Estremecedor

Chimbas: nena de 13 años fue violada, es madre y no quiere ver a su hija; sospechan de sus hermanos

La bebé, nacida el pasado 3 de marzo, fue rechazada por su mamá. Está en Casa-Cuna, del hospital Rawson.
martes, 12 de marzo de 2019 · 23:07

A causa de una subida de presión, una nena, G. B. R., de 13 años, fue llevada de urgencias al hospital Rawson. Al ser verificada por los médicos, constatan que la menor estaba embarazada y de varios meses. Le preguntaron a la madre y contestó que hacía dos semanas se había enterado pero que no sabía de quién era, por lo que se trataba de un embarazo no controlado.

Estuvo más de un mes internada, en Terapia Intensiva, y en el transcurso de la internación la madre, paciente psiquiátrica, siguió sin saber quién sería el padre de ese bebé que venía en camino, alegando que le estuvo preguntando a su hija y que no le supo decir de quién era.

Tras varias entrevistas con la nena, finalmente fue la propia víctima quien confesó haber sido violada. "La menor dijo que fue violada pero nunca quién lo hizo. La nena llora mucho", confesaron fuentes judiciales.

Tras estar internada por el embarazo luego, la menor tuvo a su hija el pasado 3 de marzo. Sin embargo, según las fuentes consultadas, la víctima no se hará cargo de la bebé, que será dada en adopción. Por ello, desde el nosocomio llegó un informe, al Segundo Juzgado de Familia, a cargo del juez Almirón,  contando la situación y pidiendo el pase a Casa-Cuna de la recién nacida.

Casa- Cuna es un lugar, ubicado en el interior del hospital Rawson, donde van todos los bebés recién nacidos que no serán criados con sus familias biológicas. Están allí un tiempo hasta que son adoptados. Están cuidados las 24 horas del día por diversas enfermeras.

La menor violada iba a ser dada de alta este martes pero decidieron pedir un día más de internación y que luego sea llevada a otro hogar porque sería ilógico darle de alta y que vuelva a su casa, en el Lote Hogar Nº 9, de Chimbas, donde podría estar el presunto violador.

¿Y por qué estaría en su casa el presunto violador? Básicamente, porque sospechan de sus hermanos. ¿Por qué de ellos? Varias son las pruebas que suponen que sería algunos de sus hermanos, el presunto violador. La primera, porque la madre de la víctima la obligó a que, con 13 años, le pusieran un chip -para prevenir otro embarazo-  "porque tiene cuatro hermanos más y no quiero que le vuelva a pasar", dijo la mujer.

Otra prueba que los complicaría es que la madre habría ido a pedir a algunos enfermeros que le proveyeran de preservativos para darle a sus hijos porque tiene otra hija, M. B. R., de 12 años, "y no quiero que le pase lo mismo que a G. B. R.", habría dicho la mujer.

Según la mujer, ya habría hecho la denuncia en el Centro ANIVI pero todo sería una mentira porque el Centro de Atención a Niños Víctimas aún no habría tomado intervención y eso es porque no hay denuncia alguna. Según las fuentes judiciales, sospechan que la mamá está encubriendo la violación posiblemente de sus hermanos, o también de su padre, un hombre con serios problemas de alcohol. Lo cierto es que, al menos, ya tomó intervención la Dirección de la Niñez.

Comentarios

Otras Noticias