LLEGÓ A san juan

Autos fantasmas en los avisos clasificados: cómo es la trampa en la que podrías caer

Algunos sanjuaninos alertaron sobre esta defraudación y en Mendoza hubo víctimas que cayeron en la maraña de mentiras. Mirá cómo es el hábil engaño. Después no digas que no te avisamos.
sábado, 16 de noviembre de 2019 · 14:30

Un lector de Tiempo de San Juan contó que casi cae en la trampa de estafadores que contactó a través de los avisos clasificados de un diario local para la compra de un auto usado, a un precio de remate, aunque el rodado parecería no existir. Como desconfió en el proceso, desistió de la transacción y alertó a los sanjuaninos sobre lo que sería una estafa en la que cualquiera podría caer. 

En Mendoza, hubo víctimas de un modus operandi similar quienes entregaron una importante suma de dinero a cambio de un vehículo que nunca apareció. El hecho fue denunciado en la justicia de la vecina provincia por una pareja que creyó haber comprado un automóvil que hasta hoy no saben dónde está o siquiera si existe, según explicaron al medio Mendoza Post.

Cómo fue el ardid que los atrapó

Los damnificados que acudieron a la Fiscalía de Delitos Económicos relataron que perdieron 75 mil pesos y que cuando contactaron al estafador para pedir explicaciones, el delincuente solo se limitó a reírse y "agradecerles" por caer en la trampa. 

Todo comenzó cuando la pareja vio un aviso de un Renault Clio modelo 2006 en el portal DeAutos.com, especializado en la compra y venta de rodados. El mismo figuraba en venta por $75 mil, un tentador precio teniendo en cuenta que modelos similares cuestan alrededor de $200 mil. 

Luego de ver la publicación, contactaron al vendedor por mail quien se identificó como "Carolina Suárez", que le brindó información sobre el auto: según le aseguró, el Clio tenía papeles argentinos, pero físicamente se encontraba en Chile ya que ella junto a su marido belga vivieron un tiempo en ese país antes de mudarse definitivamente a Bélgica.

La supuesta vendedora les indicó por mail que no se preocuparan por el traslado, ya que un transportista amigo (llamado "Michel") tenía un poder para hacer el trámite de traer el auto a Argentina. Una vez llegado a Mendoza, los clientes podían chequear el estado del vehículo y, si estaban convencidos, cerrar el trato.

"Hasta ahí venía todo normal, nunca desconfiamos. Luego de informarnos esta cuestión de Chile, la vendedora nos dijo que debíamos hacer un giro a Bélgica por $75.000 a través del servicio MoneyGram mientras llegaba el auto para que lo viéramos", indicó una de las víctimas al Post.

Luego la vendedora le pidió a la joven pareja que, para asegurarse de que el comprobante del depósito no fuese falso, debían "confirmar" los datos en otra página de MoneyGram (que resultó siendo falsa), cuyo acceso les fue enviado a las víctimas vía Whatsapp.

Cuando accedió al link, la pareja no se percató de que, aparte de todos sus datos personales, también habían ingresado en esta página apócrifa el código secreto que liberaba el dinero. Ya era tarde, pues el dinero ya estaba en poder de la vendedora, sin tener noticia todavía del auto que "venía desde Chile".

Hubo varios llamados a Michel (el presunto "transportista" en poder el Clio) pero ninguno estableció la comunicación hasta que finalmente los atendió y pretendió cobrar "un plus" de $15 mil por trámites en la Aduana, ya que el auto "estaba retenido", según aseguró. 

Ante la negativa, entendieron que habían sido estafados quizás por una misma persona que se hizo pasar por la vendedora y luego por el transportista. 

Ahora, la justicia mendocina está encargada de identificar efectivamente al estafador -cuya identidad aún se desconoce- que ya volvió a publicar el mismo auto en la web, solo que esta vez con residencia en la localidad bonaerense de Vicente López.

"No queremos que esta estafa que sufrimos vuelva a pasarle a otras personas. Ojalá lo atrapen", sintetizaron las víctimas al Post.

 

 

 

 

   

Comentarios