A días de la tragedia

Después de la conmoción por el nene arrollado por un tren ¿cambió algo en Albardón?

Alan Valentín Tejada (13) es el niño que se resbaló de un tren de carga en movimiento y quedó atrapado debajo de la formación. Opinan sobre el suceso el intendente de la comuna, el jefe policial, vecinos de la zona y la familia.
viernes, 16 de octubre de 2020 · 13:42

El pasado martes Alan Valentín Tejada (13) jugaba a bajar y subir de un tren de carga, trepándose al anteúltimo vagón en movimiento hasta que resbaló y quedó atrapado debajo de la formación. Producto de ese accidente debieron amputarle ambos pies en el hospital Rawson donde permanece internado hasta la fecha. El hecho sucedió en la localidad de La Cañada, del departamento de Albardón y según contaron varios vecinos a este diario, es un problema recurrente con chicos que hacen travesuras en el lugar y juegan a ese peligroso desafío de subir y bajar del tren en movimiento.

A cuatro días de ocurrido este siniestro que conmocionó a la provincia varios hicieron su análisis sobre los cambios que trajo esta tragedia y la problemática que se repite en varias zonas que no solo atañen al departamento de Albardón.
El intendente de dicha comuna, Jorge Palmero, dijo que "este tipo de imprudencias lamentablemente es una constante, por un lado tenemos a la empresa que es la encargada de poner los alambrados, postes y señalización y realizar un mantenimiento que por ahí no se da con tanta frecuencia, y por otro está el tema del vandalismo de aquellos que se llevan los elementos de seguridad", sostuvo el intendente. Y explicó que "estas líneas son muy extensas y cuando se hizo el plan de recuperación de vías se trabajo en las medidas de seguridad colocando alambrados y letreros, pero hay varios tramos del ferrocarril que están abandonados. Tramos del Belgrano que queríamos recuperarlos e hicimos las gestiones, pero que dependen de Nación". 

Lugar del hecho. 

El tren que participó en el accidente del menor pertenece al Belgrano Cargas y en el pasado tenía una gran actividad transportando minerales como dolomitas que se utilizan en la industria acerera. "Pero en la actualidad el tren pasa una sola vez por semana y esta falta de actividad lleva a que el mantenimiento no sea constante y tengas varios puntos donde hacen falta medidas de seguridad, a eso se le suma la conducta de la gente", sostuvo Palermo. 

Desde la seccional 18 de Albardón también estuvieron haciendo gestiones después del accidente de Alan Tejada. "Los móviles han estado dando recorridas porque muchas de las zonas donde pasa el tren y a veces el móvil nota distintas imprudencias, como los niños del lugar salen corriendo detrás lo vagones del tren. Hemos pasado varias veces y a veces se interviene con las personas está haciendo alguna imprudencia, pero este tipo de hechos no se denuncian", sostuvo el comisario inspector Oscar Sombra al mando de mencionada dependencia.

Alan Valetín Tejada, el niño que sufrió el accidente. 

Aquel martes cuando Alan se resbaló del tren, fueron varios los vecinos que atestiguaron la problemática que existe en Las Cañitas y otras zonas similares. "Es algo que pasa siempre, los niños vienen y le tiran piedras al tren, o se suben y después se tiran", dijo uno de los vecinos que fue testigo presencial de la tragedia del chico de 12 años. Y agregó que "por más que uno les pide que no lo hagan siempre vuelven y hacen lo mismo".

En cuanto al estado de salud del chico su hermano dijo que "esta muy adolorido y no se acuerda de nada. Está re triste y nosotros re mal porque todavía no le dijimos que no va a poder caminar", sostuvo Brian Tejada, que está asistiendo a su hermano en el Hospital Rawson. Igualmente destacó que la familia continúa con el pedido de donantes de sangre.

Al mismo tiempo los trabajadores del área Social de Albardón ya comenzaron un abordaje y asistencia a la familia porque se trata de personas de escasos recursos que tuvieron que afrontar gastos por la internación del chico. 

Comentarios