Investigación

El sofisticado vivero de marihuana que montó el psicólogo

Control de temperatura y humedad digitales, cultivos “importados” y otros detalles tecnológicos que necesitó el detenido para montar un criadero en pleno centro.
jueves, 14 de diciembre de 2017 · 10:27

Hacer crecer marihuana, una planta ligada a climas tropicales, en San Juan, suele ser un desafío para los productores ilegales. Más aún si la idea es tener el vivero en pleno microcentro sanjuanino, a 2 cuadras de Plaza 25, en la zona más seca y calurosa de la provincia. Para eso hace falta instalar un sistema de crianza especial y eso fue lo que, al parecer, hizo Germán Weidman, el psicólogo detenido por tener 27 plantas en Mendoza y Libertador.

Según confirmaron desde la Policía, en el lugar hallaron casi una treintena de plantas,  un frasco con 26 gramos de cogollos y dos frascos de aceite de cannabis. Si bien el secuestro de droga no fue especialmente llamativo, sí lo era el invernadero de última tecnología en la producían.

Durante el allanamiento, la policía encontró un invernadero dentro de un depósito, donde el productor controlaba la temperatura y la humedad a través de un sistema digital. Los dos valores, fundamentales para que se desarrolle una planta de climas húmedos en San Juan, eran medidos por sensores especiales. Para la ventilación se utilizaron coolers especiales y había también una serie de lámparas que simulaban la luz solar.

Si bien los policías que allanaron el lugar se mostraron sorprendidos por el despliegue teconológico, desde Drogas Ilegales explicaron a Tiempo de San Juan que no es la primera vez que encuentran un equipamiento de este tipo. Si bien la mayoría de los productores de marihuana lo hacen al aire libre, quienes hacen “cultivo indoor” (en espacios cerrados), deben recurrir a estos elementos.

Mucha tecnología, pero sin evidencias de venta

Fuentes cercanas a la investigación aseguraron a Tiempo de San Juan que, si bien Weidman tenía una gran cantidad de marihuana en su departamento, no pudieron encontrar los elementos clásicos de quien vende droga.

En el departamento había un cultivo cuidadoso y especializado e incluso dieron con plantas que se producen a partir de semillas importadas de Europa. Lo que no había era balanzas u otras herramientas que se usan para fraccionar y luego vender.

Incluso, dijeron las mismas fuentes, Weidman insiste en que su producción estaba destinada a fines medicinales, más precisamente para ayudar a su padre, quien sufre una enfermedad. Esto está por verse, ya que los investigadores no descartan todavía que el psicólogo haya producido para vender.

Comentarios