PERFIL

El sátiro de San Martín: un ladrón conocido que no levantaba sospechas

Luis Olivera, de 25 años, era padre de tres hijas y estaba desocupado. Su familia admite que robaba celulares pero niegan que haya sido capaz de violar a alguien.
viernes, 17 de marzo de 2017 · 22:30

La Policía cree que Luis Olivera, de 25 años, era un violador serial. Está vinculado a, por lo menos, tres ataque sexuales a mujeres a las que les robó y golpeó a sus víctimas.

El joven era oriundo del asentamiento San Judas Tadeo, en Santa Lucía y su familia del barrio Los Troperos, en el mismo departamento.

De hecho fue cerca de este último barrio, en la zona de Colón y Benavídez, donde Olviera apareció ahorcado, a dos cuadras de la casa de su madre.

Su familia, habló con Tiempo de San Juan y contó quién era el hombre al que todos conocen como el "Sátiro” de San Martín.

Su cuñada, sin embargo, no cree que sea un violador y lo describe como "un pibe que, sí, había robado un par de celulares y por ahí se fumaba un porro como cualquier otro de su edad, pero que jamás haría algo así”.

Olivera era conocido en el ambiente delictivo e inclusive tenía antecedentes por arrebatos pero nunca se lo había vinculado a un delito contra la integridad sexual.

Estaba desocupado y, según su cuñada y su hermano, "robaba para mantener a sus hijas”.

Sin embargo, por lo menos, tres víctimas lo identificaron como quien las sometió sexualmente luego de robarles.

"Estaba aterrado, decía que prefería estar muerto antes que en el Penal de Chimbas pagando por algo que no hizo”, relató su hermano a este diario.

Las víctimas identificaron a Olivera por los tatuajes que el hombre tenía en sus brazos y por las cicatrices de su rostro.

De hecho, la Policía lo buscaba hace tres semanas. "Desde que lo empezaron a buscar no lo vimos más”, aseguran sus parientes. El domicilio de Olivera era incierto hasta que apareció ahorcado y los pesquisas lo rastrearon por las casas de sus 9 hermanos pero todos decían no saber dónde estaba.

El hombre era padre de tres nenas, una de 8 años, una de 4 y otra bebé que falleció durante el parto, dijeron sus allegados. La mamá de las niñas "es una chica que vive en Albardón y ya estaban separados”, relató su hermano.

Olivera se quitó la vida colgándose con un alambre de un árbol "porque tenía miedo de que lo mataran”, dicen quienes lo conocen. Acorralado por la Policía que ya sabía la zona donde se escondía, el "Sátiro” de San Martín decidió ponerle fin a su vida. Ahora investigan si está vinculado a más hechos donde mujeres fueron abusadas sexualmente.

 

Comentarios