FALLO DEL JUEZ CORREA

Procesada y embargada por quedarse con los $ 130.000 que el banco le depositó por error

Le dictaron el auto de procesamiento por el delito de estafa. Es sin prisión preventiva, por lo que seguirá libre. Pero le trabaron un embargo del mismo monto que el de la polémica. Por Gustavo Martínez Puga
sábado, 01 de agosto de 2015 · 12:51

Paola Natalia Rodríguez (37), la empleada de Vialidad Provincial que fue centro de una polémica nacional a mediados de junio, cuando se supo que se había gastado 130.000 pesos que el banco le había depositado por error, fue procesada por el delito de estafa por el juez Benedicto Correa, del Quinto Juzgado de Instrucción.

La medida fue confirmada por el fiscal Daniel Guillén, quien fue notificado de la resolución el último viernes. "Finalmente se la procesó por el delito de estafa simple y no atenuada, como había pedido la defensa y a lo que yo me había opuesto, porque la mujer se valió de un ardid para obtener el dinero en efectivo en la línea de caja”, informó el fiscal.

Además de procesarla por ese delito penal, por el cual no irá presa porque es excarcelable y porque la mujer no representa ningún riesgo de fuga ni de entorpecimiento de la investigación, el juez Correa le trabó un embargo sobre los bienes por el monto de 130.000 pesos.

Ese embargo es preventivo, con la intención de que si luego es encontrada culpable en el juicio y el banco decide demandarla civilmente para resarcir el presunto daño sufrido por la entidad financiera, la mujer pueda responder con sus bienes materiales si carece de efectivo.

Ella ya dijo públicamente en el programa Crónicas Policiales, por Canal 13 San Juan, el único medio con el que habló, que se gastó la mayor parte del dinero: ofreció al banco devolver 30.000 pesos en efectivo y los 100.000 restantes en cuotas.

Pero ella dice que el interés que le cobraba el banco era imposible de pagar para ella, por lo que no llegaron a un acuerdo. En todo momento Rodríguez admitió que sacó el dinero y que se gastó parte del mismo, pero siempre sostuvo que es porque creyó que era el monto de un seguro que debía cobrar por un accidente laboral que sufrió.

Sin embargo, el juez Correa contó con un testimonio clave: el de José Flores, el ex abogado de la mujer en ese accidente laboral. Ese profesional declaró en el juzgado que nunca la mujer pudo creer que iba a cobrar el seguro porque los trámites no habían avanzado para llegar a esa instancia.

Luego la defensa de Rodríguez acercó documentación certificada por escribano que demostraba que la mujer había otorgado por SMS al abogado el número de su CBU para que le hicieran el depósito en su cuenta.

Pero al juez Correa le bastó con las pruebas recolectadas como para tener la sospecha fundada de que la empleada pública fue autora de una estafa y que se valió de una mentira para hacer incurrir al banco en un error y extraer 124.000 en pesos en efectivo en la line de cajas: llenó una declaración jurada diciendo que ese monto correspondía a un seguro por un accidente laboral.

Antes la mujer se había gastado 6.000 pesos con la tarjeta de débito. Todo eso ocurrió entre el 20 y el 26 de febrero último, después de que Rodríguez se diera cuenta que le habían depositado 130.000 en su cuenta de caja de ahorro en la que cobraba su salario, unos 5.000 pesos mensuales.

Seguramente el auto de procesamiento será apelado por la defensa de la mujer, a cargo de Diego Sanz, quien sostiene que la mujer nunca tuvo mala fe en su proceder.

¿ALGUIEN COLABORÓ?

El polémico caso fue informado en exclusiva por Tiempo de San Juan el sábado 20 de junio. El viernes 19 el juez Correa ordenó detener a Rodríguez, quien estuvo presa hasta el lunes siguiente, después que los responsables legales del banco la denunciaran en la Fiscalía de Instrucción N° 1, a cargo de Daniel Guillén.

Pero a los investigadores les quedó la duda acerca de que si la mujer recibió o no ayuda interna en el banco para concretar el presunto delito, según fuentes de la investigación.

En la justicia no se explican por qué Rodríguez, si no tenía fondos en su cuenta hasta antes del 20 de febrero, sabiendo que no iba a cobrar su salario hasta los primeros días de marzo, de repente consultó por home banking su cuenta y descubrió que alguien le había depositado 130.000 pesos. Luego, según la investigación, hizo pagos con la tarjeta de débito, como viendo si esos fondos eran reales. Posteriormente hizo compras y extrajo 1.500 pesos con ese sistema. Al ver que tenía fondos, fue a la caja y sacó la totalidad.

¿Alguien le avisó que tenía depositado 130.000 pesos por error? ¿Cómo sabía que le iban a pedir llenar una declaración jurada para poder extraer por ventanilla?

 


Comentarios