Sorpresa en el aeropuerto

Uno de los autos más caros del mundo llegó a Ezeiza: mirá quién lo importó

Se trata del Lamborghini Huracan Evo Spyder. Algunos datos sobre sus características, precio y velocidad
lunes, 21 de septiembre de 2020 · 08:43

Lo suyo es la velocidad, así que no debía llegar en barco; lo hizo en avión, desde Italia, para el asombro de empleados y circunstanciales testigos en la Terminal de Cargas de Ezeiza.

Se trata de un Lamborghini Huracan Evo Spyder, uno de los bólidos más caros y veloces del mundo, tal como reportó el portal especializado Autoblog.

Su precio, según el sitio especializado internacional CarBuzz, oscila entre los 230.000 y los 288.000 dólares, pero los impuestos y el transporte habrían llevado el precio cómodamente por arriba de los 300.000 euros.

El importador, según el sitio especializado, fue el empresario Guillermo Chetta, dueño de una concesionaria Honda en San Isidro, que también se encargó del trámite de importación, aunque se desconoce quién fue el comprador.

El vehículo fue primero de Italia a EEUU, según informó a Autoblog la empresa XM Logística y fue cargado en avión hacia Buenos Aires.

En un “review” en el sitio especializado CarBuzz el experto Karl Furlong define al Lamborghini Huracan Evo Spyder como un vehículo que, con sus 631 caballos de fuerza, “simplemente te hace explotar la cabeza”.

Furlong precisa que el modelo pasa de 0 a más de 100 kilómetros por hora en 3 segundos y en 9,2 segundos puede alcanzar su velocidad máxima, de 325 kilómetros por hora.

Además de la potencia de su motor, el Lamborghini Huracan Evo Spyder tiene un diseño espacial y se presenta en colores de una deslumbrante intensidad.

Los modelos “Huracan” de la marca italiana reemplazaron hace algunos años a la línea “Gallardo” y en particular el “Evo Spyder” que es la versión superior de los Lamborghini de motores V10.

El Evo Spyder AWD tiene, al igual que la Cupé Evo Lamborghini una “plataforma inerziale” (LPI) y aceleradores con sensores giroscópicos que adapta instantáneamente el sistema de amortiguación. Otra versión, la RWD, tiene una potencia de “apenas” 602 caballos y un sistema de tracción recalibrado para adaptarse a las características de manejo del vehículo.

Apenas se supo de la llegada del vehículo, por redes sociales empezó a circular la absurda versión de que el vehículo era para Máximo Kirchner, lo que fue replicado con la no menos absurda versión de que se trataba de una “operación de desprestigio” contra el hijo de la vicepresidente y presidente del bloque de diputados del Frente de Todos.

Fuente: Infobae

Comentarios

Otras Noticias