En Concepción

Robo a periodista: le rompieron la puerta y se llevaron cerca de $15 mil

Ocurrió cerca de las 21 en su vivienda ubicada en Avenida Circunvalación y Salta. El periodista estaba haciendo su programa y aprovecharon para llevarse el dinero en pesos, algunos dólares y euros, que tenía ahorrado. Con el ya son 7 los periodistas asaltados en un año.
jueves, 13 de agosto de 2015 · 07:03

El periodista Mario Castro fue víctima de un escruche anoche en Capital. 

De acuerdo a lo informado por fuentes policiales el periodista volvió a su casa ubicada en Salta y Avenida Circunvalación después de hacer su programa Vértice Deportivo y se encontró con las luces prendidas, pero sobre todo, la puerta reventada a patadas y las manos del propio delincuente en ella. 

Cuando ingresó encontró todo revuelto y se dio cuenta que se llevaron sus ahorros, destinados para una posible operación. Fueron cerca de $15 mil entre pesos, y algunos dólares y euros. "Uno se siente violado", dijo el periodista anoche en diálogo con Telesol. 

Además los ladrones tuvieron tiempo de llevarse hasta la máquina de afeitar, relató también Castro.

Hasta el momento no hay detenidos por el hecho e investiga la Comisaría 2º. 

Con él ya son siete.

Leé el informe que hizo el periodista Gustavo Martínez Puga para Tiempo de San Juan con los periodistas asaltados en un año, publicado en la última edición del diario:

 

RELEVAMIENTO PERIODÍSTICO

Con Muñoz y Yacante, son 6 los periodistas asaltados en un año

De distintos modos, todos sufrieron delitos contra la propiedad en sus viviendas o en el trabajo. En el último hecho fueron dos menores vecinos, a quienes veían a diario en el almacén del barrio. Por Gustavo Martínez Puga

Con Muñoz y Yacante, son 6 los periodistas asaltados en un año

Osvaldo Benmuyal fue una de las tantas vícitimas.

Mauricio Dávila, Osvaldo Benmuyal, Marisa Gil, Enrique Merenda y el matrimonio conformado por los conductores televisivos Carolina Muñoz y Marcelo Yacante son los periodistas que en el último año fueron víctimas de robos en sus casas o en sus lugares laborales.

El último hecho delictivo fue uno de los más sorprendentes. Es que las víctimas conocían a los dos ladrones, quienes resultaron ser menores de edad que eran vecinos del barrio y los veían a diario en el almacén del barrio.

En ese dramático escenario quedaron atrapados los periodistas Marcelo Yacante, conductor del noticiero nocturno de Canal 5 Telesol, y su esposa, Carolina Muñoz, también conductora del noticiero nocturno de Canal 8.

El episodio del que fueron víctimas ocurrió el martes 4 de agosto, en horas de la tarde, cuando la periodista Muñoz estaba en su casa del Barrio 15 de Mayo, en Trinidad, junto a sus hijos.

De repente escuchó que alguien corría por los techos de la vivienda. Inmediatamente, la periodista tendió a llamar por teléfono a su esposo para pedirle ayuda.

En ese momento, mientras hablaba por teléfono, escuchó que alguien llamaba en el portón de ingreso a la casa. Era la policía. La periodista no comprendía qué hacía la policía en su casa, si ella no los había llamado.

Al abrirles la puerta se enteró que los ladrones habían sido divisados por los vecinos, quienes habían visto que estaban robando en la casa aledaña a la de Muñoz y Yacante.

Tras revisar la vivienda de los periodistas y la del vecino, la policía y los periodistas se dieron cuenta que una bicicleta de los hijos de los conductores televisivos estaba en el fondo de la casa del vecino, por lo que estaba siendo robada y fue abandonada por los ladrones al momento de fugarse.

La policía encaró un cerrojo en el barrio y atrapó a dos personas, quienes resultaron ser menores de edad que inmediatamente fueron puestos en libertad. La periodista Muñoz dijo que eran pibes vecinos que varias veces había visto en el almacén del barrio cuando fue a realizar compras.

Tres días antes, en la noche del sábado 1 de agosto, la víctima fue el periodista Enrique Merenda, quien trabaja en radio La Red y en el semanario Nuevo Diario.

Fue el mismo periodista quien descubrió a cuatro ladrones intentando ingresar a su vivienda, ubicada en el Barrio Del Carmen, en Capital. Habían forzado dos ventanas y una puerta. Él había salido de la casa y los vecinos le llamaron advirtiéndoles que estaban entrando a la casa.

Los vecinos llamaron a la policía. Y el periodista vio cuando los delincuentes escapaban. "Podría haber sido un Pablo Aguilar –por el rugbier que enfrentó al ladrón y recibió 12 puñaladas- o el hombre del caso Senatore –el ladrón muerto en manos de un justiciero-", comentó el periodista Merenda.

Por ese caso, los policías de la Seccional 27 lograron atrapar a un delincuente, quien tendría muchos antecedentes. "Cuando salí de la comisaría de hacer la denuncia, toda la familia del pibe que habían detenido ya estaba ahí y encima tuve que soportar que me miraran mal”, aseguró el periodista Merenda.

En los primeros días de febrero último, la periodista televisiva Marisa Gil, cronista y conductora en Canal 8, sufrió el robo en su casa ubicada en Concepción, Capital, a la vuelta de la Seccional Segunda.

En momentos que ella estaba de vacaciones, le rompieron cuatro puertas y revisaron cada rincón de la vivienda. Se llevaron una notebook y un playstation 2.

"Suspendí mis vacaciones cuando mi mamá vino a regar las plantas y vio que habían entrado a robar. Nadie está exento de que le roben. Es el cuarto hecho en esta cuadra”, comentó en ese momento la periodista Gil.

El 18 de diciembre último la víctima fue el conductor radial Osvaldo Benmuyal.

El periodista denunció que entre la noche del jueves y la mañana del viernes le habían robado entre 8.000 y 10.000 pesos que tenía para el pago de aguinaldos en el interior de la radio AM 1020, en Santa Fe antes de España, en Capital.

"El olor a plata trajo a los inescrupulosos”, dijo al aire de AM 1020 el periodista Benmuyal. En ese hecho no se registró violencia en puertas o en ventanas.

Finalmente, entre la tarde y la noche del jueves 29 de mayo del año pasado la víctima fue el periodista radial Mauricio Dávila, ahora en Radio Colón.

El robo se produjo en su vivienda, ubicado en un loteo privado ubicado en la calle Tascheret y Calle 6, en Colonia Rodas, Rawson. Los delincuentes se llevaron una escopeta, municiones, una computadora personal y hasta las empanadas que tenía frizadas.

Luego la policía detuvo a un sujeto de 22 años vinculado a ese hecho, pero el cómplice nunca apareció.


Galería de fotos