Polémica decisión

Un ex represor que torturó en San Juan recibió la prisión domiciliaria

Se trata de Gustavo De Marchi quien tiene una condena de 25 años por delitos de lesa humanidad. La decisión sienta un precedente para el resto de los condenados e imputados por crímenes similares.
jueves, 25 de junio de 2020 · 07:43

Polémica decisión fue la que se conoció en la jornada de este jueves con la concesión del arresto domiciliario al represor Gustavo De Marchi. Dicha medida fue tomada por La Cámara Nacional de Casación, el máximo tribunal penal del país. 

Recordando que Marchi es un militar retirado que carga con una condena de 25 años y otra de prisión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar, además de tener un antecedente de fuga con el preso Jorge Olivera, el exjefe de Inteligencia en San Juan.

El beneficio fue solicitado por el abogador defensor del represor, Esteban Chervin, quien señaló que De Marchi forma parte del grupo de riesgo por coronavirus. De esta manera se le otorgó el régimen domiciliario ya que tiene 71 años.

De momento, y según publicó Diario de Cuyo, la prisión domiciliaria aún no se hace efectiva y el fiscal General de Casación Penal, Raúl Plee, acudiría a la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que revierta la decisión, de acuerdo a cómo vienen actuando los representantes del Ministerio Público ante esos casos.

El beneficio para De Marchi salió con los votos de Juan Carlos Gemignani y Eduardo Riggi (Liliana Catucci falló en contra) y se dio en el marco del tercer megajuicio por delitos de lesa humanidad que se está llevando adelante en la provincia. La resolución sienta un precedente para el resto de los condenados e imputados que esgriman situaciones similares, como el propio Olivera, indicaron las fuentes.

A partir del fallo de Casación, el represor pidió que la prisión domiciliaria se haga extensiva a los procesos en los que fue condenado. Si el fallo queda firme, será el tribunal local el que deberá definir la forma de la prisión domiciliaria, es decir, si le colocan una custodia permanente o una tobillera electrónica.

Antecedentes: De Marchi fue condenado por el Tribunal Oral el pasado 3 de julio de 2013 a cumplir 25 años de prisión, A los 22 días de la sentencia, De Marchi y Jorge Olivera se escaparon. Ambos estaban detenidos en el Penal de Chimbas y habían tramitado su traslado al Hospital Militar Central Cosme Argerich, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para atenderse por dolencias médicas. Fue la esposa de Olivera, Marta Ravasi, la que había tramitado los turnos de atención en el centro de salud porteño.

El 4 de diciembre de 2015, De Marchi fue apresado por la Policía cuando caminaba por el barrio de Almagro. Por su parte, Olivera fue recapturado el 30 de enero de 2017, en la casa de su esposa, mientras estaba oculto en el baúl de un auto.

Por otro lado, De Marchi está siendo juzgado en el tercer megajuicio por delitos de lesa humanidad, el cual cuenta con otros 30 imputados, entre los que se encuentran militares retirados (como Olivera), expolicías y el exfiscal Federal Juan Carlos Yanello. Dicho debate público fue frenado por el aislamiento social y obligatorio y se reanudaron las audiencias de manera virtual y luego de que la Corte Suprema de Justicia habilitara el regreso a las tareas del Tribunal Oral Federal.

Comentarios