imágenes

La casa del terror, donde encontraron a la anciana moribunda en Caucete

Tiempo de San Juan llegó hasta el lugar del que la mujer de 90 años fue rescatada por la policía, tras la denuncia por abandono de persona.
jueves, 07 de febrero de 2019 · 16:58

A más de 10 kilómetros de la Villa Cabecera de Caucete, en El Rincón, y a la vera de la Ruta Provincial 246, se encuentra la casa donde vivía Herminia Agüero de Aldalla, la mujer de 90 años que fue encontrada por la Policía en un estado total de abandono, según confirmaron fuentes judiciales, por lo que inmediatamente fue trasladada al Hospital César Aguilar para ser atendida correctamente pues el cuadro de salud que presentaba era complejo con neumonía, infecciones ginecológicas, desnutrición y deshidratación. 

Una de sus hijas, con la que no convive, fue quien radicó la denuncia en la Comisaría 9na y, tras la intervención de la Justicia de Paz, se procedió con el operativo de rescate enmarcado en una serie de medidas que ordenó la jueza Luciana Salvá. Los enfermeros de la ambulancia, como así también los oficiales de servicio y la asistente social que participaron del procedimiento ingresaron a la vivienda y se encontraron con una terrorífica postal: encerrada en una habitación, la anciana estaba postrada en una cama, sin higienizarse y con un balde a su lado en el que hacía sus necesidades.

Ese cuarto, donde fue hallada la mujer que permanece internada, pertenece a la vivienda que construyó con su difunto marido y constituyó su familia. Al lado de la misma yace el departamento en el que su hijo, quien estaba a cargo del cuidado de su madre, habita junto a su pareja. La investigación tiene en la mira a ese familiar que cobraba su pensión jubilatoria y que -como apoderado- velaba por la seguridad de la mujer de edad avanzada.

El lugar a simple vista es similar al resto de las casas que allí se emplazan a lo largo del callejón que termina en la ruta y en cuya esquina se sitúa la vivienda en cuestión. Desde afuera, nada haría imaginar en las condiciones en que fue hallada la jubilada, quien tenía ropa sucia, se encontraba mal aseada y hasta con las uñas de los pies alarmantemente largas, tanto que habría llegado a romper el calzado que se colocó, deslizaron fuentes cercanas al hecho.  

Según contaron vecinos del lugar, quienes se mostraron sorprendidos por la noticia, la mujer de edad avanzada lleva más de 25 años sin salir de su casa y de mantener contacto con los demás. Sus gatos son su compañía, mientras que sólo sus familiares que viven en la edificación contigua se relacionaban con ella. Acorde al relato, viejas rencillas habrían alejado a la mujer de sus vecinos.

Fuentes judiciales revelaron que de no haber intervenido, podría haber ocurrido un desenlace peor por el estado crítico en el que se encontraba Agüero. Del mismo modo, señalaron que el lugar no presentaba condiciones aptas para que alguien habitara con la cantidad de felinos que allí habían. Desde afuera, la presencia de algunos se hace evidente, no así la suciedad. En el frente, las plantas y un jardín cuidado son la fachada perfecta. En el interior, ahora, la oscuridad invade el espacio al igual que la ausencia de la dueña de casa. 

 

  

Galería de fotos

Comentarios