presunto homicidio

Bronca y dolor: el duro momento de la familia del abuelo hallado muerto en Chimbas

La pareja y los hijos de Carlos Luis Arena están destruidos, no pueden creer en la forma que se dieron los hechos. Uno de sus hijos vio las grabaciones de las cámaras del CISEM, un día después de que se perdió -el jueves- y reconoció a su papá.
lunes, 21 de septiembre de 2020 · 13:01

La tristeza que vive la pareja, hijos y sobrinos de Carlos Luis Arena (77) -el hombre hallado muerto en Chimbas el domingo y que se había perdido el pasado miércoles- es tremenda. El pesar que sienten es terrible y más por la forma en que ocurrieron las cosas.

“Enterarme de los detalles por los diarios me duelen muchísimo. De la forma cómo y cuándo lo encontraron me enteré por los medios, no por la Policía” dijo enojado F. Arena, uno de sus hijos que no quiso dar su nombre por miedo a represalias de estas personas que ahora están sospechadas (son cuatro en total).

Pero eso no es todo, él está muy furioso por otra situación que vivió la semana pasada, un día después que ellos hicieron la denuncia de la desaparición de Carlos Luis Arena. “Fui al jueves al CISEM, vi las cámaras y lo reconocí a mi viejo con una mujer. No sé porque no fueron a buscar a esta mujer desde ese momento. Esta situación me emputece, ahora no creo en nadie” dice F. a este diario.

La familia de Arena en el lugar del hecho, en Chimbas

En la casa de Arena, el cual vive con su pareja de toda la vida, hay mucho dolor. Decenas de familiares se han hecho presente en la casa del jubilado y han mostrados sus condolencias. “Mi tío no tenía problemas con nadie, era amable con todos los vecinos y toda la vida se dedicó para laburar y darle de comer a su familia”, dice apenado un sobrino que tampoco dijo su nombre por temor.

Arena era papá de tres hijos y toda la vida se dedicó a ser camionero “Desde que tenía 13 años ya manejaba los camiones. Cuando era joven empezó siendo chofer de colectivos, pero después pasó a los camiones de la municipalidad. Lo conocía todo el departamento”, dijo su hijo con una leve sonrisa en su cara.

Personal policial trabajando en la escena del atroz hallazgo.

El dolor por la pérdida de su papá no se va a perder nunca: “Estoy muy enojado porque algunos pasaron esta situación como si hubiese sido un ‘crimen mafioso’ y no es así. Mi viejo nunca se metió con nadie, nunca estuvo implicado a nada. Además, nadie de la familia nunca estuvo preso”.

El otro de sus hijos, que siempre estuvo callado y expectante a lo que decían sus otros familiares, terminó diciendo: “Yo les haría dos preguntas a estas personas si me los llegó a cruzar alguna vez: ¿Te arrepentís?, ¿te hizo algo mi papá, te pegó, te trató mal para que le hicieras algo así?”.

Comentarios