Mal ejemplo

Cayeron dos jefes policiales: se quedaban con plata que era para los presos

Son de la Seccional 2 de San Vicente, en Misiones. También robaban repuestos de vehículos incautados.
viernes, 15 de diciembre de 2017 · 12:00

Los jefes de una comisaría de la ciudad misionera de San Vicente fueron detenidos tras constatarse que se habían quedado con dinero destinado a los presos y, también, habían desguazado vehículos incautados para equipar los patrulleros.

La investigación se disparó a partir de una denuncia que fue deslizada bajo la puerta del despacho del fiscal Rodolfo Cáceres. La nota tenía datos precisos sobre los vehículos a los que se le quitaron accesorios y el taller adonde había sido llevada una moto decomisada para que el mecánico sacara repuestos.

Otras de las irregularidades denunciadas fue la apropiación del dinero que las familias dejaban para que los detenidos pudieran comprar comida, bebidas y cigarrillos durante la semana. Los jefes policiales se habrían quedado con 14.000 pesos.

Trascendió que días antes de ser detenidos, los jefes de la Seccional Segunda de San Vicente, reunieron a los subalternos y le pidieron hacer una colecta para reponer el dinero y evitar así un sumario interno.

El juez de Instrucción Gerardo Casco ordenó una serie de medidas que permitieron confirmar los datos aportados por el denunciante anónimo. En un taller mecánico hallaron desarmada una moto que había sido sacada de circulación por irregularidades; y los repuestos fueron colocados en un vehículo similar que pertenece a la Comisaría.

También se comprobó que a una Ford Ranger le habían quitado los estribos y la batería. Ambos elementos fueron utilizados en un patrullero afectado a la Seccional Segunda.

El juez Casco dispuso la detención de la jefa de la Comisaría, la oficial principal Soledad Rolón Kuz; y su segundo, el oficial auxiliar Roberto Dujaut, quien fue apresado en Posadas. Su jefa, en tanto, fue apresada en su propio despacho.

En un comunicado oficial, la Jefatura de Policía sostuvo que “desde el primer momento en que fueron detectadas las presuntas irregularidades, la Policía a través de la Dirección de Asuntos Internos formó parte de la investigación judicial y administrativa. A modo de transparentar el proceso judicial, y dada la complejidad del caso, la Jefatura de Policía ya dispuso el pase a situación de pasiva de los oficiales”.

Por su parte, desde la Justicia dijeron que los policías apresados están imputados de los delitos de “incumplimiento de los deberes de funcionario público, omisión de denuncia, hurto agravado por la condición de funcionario público y depositario infiel”.

(Fuente: Clarín)

Comentarios

Otras Noticias