INVESTIGACIÓN

Robo de dólares y misterio

Los puntos oscuros en el robo al empresario santaluceño. El auto, la casa y la cantidad de dinero hacen sospechar a la policía que el hombre conocía a los ladrones.
sábado, 26 de septiembre de 2015 · 18:00
"Mire o es muy descuidado o conocía a los ladrones”, así comienza la oración de los investigadores que por estas horas intenta descubrir quién le robó a Marcelo Martínez (45). 

El empresario santaluceño dijo a la policía que el martes pasado dos delincuentes entraron a su casa y le robaron 90 mil dólares y 30 mil pesos pero no dejó entrar a los efectivos, ni hizo la denuncia a pesar de estar visiblemente golpeado. Dos días después se dirigió a la Comisaría 5ta y radicó la denuncia formal pero con un "pequeño” cambio. Ya no eran más 90 mil dólares sino 9 mil y los 30 mil pesos quedaron reducidos a 3 mil. 

La policía está absolutamente desconcertada. Mientras tanto se llevan dos causas paralelas que se abrieron de oficio, una que investiga la Comisaría 5ta y otra de Robos y Hurtos, pero hasta el cierre de esta edición, ninguna había podido dar con los culpables. 

Es que si hay algo que es cierto es que a Fernández lo golpearon mucho y terminó en el Hospital Rawson, pero los investigadores tienen serias dudas sobre la versión de lo que realmente ocurrió ese día. 

Lo primero que les hizo sospechar es que la casa del empresario es literalmente una fortaleza. Paredes altas, rejas por todos lados y hasta un portero con una cámara para poder ver quién llama a la puerta. 

"Si usted ve dos ladrones en la puerta de su casa, ¿sale a correrlos con un cuchillito o se encierra y llama a la policía?”, sostuvo un uniformado que investiga el caso. 

Es por eso que por el momento la principal hipótesis de la policía es que Martínez conocía perfectamente a quienes ingresaron a robarle y que él inocentemente les abrió la puerta. 

La duda que tienen es, si los conoce, por qué insiste con cubrirlos. Ahora la investigación se centra en el círculo íntimo del empresario, mientras que intentan recabar pruebas en la vivienda de Martínez, que llegó a cortar en la mano a uno de los delincuentes. 

"El problema es que los vecinos casi no lo conocían, no hablaba con nadie, tenía una vida muy privada y eso hace difícil seguir alguna línea”, comentó un efectivo de Robos y Hurtos a este semanario. 

Otro de los puntos que hacen sospechar a la policía es el vehículo que le robaron el día del atraco. Un Volkswagen Scirocco, es decir un auto de alta gama, que según los investigadores "no se arranca así nomás, tiene tarjeta y es muy tecnológico”, dijo un policía.  Tal es así que creen que de no haber sido porque el rodado apareció y el empresario quiere recuperarlo, jamás hubiese puesto la denuncia en la policía. Es más, sostienen que de no haber tenido que ser socorrido por los vecinos debido a la brutal golpiza que le dieron ni siquiera se hubiesen enterado del robo. 

El jueves por la mañana el hombre fue a radicar la denuncia a 48 horas del atraco y dijo que antes no lo hizo porque dio todo por perdido. Ahora las principales líneas investigativas apuntan a los empleados de su empresa y a una pareja que él manifestó que tenía, pero el hermetismo del empresario no ayuda a la policía. 



Galería de fotos

Comentarios