Tremendo

Cayó sujeto que vendía camionetas y prometía trabajo con los vehículos: era todo mentira

El estafador les pedía $40.000 a las víctimas para iniciar la compra de dos Amarok. Es más, llamaba hasta a la empresa donde las iba a comprar para preguntar por los precios. Por Gerardo Bustos
miércoles, 24 de abril de 2019 · 21:08

Durante los primeros días de abril, personal policial de la sección Defraudaciones y Estafas, de la Central de Policía, recibió la denuncia de un anciano no vidente, de 68 años, quien dejaba constancia de haber sido víctima de un sujeto que le ofrecía camionetas Volkswagen Amarok, las cuales apenas eran adquiridas ingresaban a la empresa estatal OSSE para ser trabajadas con una remuneración de $60.000 mensuales. Supuestamente, eran contratadas por al menos tres años.

En un principio, el anciano, junto a su amigo -otra víctima-, de 20 años, descreyeron de la propuesta de ese estafador, identificado como Walter Talquenca (62). Por ello, le hicieron saber al estafador de que les resultaba raro lo propuesto, a lo que Talquenca respondió: "Si quieren, nos juntemos en Mario Goldstein mañana en la tarde -por los primeros días de abril- y van a ver que es verdad".

Y así fue, las dos personas damnificadas se dirigieron a la hora y lugar pactado pero el estafador no fue. Charlando con uno de los vendedores, le preguntaron si no había venido un hombre a preguntar por unas camionetas Amarok y el vendedor les dijo que no pero que un sujeto, de apellido Reinoso y de profesión abogado, había llamado preguntando por precios de tres de esos rodados.

Al enterarse de ello, las víctimas le contaron la propuesta de Talquenca al vendedor y éste les contestó que tuvieran cuidado, que podría ser una estafa porque generalmente cuando un organismo público necesita camionetas, es el propio Gobierno quien se comunica con la empresa para adquirirlas, jamás lo hace un particular. Los advirtió, también, de que no entregaran dinero hasta tanto no estuvieran seguro de que la maniobra era cierta.

Sin embargo, las personas damnificadas hicieron caso omiso al consejo del vendedor, se pusieron en contacto nuevamente con Talquenca y decidieron aceptar la propuesta de este estafador. El defraudador les pidió $30.000 para iniciar la compra. Pasaron tres días y Talquenca les dijo que con $10.000 más podían acceder a dos camionetas, es decir, que podían comenzar las compras de las camionetas con $20.000 cada una. Lo restante podían pagarlo en cuotas.

Según les dijo el estafador, ambas camionetas podían ingresar como contratadas a OSSE y de remuneración, un total de $120.000 limpios para los compradores de los vehículos. Desafortunadamente, las víctimas decidieron entregarle los $10.000 más para la compra de otra Amarok -ambas 0km-.

Luego de varios días de la entrega del dinero, los damnificados volvieron a intentarse comunicar con Talquenca por nuevas noticias de las camionetas pero resultó que el estafador no contestaba y había desaparecido. Fue en ese momento cuando se dieron cuenta de la maniobra fraudulenta y decidieron radicar la denuncia en Defraudaciones y Estafas.

Los investigadores rápidamente comenzaron con las averiguaciones del caso. Con los testimonios de las víctimas más información recolectada de los pesquisas, el juez Pablo Flores, del Segundo Juzgado de Instrucción, ordenó allanar una vivienda del barrio Río Blanco, en Rawson, y detuvieron al estafador, Walter Talquenca.

El procedimiento ocurrió durante la madrugada de este miércoles. Según fuentes policiales, el hombre vivía junto a su mujer y se encontraba durmiendo al momento de la detención. Quedó detenido en la Central de Policía, a disposición del Segundo Juzgado de Instrucción. Cabe aclarar que el hombre no tenía contacto con OSSE, no era abogado, ni tampoco con la empresa que vendías las Amarok.

Comentarios