CAUSA “CAMPO FÉRTIL”

Una operación polémica en el caso Naranjo

La empresa a la que Hugo Naranjo le vendió el emprendimiento caprino “Cerdos San Juan”, operación por la cual está procesado por estafa, quiere pagarle a la Justicia el embargo de $ 5 millones. ¿Quiénes ganan y quiénes pierden? Por Gustavo Martínez Puga
sábado, 05 de septiembre de 2015 · 12:12

Los representantes legales locales de la empresa de origen inglés "Cerdos San Juan” están haciendo las gestiones para concretar una maniobra judicial que promete traer polémica y volver a poner en el ojo de la tormenta al empresario Hugo Naranjo, quien el 27 de mayo de 2006 sufrió un atentado mafioso sin precedentes: le pegaron cinco tiros en la cabeza, lo rociaron con nafta y le prendieron fuego. Sobrevivió a todo eso. Luego lo procesaron por estafa y lo embargaron por 5 millones de pesos.

Sucede que la empresa "Cerdos San Juan” estaría dispuesta a pagar en efectivo esa fianza millonaria que la Justicia le fijó a Naranjo. Si el juez Benedicto Correa lo autoriza, eso implicaría que se destrabara el embargo sobre la propiedad y que los dueños la pudieran escriturar a su nombre.

¿Quién gana y quién pierde? El principal perdedor sería el querellante de la causa, el empresario Eduardo Fornasari, quien obviamente no estaría de acuerdo con esta medida. Luego, el mismo Naranjo resultaría perjudicado, ya que él mismo no podría disponer de esa suma que, por ahora, lo tendría como el principal beneficiario. El ganador sería el grupo empresario "Cerdos San Juan”, ya que finalmente podrían terminar de escriturar a su nombre la propiedad.

Para que se concrete esta medida de pedido de sustitución de embargo, los abogados de "Cerdo San Juan” deberían hacer un depósito de 5 millones de pesos en un plazo fijo que se renovaría automáticamente cada mes a nombre del Quinto Juzgado de Instrucción.

El abogado Andrés Mario Rapaport ya tendría todo listo para concretar esa acción. Aunque al cierre de la edición no la había hecho. Una vez hecho el pedido, el juez Benedicto Correa tendría que correr vista para conocer la opinión de la fiscal Ana Lía Larrea (original de esa causa) y de Fernando Castro, abogado de Fornasari.

De todas maneras, la opinión de la fiscal y el querellante no es vinculante y, a simple vista, el juez no tendría obstáculo para aceptar el ofrecimiento de la empresa a pagar la fianza por Naranjo y destrabar el embargo, ya que el fin de fijar los 5 millones es para que la Justicia se garantice que si Naranjo llega a ser hallado culpable en el juicio, tenga para responder civilmente y las costas del proceso.

EL HISTORIAL

Esta causa nació tres años después del atentado mafioso que Naranjo sufrió en febrero de 2009. El empresario que llegó a estar preso como ideólogo de ese atentado, Eduardo Fornasari (luego fue sobreseído por la Corte de Justicia y su jefe de seguridad, Alejandro Pereyra, fue condenado a 17 años de reclusión como autor material), denunció penalmente a Naranjo cuando descubrió una escritura del 28 de marzo de 2006 en la que se probaba que Naranjo se "autovendía” el emprendimiento caprino "Campo Fértil” por la suma de 8 millones de pesos.

Esa causa se originó en el Cuarto Juzgado de Instrucción. El entonces juez José A. Vega se apartó y la terminó instruyendo la ex jueza María Inés Rosellot, en el Quinto de Instrucción. Allí Naranjo terminó procesado por aquella operación fraudulenta, cuando se consideró que habían pruebas para enjuiciarlo por haberse "autovendido” el emprendimiento caprino ubicado en el departamento 9 de Julio en el que el grupo Escobar, al cual pertenecía Fornasari, había invertido 2 millones de dólares.

En marzo último la Sala II de la Cámara Penal terminó confirmando el procesamiento de primera instancia. Así fue como quedó firme el embargo de 5 millones de pesos que originalmente le habían fijado a Naranjo.

Esos 5 millones de pesos eran el saldo de 8 millones de pesos que los inversores extranjeros habían acordado pagar por el emprendimiento caprino. Los 5 millones de pesos se iban a terminar de pagar cuando se hiciera la escritura. Eso nunca ocurrió porque Naranjo fue procesado y la Justicia le trabó como embargo los 5 millones de pesos.

Planteo

El abogado de Naranjo, Cayetano Dara, había pedido la recusación del juez Correa porque entendió que cuando era funcionario en el Primer Juzgado de Instrucción intervino en la causa Naranjo. Pero la fiscal Larrea dijo que en eso no correspondía y eso valió para que el juez no acepte el intento de apartarlo de la causa.

 


Galería de fotos

Comentarios