrida el pasado domingo 17 de octubre en Ruta 20, Santa Lucía.

En este terrible siniestro vial murieron dos personas: Facundo Fernando Ranno y Rodolfo Martín Ranno (hijo y padre respectivamente). También dos personas quedaron apresadas inmediatamente, el conductor de la camioneta Ford F100 Fernando Javier Quevedo; y el chofer del colectivo de larga distancia de la empresa Del Sur y Media Agua, Ricardo Arrieta.

Contra estos dos últimos sujetos se hizo la audiencia de formalización y control de detención. Ambos quedaron imputados por el delito de homicidio culposo agravado, pero quedaron en libertar bajo medidas cautelares.

Camioneta Ford F100 que era conducida por Quevedo. Al fondo de la foto se ve estacionado el colectivo.

Ante la palabra de los miembros de la UFI N°2 de Delitos Especiales a cargo del doctor Renato Roca y los abogados defensores (una de ellas Filomena Noriega), el juez de garantías Federico Rodríguez resolvió darles la libertad con medidas cautelares, no entorpecer la investigación, presentarse cada vez que la justicia lo requiera y no salir de la provincia sin debida autorización. Imputarlos por el delito de homicidio culposo agravado por el número de víctimas y dar un plazo de 6 meses para la Investigación Penal Preparatoria (IPP)

Miembros de la fiscalía que tienen varias pruebas del siniestro, las cuales la mayoría son de cámaras de seguridad; además de las pruebas de los testigos presenciales, como la de la División Criminalística que trabajó en el lugar.

Fernando Javier Quevedo, conductor de la camioneta Ford F100

Sobre el siniestro fatal expresaron que este siniestro ocurrió tras la maniobra de la camioneta que conducía Javier Quevedo. Este mismo declaró en la audiencia y dijo que adelante suyo (por Ruta 20 de Oeste a Este) iba un colectivo de media distancia (empresa El Triunfo, Línea 19) y que frenó de golpe. Esta maniobra hizo que él apretara el freno, perdió el control y el rodado pasó al otro carril impactando en la parte delantera del colectivo Del Sur y Media Agua, expresó su abogada Noriega.

El colectivo, por el fuerte impacto o por una maniobra del chofer -Ricardo Arrieta- se fue hacia la banquina y atropelló a los dos ciclistas. El más chico de los Ranno falleció en el lugar por shock hipovolémico; el más grande fue enviado al Hospital, pero los politraumatismos que presentaba eran muy graves, no aguantó y falleció en el nosocomio.

Comentarios

Otras Noticias