CITAN A POLICÍAS

Crimen del menor: dudan de los tiempos de la ambulancia

Hay un dato que la policía no sentó en el procedimiento: la hora en que la ambulancia llegó al lugar en el que estaba el pibe herido, Darío Torres, quien luego falleció. Por Gustavo Martínez Puga.
martes, 21 de julio de 2015 · 07:02
Por Gustavo Martínez Puga

Sólo hay un dato claro: pasó una hora entre que la ambulancia fue solicitada porque había un menor sangrando de un cuchillazo en la calle y su arribo con el herido al hospital. De manera que el dato que había generado polémica, porque sostenía que había demorado una hora en asistir al herido, ya fue descartado. Pero hay otro dato que saltó al revisar el procedimiento que no le cierra a las autoridades políticas del área de Seguridad del gobierno: ¿por qué no quedó registrado en el procedimiento el horario en que la ambulancia llegó al lugar en el que estaba el menor herido?

Eso es lo que ahora empezó a investigar el subsecretario de Control de Gestión de la Seguridad Pública, Mauricio Solano.

"Tenemos con precisión los horarios en que la ambulancia fue solicitada y cuando arribó con el herido al hospital. Pero no sabemos por qué motivo no está consignado en el procedimiento el horario en que la ambulancia llegó al lugar en que estaba el menor herido. Eso es lo que estamos tratando de esclarecer”, aseguró Solano.

El funcionario dijo que "puede deberse a muchos motivos. Por ejemplo, si había mucha gente en el lugar, la prioridad de la policía debe haber sido despegar de público el lugar para que la ambulancia procediera con velocidad y no entorpecer el trabajo. Todo eso es lo que se está investigando”.

Ya empezaron a darse los primeros pasos en esa investigación interna que se está haciendo a los policías de la Seccional 13 que intervinieron en el caso. También hubo un patrullero de otra división que fue en apoyo al lugar, cuyos efectivos no fueron identificados oficialmente.

Esos primeros pasos consistieron en empezar a citar a los policías que estuvieron en esas primeras horas del domingo 7 de junio último, alrededor de la 1.30, cuando el menor Darío Torres cayó malherido en el cruce de la avenida Libertador San Martín y Aberastain, en Rivadavia.

Esa herida fue la consecuencia de una puñalada por la espalda que le dio otro menor, de 15 años, y ambos venían de estar en el cumpleaños de otro chico en la Villa San Rubén, en Rivadavia. Esa fiesta generó una gran polémica porque hay sospechas que no fue un cumpleaños, sino una fiesta clandestina. Esto último está investigándose en la Justicia de Faltas.

La puñalada mortal se habría producido a siete cuadras de la casa en la que se organizó la polémica fiesta.
La investigación penal está bajo la órbita de la jueza de Menores, María Julia Camus, quien también echará luz sobre los tiempos de la ambulancia y su incidencia en el desenlace fatal.

Es que, hasta ahora, no se conoce el resultado de la autopsia. Allí debe haber quedado establecido si la herida mortal que recibió Darío Torres pudo haber tenido otro final de haber recibido asistencia más rápidamente.
Marcelo Fernández Valdez, abogado de la familia que organizó la fiesta de la polémica, fue quien cuestionó públicamente los tiempos de la ambulancia y el procedimiento policial: "Tenemos testigos civiles que intentaron llevar al pibe herido al hospital y la policía no se lo permitió. Y tenemos entendido que la ambulancia demoró una hora en llegar”.

El abogado Fernández puso la lupa en esa instancia del procedimiento con la intención de dejar en claro que la policía achacó a sus clientes de organizar una fiesta clandestina para responsabilizarlos del trasfondo del crimen del menor y así sacar el foco de la atención en el procedimiento policial.

¿Movimientos en el COP?

A raíz del crimen del menor Darío Torres, en el Centro de Operaciones (COP) se habrían producido movimientos de personal. En ese lugar es donde se recibió el llamado pidiendo la ambulancia y también donde se fue monitoreando todo el caso y todas las intervenciones de la policía.

No se informó oficialmente si ese movimiento de personal tuvo o no que ver con la investigación que está haciendo la Subsecretaría de Control de Gestión que dirige Mauricio Solano. Pero lo concreto es que un tío del menor que organizó la fiesta  es policía, trabajaba en el COP y le cambiaron el destino al Comando Radioeléctrico.

Eso ocurrió después del polémico caso, en particular cuando se puso la lupa en el dato de los tiempos de la ambulancia y en el procedimiento de la Policía. ¿Sabía algo el policía, tío del menor que organizó la polémica fiesta?.

Galería de fotos

Comentarios