De no creer

De no creer: después de desvalijar la escuela en Nueve de Julio, eyacularon en la bandera

Los malvivientes se llevaron insumos tecnológicos y la comida de 170 chicos con realidades sociales difíciles. Es la tercera vez que les roban. La policía se llevó la Bandera para analizarla.
jueves, 23 de mayo de 2019 · 15:45

El pasado miércoles en la noche  sucedió un hecho en la Escuela Rural Esteban de Luca que tiene consternada a la comunidad sanjuanina. Cuando malvivientes ingresaron al edificio y se llevaron gran cantidad de aparatos tecnológicos con fines educativos; como así también insumos alimenticios que eran utilizados para alimentar a 170 chicos con realidades sociales muy difíciles.

En tanto que además de robar los insumos vitales para que la escuela funcione, los malvivientes también cometieron varios actos de vandalismo que tienen consternados a la comunidad educativa y a la policía de 9 de Julio. “Encontramos una bandera donde habían eyaculado producto de una masturbación o relaciones sexuales que tuvieron en el lugar” afirma la directora de la escuela y agrega que “la policía se la llevó para analizar si pueden sacar algún ADN”. En el video, la directora del establecimiento  educativo afirma lo sucedido. 

La  escuela está ubicada en la localidad del Rincón Cercado de 9 de Julio y funciona como un establecimiento albergue para chicos de primaria y secundaria de zonas alejadas. “En este lugar no solo los chicos vienen a estudiar, vienen porque le damos un plato caliente de comida que muchas veces escasea en sus propias casas” afirma la señorita de nivel inicial María de los Ángeles Jofre consternada por la triste noticia que les toco recibir en la mañana de este jueves.

La bandera fue encontrada con restos de semen, arrojada en el suelo.

“Nos dejaron solo la comida que vamos a utilizar para esta jornada, lo demás se llevaron todo, fideos, leche, arvejas, aceite, azúcar, todo en en packs grandes” afirma la Directora del estableciendo educativo Bibiana Berenguer.

Las cosas que no se pudieron robar simplemente las destrozaron.

A pesar de la difícil situación en la que quedó el establecimiento, la escuela siguió funcionando. “Nosotros no podemos bajo ningún punto mandar a estos niños a sus casas, menos que menos con la panza vacía; además en general los padres de estos niños son trabajadores rurales que están todo el día trabajando, por eso nosotros cuando llegamos limpiamos todo con mucha tristeza pero ahí no más nos pusimos a trabajar, porque los niños no tienen la culpa” afirma la directora de la escuela.

La escuela tendrá  vigilancia  por la vulnerabilidad en la que quedó.

No es la primera vez que pasa un hecho de tales características. “Es la tercera vez que nos roban en un mes, nosotros no tenemos un servicio de vigilancia y gran parte del trabajo lo hacemos entre todos por eso nos tiene muy tristes la noticia porque los perjudicados son los chicos que vienen hasta acá con mucho esfuerzo” agrega Berenguer.

La principal sospecha es que ingresaron con una llave maestra, porque las puertas no estaban violentadas. Pero si se tomaron la tarea de romper las puertas por una cuestión dañina nada más.

Comentarios