juzgado de paz de caucete

Misterio por el anciano en estado de abandono en Bermejo: ¿quién le cobraba la pensión?

Desde la Justicia investigan para encontrar al apoderado responsable y ya bloquearon la cuenta bancaria, mientras el hombre se recuepra en el hospital. Por Luz Ochoa
jueves, 07 de febrero de 2019 · 14:20

Por orden judicial, un hombre de 80 años y en total estado de abandono fue internado en el Hospital César Aguilar de Caucete y desde la justicia -que no ha logrado contactar a un familiar cercano por el momento- se investiga para dar con el apoderado responsable que cobraba la pensión del anciano y no le pasaba un peso, acorde a las circunstancias en las que fue encontrado: con severos problemas de salud, desnutrido y viviendo en condiciones precarias. 

El jubilado identificado como Demetrio Fernández quedó en observación en el nosocomio mientras se resuelve su situación, a través de la asistencia del Estado. Es que en el caso interviene un equipo interdisciplinario de asistencia social como así también funcionarios judiciales. Mientras tanto, el gran interrogante es quién ejerció violencia física, psicológica, moral y económica contra el adulto mayor que padecía las secuelas de un ACV. 

Acorde a la información a la que accedió Tiempo de San Juan, el hombre oriundo de Bermejo vive en una zona rural y tiene a su vecino más cercano en una sola vivienda a más de 300 metros de distancia. En su domicilio, un humilde rancho, Fernández fue hallado sin los elementos básicos para vivir de forma digna, como si no percibiera ningún tipo de ingreso económico. Sin embargo, para el sistema, todos los meses cobra el dinero de su jubilación tanto en el Banco San Juan como en el Banco Nación. 

Por ese motivo, la jueza Luciana Salvá -que comanda el Juzgado de Paz de Caucete- determinó bloquear las cuentas bancarias hasta tanto no dar con el apoderado, el cual se cree que pueda ser uno de sus hijos. No obstante esto no ha sido confirmado de manera oficial y se espera por los informes provenientes de los registros de la entidad bancaria. "Nadie más que un apoderado puede cobrar ese ingreso y por eso vamos a encontrar al responsable; la idea es que una vez resuelta la situación ese monto sea restituido, se destine al pago del geriátrico donde será derivado", comentó la magistrado. 

Una vez que el sujeto que vive a costas del abuelito sea identificado, la misma Salvá aseguró que se iniciarán acciones legales en su contra y que se radicará una denuncia penal en su contra por abandono de persona, delito que tiene una pena de prisión prevista en el Código Penal Argentino de 2 a 6 años, en su artículo 106. En caso de que, si a consecuencia del abandono, resultare grave daño en el cuerpo o en la salud de la víctima la condena de reclusión o prisión es de 3 a 10 años.

Entre otra de las medidas que ordenó su señoría, como medida cautelar, dictó la prohibición de contacto físico a más de 300 metros como así también de trato o comunicación amenazante por parte de cualquier familiar hacia el damnificado. "Tratamos de que en estos casos de emergencia donde hay violencia de por medio se actúe de forma rápida, acá son prioridad. El mismo día que ingresan las denuncias se efectúan medidas porque las víctimas no pueden esperar", cerró Salvá.  

 

 

      

Comentarios