Depósito de 9 de Julio

El jefe de la Policía habló del polémico caso que tiene en la mira a varios funcionarios

En la causa del depósito de autos hasta el momento hay 5 detenidos entre un comisario, un oficial principal y tres suboficiales. “Duele porque son colegas” dijo.
martes, 08 de octubre de 2019 · 11:43

El jefe de la policía de San Juan Luis Martínez dio declaraciones en AM 1020 por el polémico caso de presunta corrupción que tiene en la mira a un comisario, un oficial y tres suboficiales hasta el momento.  “Duele porque son colegas, duele también por la familia. Estoy  hablando del aspecto actual de la situación, sin esgrimir algún tipo de juicio al respecto. Duele porque esto repercute en la opinión pública”, expresó el Jefe de Policía, quien confirmó que la primera denuncia sobre el caso la hizo un comisario.

El escándalo salió a la luz el pasado jueves cuando Padilla fue apresado en su casa, pero la investigación se inició a principios de septiembre, con la denuncia de quien en ese momento era jefe de la seccional 3ra de Capital, que había descubierto su firma falsificada en un acta de entrega de un Chevrolet Corsa de una mujer que se lo habían secuestrado porque no había cancelado una multa. A Padilla se lo acusa de haberle comprado a esa mujer el auto a un precio bajo y después haber fingido un acta para autoentregárselo y disponer del vehículo.

La medida judicial fue ordenada por el juez Juan Pablo Ortega, del Primer Juzgado Correccional, quien dispuso la detención del comisario Gustavo Padilla, como también de otros efectivos policiales. De hecho ya son 5 los detenidos en esta causa y pareciera que mientras más hurga el magistrado más irregularidades encuentra. En total los arrestados son el comisario Gustavo Padilla (55 años), a cargo del depósito judicial, el oficial principal Ulises Chirino, el suboficial Oscar Gómez y sus pares de apellido Flores y Cárdenas.

“El comisario -Padilla- lleva aproximadamente 26 años en la fuerza y los suboficiales más de 15. Hay uno que lleva 24 años y otro efectivo policial que tiene poco tiempo. Todos cumplen funciones en el depósito judicial”, aseguró Martínez.

El último detenido es el oficial principal Ulises Chirino, quien era el que le seguía en responsabilidad al comisario Gustavo Rodolfo Padilla en esa dependencia. Este último es el principal sospechoso y estuvo 48 horas incomunicado en el marco de la investigación que se le sigue, en principio, por abuso de autoridad y falta a los deberes de funcionario público después de que le encontraran una camioneta Toyota Hilux –que estaba en el depósito judicial- en su domicilio en Desamparados, Capital. Tenía ese vehículo en su casa pese a que hacía casi un mes que estaba suspendido y apartado del depósito de 9 Julio, cuando el rodado le había sido entregado por el juez Pablo Flores para el trabajo en esa repartición.

 “Nosotros tenemos la predisposición y la voluntad de poner todo lo necesario para que esta situación, que se inicia por una denuncia de un comisario, se esclarezca”, aclaró Luis Martínez.