martes 16 de abril 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
zodiaco

Mirá cuál es el lado oscuro de tu signo: animate a descubrirlo

Todos tenemos un lado malo, y vos no vas a ser la excepción.

Por Redacción Tiempo de San Juan

Aries

Te aburres de todo demasiado rápido

Te despistas con una gran facilidad, puedes empezar a hacer algo con mucha fuerza pero que otra cosa se te cruce en tu camino, y, si ésta última resulta más interesante, no dudarás en abandonar la primera.

Eres competitivo, te encanta ganar y ser el primero en todo

En realidad, incluso, puede darte envidia (a veces sana y a veces enfermiza) que otros puedan dejarte atrás, pero en el fondo sabes que, tarde o temprano, tendrás otra oportunidad para demostrar que un Aries, cuando se lo propone, llega el primero siempre, aunque eso signifique jugar sucio. ¿El fin justifica los medio? Para ti si.

Tienes episodios coléricos y estallas por tonterías

Como por ejemplo, cuando olvidas tus llaves, pierdes tu teléfono o eres incapaz de abrir una lata de comida cuando tienes hambre (acabarás por golpearla contra todo lo que tengas a mano y si no consigues abrirla, terminarás por arrojarla por la ventana).

Tauro

Odias que te digan que no puedes tener lo que quieres

¿Que tú no puedes? por supuesto que si, y es más, cuando lo consigues te aferras a ello como si fuera un tesoro que nadie más puede tocar sin tu permiso. Es por eso por lo que te llaman posesivo, pero, en realidad, lo que no entienden los demás es lo que te ha costado conseguirlo, ¿o no?. Sólo un valiente se atrevería a quitarte algo que es tuyo.

Intentas que nada se te escape de tu control

Siempre quieres saber dónde están cada una de las personas que te rodean, qué es lo que tienen pensado hacer y te enfurece que no regresen puntuales al punto donde habíais quedado.

No pueden cambiar lo que piensas

Tu opinión es inamovible casi siempre y los cambios violentos no te gustan para nada. Te agrada la vida que llevas y ¿para qué cambiarla? Siempre es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer.

Géminis

No sueles estar satisfecho con lo que tienes

Tienes que estar entretenido todo el tiempo porque tu mente se nubla pensando que otros se lo pueden estar pasando mucho mejor que tú o que tienen grandes planes y no estás en la lista de invitados.

Te niegas a crecer

Eso es algo muy típico de los Géminis. Vives en una constante etapa de adolescencia y eso, obviamente, también recae en las decisiones que tomas. La madurez, responsabilidad de tus actos y bla bla bla no van contigo.

Eres inestable, inconstante, inmaduro e incorregible, además irresponsable

Pero a pesar de todo, tienes gracia, y eso gusta a los demás. En el fondo sabes que sin ti, las fiestas no tienen sentido, que los viajes son aburridos y que pones la chispa a cualquier evento.

Cáncer

En la mayoría de veces ni olvidas ni perdonas

No se te olvidan las cosas desagradables que han dicho de ti, lo sabes. Si en algún momento sale a la luz algo del pasado lo recuerdas como si lo hubieses vivido hace unas horas. Eres capaz de reabrir el asunto porque para ti, nada está cerrado definitivamente.

Te alegras de las desgracias ajenas

Y mucho más cuando les ocurren a tus enemigos. No es justo que todo te pase a ti ¿no?, así que cuando ves que alguien está hundido te acercas a «socorrerlo».

Te lanzas sin mirar a los dos lados

En muchas ocasiones, eres de los que arriesga sin temor a nada, te lanzas aunque sepas que vas cuesta abajo y sin frenos y no miras a los dos lados antes de saltar y eso a veces pasa factura. Pero, tú, tienes que intentarlo todo. ¿No hay mucho que perder no?

Leo

Puedes llegar a ser muy cruel con los demás

Además de tirano y con cero tacto. Son pocos los que se atreven a retarte y a provocarte pero los hay. Y tú, no tienes mucha paciencia con ellos. Cuando te has lanzado al cuello de alguien ya no hay quien te frene, así que, un consejo para quienes no son Leo y tienen a alguno cerca: alíate con el si no quieres problemas y si no, NO ESTORBES.

Piensas a lo grande, actúas a lo grande

Por eso, desprecias a la gente mediocre y que se conforma con todo. Jamás serás como ellos, aunque también sabes que los necesitas así (personas que no se quejen ni aspiren a nada) para poder gobernarlos.

Un Leo cree que jamás comete errores

Jamás te equivocas. Eso es así. Por algo eres el Rey del Zodiaco ¿no? Y no tardarás en demostrárselo a quien quiera quitarte la razón, por las buenas o por las malas.

Virgo

Eres perfeccionista a niveles extremos

Las cosas deben de estar en el lugar dónde las colocaste y sabes perfectamente si alguien las ha movido un milímetro de su sitio. No toleras que nadie agarre lo que es tuyo sin permiso y no tardarás en hacer un drama si lo hacen.

La primera impresión es lo que vale

Si algo te entra por los ojos en una primera toma de contacto, te entra, si no, tendrá que esforzarse mucho para que le des una segunda oportunidad. Si conocieras al mayor capo de la mafia y te diera una buena sensación, mantendrías hasta la muerte que es una buena persona.

Eres hipocondríaco

Te asusta la enfermedad y además, te obsesionas demasiado con tu salud, tanto que eres capaz de gastar tu dinero en terapias de medicina alternativas, falsos brujos o modas alimenticias.

Libra

No te sacias con nada

Cuando has obtenido lo que deseabas, ya no lo quieres, pero nunca aprendes, y lo sabes.

Cualquier deuda que tengan se tiene que pagar

Si o si, ya buscarás tú las formas de hacerlo. En realidad lo que tú buscas es el «equilibrio» en tu vida, el orden, así que para ti, todo se paga, todo llega, todo tiene un principio y un final y todo se tiene que cerrar tarde o temprano.

Te da miedo elegir entre dos opciones

Sobretodo porque no quieres perder ninguna, y ¿quién sabe si no eliges la buena? ¿o no? ¿estoy haciendo bien?…y así pueden pasar horas. Puedes llegar a desesperar a mucha gente cuando tienes que escoger, pero es lo que hay, no te gusta renunciar y punto. Pero has aprendido algo, y es que, si dudas demasiado hasta que los demás se irritan a veces consigues ambas cosas. Prefieren darte todo a esperar a que te decidas.

Escorpio

Sabes manipular muy bien

Es lo que tú llamas «jugar con la mente». Eres un experto en eso. Siempre ganas. No ofreces segundas oportunidades, si en algún momento te decepcionan, evitas cualquier contacto.

Atraes lo que quieras hacia ti

A un Escorpio se le admira, el magnetismo que desprendes es aterrador. Eres capaz de hacer un imperio y destruirlo para demostrar que tú eres el que decides, aunque aparentemente pierdas.

Tus celos son legendarios

No soportas la traición ni la infidelidad porque eso supone perder, y ese, no es tu lugar. Desconfías de los demás porque sabes hasta que punto pueden ser crueles (como tú) pero a veces, también te engañan, y ahí, estás perdido, darás todo a cambio de nada, y cuando te des cuenta de la estrategia te costará volver a levantarte más que al resto. Pero te levantarás.

Sagitario

Odias las barreras, y por supuesto para ti no existen

Si intentan atarte o prohibirte algo, evidentemente, ni siquiera prestarás atención. Tú te confundes, tú lo arreglas. Es así.

No puedes aguantar las ganas de dar tu opinión jamás

No esperas a que nadie te pregunte para decir lo que piensas, es más a veces ni siquiera quieren tu opinión pero a ti te da exactamente lo mismo, porque la soltarás sin vergüenza.

Te gustan las cosas grandes

Grandes planes, grandes banquetes, grandes fiestas… Quizás el plan de tomar una copa acaba por una borrachera a punto del coma. Si te dicen que no deberías excederte con la comida, lo primero que haces es comerte un bistec de 400 gramos con patatas fritas y extra de arroz. ¿Inconsciente? Mucho.

Capricornio

Si te hieren, están acabados, literalmente

Aún no hemos hablado de tu orgullo extremo, muy típico en cualquier Capricornio. Jamás reconocerás que te has equivocado, puedes fallar, haber elegido mal, pero la palabra equivocación no está en tus registros.

Un Capricornio no olvida nunca

Si te traicionan lo mínimo que harás será devolverla, con comisiones, y muy altas. No puedes quedarte sentado sabiendo que han intentado jugar contigo y olvidarlo, no, el rencor corre por tus venas así que, los demás tienen que tener cuidado contigo.

El que te traiciona, paga, siempre

Odias las prisas, la gente que hace todo demasiado deprisa, sin rumbo, a los inestables y a los que fantasean con cosas irreales. Esos son los peores. Reconoces a los falsos y te encargas de hacerles la vida un infierno. 

Acuario

Puedes llegar a ser muy impertinente

Claro que eres frío y reservado con la familia, y a veces la arrogancia te sale por cada uno de los poros de tu piel. Con los amigos sueles ser una persona noble y amable, entre ellos sabes que eres el admirado y si, todo hay que decirlo, el superior.

Eres único y se lo haces saber a todo el que te rodea

Te encanta llamar la atención dentro del mundo en el que vives y sea en la forma que sea, con prendas atrevidas o pidiendo un batido de plátano y a la vez mezclarlo con una ración de atún en salsa mientras todos te miran atónitos, por ejemplo. 

Jamás te adaptas a lo que no quieres

La rutina o la monotonía no van contigo, no sabes en qué día vives ni en que estación del año estamos sin tener que pararte a pensar unos cinco minutos. Escapas de todos los asuntos aburridos como la boda del primo segundo de tu madre o reuniones de trabajo. Y además ni siquiera te inventas excusas, directamente desapareces del mapa.

Piscis

Tienes poca fuerza de voluntad

Las decisiones que puedes tomar hoy quizás no sean muy fiables. Si haces cualquier tipo de promesa con alguien lo mejor es que lleve una grabadora porque tú negarás todo lo que habías garantizado unas horas antes. Así es tu lado oscuro.

Tu cambios de humor son extremos

Puedes empezar algún plan contento y feliz y a los dos minutos renegar de la vida y llorar a mares. Lo que quieres ahora nunca será lo que quieras dentro de un minuto o lo que querías cinco minutos antes. Nadie se atreve a hablarte porque nadie sabe en que humor te despertaste.

Puedes llegar a ser muy celoso

Te cuesta reconocerlo y no soportas la idea de perder lo que quieres, así que también te vuelves posesivo con tus cosas y con tu gente. ¡Ah! Y nunca te sientes culpable porque la culpa siempre es de alguien más.

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Personal policial trabajando en el domicilio de Capital donde encontraron muerto a un hombre.
Mina Gualcamayo en Jáchal. 
La justicia irá contra uno de los protagonistas del impactante choque frontal en 9 de Julio
Absolvieron al cura Walter Bustos
Imagen ilustrativa

Te Puede Interesar