PROCESADO

Las pruebas que complican al hijo del poeta por abuso

Saúl Quiroga (h), está procesado por la presunta violación de una sobrina suya. La Cámara Gesell y la pericia de un especialista sobre la combinación de alcohol con marihuana fueron fundamentales. El acusado está prófugo.
domingo, 13 de diciembre de 2015 · 09:35

La Cámara Gesell a la sobrina de Saúl Quiroga (h) y la opinión de un especialista médico fueron pruebas suficientes para que el juez del Primer Juzgado de Instrucción, Benito Ortiz, decida procesarlo con prisión preventiva. Pero el hombre está prófugo.

Quiroga, hijo del reconocido poeta vallisto del mismo nombre, había quedado en libertad por falta de mérito, dictada por el juez Benedicto Correa mientras subrogaba a Ortiz. Sin embargo, a su regreso, el juez Ortiz ordenó más pruebas y entendió que había suficientes para procesar a Quiroga y ordenar su detención.

Una de las pruebas fundamentales fue el informe de la psicóloga que entrevistó a la menor en Cámara Gesell. La profesional definió el relato de la chica sobre la violación como "un testimonio con alta posibilidad de verosimilitud”.

A esto se le sumó la pericia del bioquímico legista del laboratorio Criminalística de San Juan, quien explicó los efectos que produce combinar alcohol con marihuana, dos sustancias que la joven había consumido cuando sufrió la violación.

Taquicardia, malestar estomacal, boca seca, una posterior debilidad, pesadez en miembros y la imposibilidad de coordinar movimientos, relajación, fatiga y cansancio son los efectos que, según el profesional, produce el consumo de marihuana con alcohol.

Esto terminó de enterrar a Quiroga porque explicó por qué la menor no tenía signos de violencia física. Para el juez Ortiz, el estado en el que estaba le impidió resistirse cuando su tío la tomó por la fuerza.

EL HECHO

Todo habría ocurrido el 2 de enero del corriente año en una finca que Quiroga tiene en Usno, Valle Fértil. Según consta en la declaración de la familia de la adolescente, ese día comieron un asado en la casa del acusado y luego la chica pidió quedarse un rato más, a lo que su madre accedió.

Una vez solos, Quiroga y la menor comenzaron a ingerir whisky y a fumar la marihuana que el hombre le ofreció a su sobrina, un cóctel que resultó fatal para la chica.

Es que la menor se descompuso, vomitó y se recostó sobre un sillón, situación que su tío habría aprovechado para abusar sexualmente de ella. La víctima también declaró que luego de ingerir el alcohol y el porro comenzó a sentirse mareada y sin fuerzas lo que le impidió alejar a su tío cuando éste comenzó a besarla.

Después de consumado el abuso, como pudo la menor se vistió y salió corriendo de la casa para luego ser alcanzada por Quiroga que la convenció de llevarla hasta donde estaban sus padres. La menor se negó pero luego accedió porque le dio miedo de que la matara, según declaró. Ahí es donde Quiroga le habría pedido que no contara nada de lo sucedido.

Sin embargo, la joven llegó en un estado de shock y con un ataque de llanto a su domicilio y terminó contándoles a sus padres lo que le había hecho su tío. Esa madrugada radicaron la denuncia y Quiroga fue detenido para luego ser puesto en libertad por falta de mérito. Ahora, el juez volvió a librar una orden de detención sobre el hijo del poeta. 

A pesar de la orden de detención librada por el juez, la policía aún no logra dar con el paradero de Saúl Quiroga (h). Según comentaron fuentes del departamento de Valle Fértil, Quiroga volvió a su finca en Usno después de que fue puesto en libertad, pero desde hace diez días nadie volvió a verlo. Ahora está prófugo de la Justicia y a dos semanas de que ordenaran su detención nadie sabe dónde está el procesado por abuso sexual.

Galería de fotos

Valorar noticia

Comentarios

Otras Noticias