Coronavirus en Argentina

Médica repatriada de España: “Vengo del futuro y es horrible”

A Tabatha Rivas Giovannini, vecina de San Martín, la trajeron el sábado de Barcelona en un avión de la Cruz Roja. Está en cuarentena y luego trabajará en el hospital Posadas.
jueves, 9 de abril de 2020 · 16:50

Dos de abril de 2020: España suma diez mil muertos en 60 días. 28 de febrero de 2020: Tabatha Rivas Giovannini tiene 32 años, es argentina, vecina de San Martín y médica del hospital Posadas. Acaba de llegar a España, antes del estallido letal de la peor Pandemia del siglo. No sabe aún que el Hospital Clinic de Barcelona, donde empezará su residencia, estará en un mes, bajo un protocolo estricto recibiendo a diario pacientes con diagnóstico de Coronavirus. No imagina aún que le tocará trabajar con dos médicos y una enfermera infectados y que después de varias gestiones internacionales, logrará subir a un avión de la Cruz Roja Internacional y regresar al país junto a 121 colegas repatriados.

"Fueron 14 días de aislamiento y angustia esperando los resultados. Y justo cuando llegó mi negativo de Covid19, surgió la posibilidad de volver al país. Para ese entonces, estaba más preocupada por los casos de Argentina que los de España", admite Tabatha Rivas Giovannini.

"Fueron 14 días de aislamiento y angustia esperando los resultados. Y justo cuando llegó mi negativo de Covid19, surgió la posibilidad de volver al país. Para ese entonces, estaba más preocupada por los casos de Argentina que los de España", admite Tabatha Rivas Giovannini.

En religiosa cuarentena, posible gracias al departamento en San Martín que le prestó una amiga, Tabatha cuenta lo que fueron sus últimos días. "Vengo del futuro, con el diario del lunes, y lo que vi es horrible", describe esta joven, hija única -tenía una hermana que falleció-. "Llegué a Barcelona con una ilusión total, gracias a un convenio entre mi hospital y el de Barcelona. Vivía con una prima, a cuatro cuadras del metro que me dejaba en la puerta. Entraba a las 8 de la mañana y estaba hasta las cuatro de la tarde. Salía normalmente y, te vas a reír, agarraba mis cosas y me iba a la biblioteca hasta la noche para actualizarme sobre temas de cardiología", recuerda.

 

Pero todo se desvaneció en cuestión de semanas, los papers quedaron de lado y su hospital se convirtió en un lugar tenso y riesgoso. Tabatha cuenta que le tocó ver toda la curva ascendente de casos en España. "Y que no se tomó real magnitud de cómo iba a evolucionar esta pandemia. Veías a tus propios colegas en Bacelona que se estaban inquietando con lo que pasaba en Madrid. El problema se agravó cuando empezaron a dar positivo los médicos y enfermeros y particularmente en mi servicio hubo tres que habían estado en contacto conmigo", relata.

"Llegué a Barcelona con una ilusión total", describe esta médica cardióloga que realizaba una residencia en el Hospital Clinic de Barcelona y fue repatriada para volver a trabajar en el Hospital Posadas, uno de los tres nacionales -junto con el Garrahan y el Florencio Varela- que hay en todo el país.

"Llegué a Barcelona con una ilusión total", describe esta médica cardióloga que realizaba una residencia en el Hospital Clinic de Barcelona y fue repatriada para volver a trabajar en el Hospital Posadas, uno de los tres nacionales -junto con el Garrahan y el Florencio Varela- que hay en todo el país.

Estar en contacto con personas infectadas en medio de una pandemia. Aislarse. Testearse. Tabatha lo revive como una pesadilla de película. Igual que en las películas. Por momentos, peor que en las películas. "Fueron 14 días de aislamiento y angustia esperando los resultados. Y justo cuando llegó mi negativo de Covid19, surgió la posibilidad de volver a la Argentina. Para ese entonces, estaba más preocupada por los casos de Argentina que los de España. No estaba tranquila por mi familia, amigos y compañeros, me angustié mucho y dije: si voy a enfrentarme a esta enfermedad y ayudar, prefiero que sea en mi país".

El Hospital Posadas está ubicado en El Palomar, casi en el límite con Ciudadela y es una de las instituciones de la salud que mantiene abierto el registro voluntario para profesionales de la salud.

El Hospital Posadas está ubicado en El Palomar, casi en el límite con Ciudadela y es una de las instituciones de la salud que mantiene abierto el registro voluntario para profesionales de la salud.

Hasta ayer el número oficial de infectados ascendía a 1.265 -la cantidad de casos fatales subió a 40-. De esos, la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires concentran casi el 70% de los positivos de todo el país. "Pienso en distritos como La Matanza o Quilmes, o los casos que atendemos en el Posadas, con un número alto de pacientes con antecedentes de diabetes, amputaciones y patologías cardíacas en menores de 55 años y realmente asusta, Porque sabemos que nuestra base poblacional está mal en términos de buena salud. Y no podemos permitirnos llegar a eso. Por primera vez hay que dejar de ver a los demás países como ejemplo y serlo nosotros".

Los médicos repatriados viajaron en su mayoría desde Barcelona y en Zúrich, Suiza, se reencontraron con otros colegas para emprender viaje hacia Buenos Aires. Entre los profesionales de la salud hay enfermeros, clínicos, obstetras, anestesiólogos, bioquímicos, kinesiólogos de cuidados intensivos y cardiólogos. Se espera que después de la cuarentena obligatoria, todos se incorporen a los hospitales el lunes 13 de abril.

Comentarios

Otras Noticias