INFORME: LA RUTA DE LA CAL

A Brenda y Abigail las sacaron del país caminando, al lado del camión

La aparición de Brenda (15) en Colina, presunta víctima de trata con fines sexuales, evidenció las falencias del control internacional en el paso Cristo Redentor, en Mendoza. Abigail (13) dijo que cruzó ilegalmente dos veces ése paso. Y que la primera vez lo hizo junto a Brenda.
sábado, 26 de septiembre de 2015 · 09:58
Por Gustavo Martínez Puga
 
¿Cómo pasaron a Chile las dos menores sanjuaninas a Chile, en momentos que sus rostros estaban en los comunicados a las fuerzas de seguridad y en todos los medios de comunicación por estar desaparecidas y por ser posibles víctimas de trata de personas con fines sexuales? La respuesta es más sencilla, y preocupante, de lo que se cree: lo hicieron caminando, a un costado del camionero que las había captado, por el paso internacional Cristo Redentor, en Mendoza.
 
Así se supo en base a las primeras declaraciones que Abigail dio a los especialistas de la Oficina de Rescate del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, a quien la menor también le reveló que ella cruzó caminando junto a Brenda hacia Chile, a un costado del camionero que las había llevado desde San Juan hacia el control limítrofe internacional.
 
Cabe recordar que Abigail apareció antes que Brenda, en un control de Gendarmería en Uspallata. Ahora se supo que iba escondida en la cama de la cabina de un camionero chileno, quien está detenido y ya fue indagado por el juez federal de Mendoza, Fernando Garnica, quien se desprendió de la causa y la envió a la Justicia Federal de San Juan porque aquí es donde se originó el delito de trata de personas con fines sexuales, cuando fueron captadas las dos menores.
 
DETALLES

Abigail contó que pasó dos veces ilegalmente el paso internacional Cristo Redentor: cuando salió con Brenda a pie y cuando regresó oculta en la cabina de un camionero y fue rescatada por Gendarmería Nacional.

Ahora se supo que Brenda, la menor de 15 años que estuvo desaparecida desde el 30 de agosto, quien apareció el martes 22 de septiembre último, habría sido liberada por sus captores en el pueblo Colina, 27 kilómetros al Norte de Santiago de Chile.
 
Según fuentes oficiales, fue Brenda quien se presentó de repente ante los Carabineros.
Creen que la pueden haber liberado para no quedar involucrados en un delito internacional, como es la trata de personas con fines sexuales. Aún la menor no llega al país y se conocerán más detalles cuando los especialistas de la Oficina de Rescate de la Nación la entrevisten.
 
De la revisión física y de las entrevistas psicológicas, la Justicia Federal se nutrirá de información para ver si las menores fueron víctimas de delitos sexuales.
 
La investigación original hecha por la Policía de San Juan determinó que ambas menores serían víctimas de una red de trata de personas con fines sexuales que tiene una conexión entre Los Berros, en Sarmiento, con Chile. Y que la forma en que salieron las menores fue a través de los camioneros chilenos que transportan calizas al país vecino.
 
Ahora la investigación judicial está en manos del juez federal de San Juan, Leopoldo Rago Gallo, quien está en la etapa de tomar declaraciones indagatorias a las dos personas detenidas en San Juan: Carolina Lima, una mujer de Los Berros que se dedicaría a la prostitución y a quien Brenda ya había visitado en una de sus fugas del hogar, y Ricardo Aníbal Terusi, un sujeto oriundo de Buenos Aires, dueño de una especie de bar de esa localidad sarmientina, donde se cree que se ejercía la prostitución y donde Brenda habría sido vista por última vez antes de cruzar a Chile.
 
Más allá de las explicaciones lógicas que dan en el control internacional Cristo Redentor, tales como que no puede revisarse exhaustivamente vehículo por vehículo porque trabaría el flujo civil y también el de transporte de cargas entre los dos países, el caso de las dos menores sanjuaninas dejó en evidencia las graves falencias que tiene ese paso fronterizo internacional ubicado en Uspallata, Mendoza.
 
¿Quién controla?
 
La Dirección Nacional de Migraciones (DNM) es quien tiene la responsabilidad de controlar la entrada y salida de personas al país. Lo hace en forma directa o con fuerzas policíales auxiliares, como Gendarmería Nacional para el caso de las fronteras. Su director es Martín Arias Duval y depende del Ministerio del Interior, a cargo de Florencio Randazzo. La DNM fue creada el 4 de febrero de 1949 durante la presidencia de Juan D. Perón.
 
EN CIFRAS
 
5.308
Es la cantidad de kilómetros que tiene la extensión de la frontera con Chile. En total, con los 5 países que limita Argentina, la extensión de la frontera es de 9.376 kilómetros.
 
74
Es la cantidad de pasos fronterizos terrestres que Argentina tiene con Chile. En total son 154 los pasos fronterizos terrestres del país.
 


Galería de fotos

1
1

Comentarios