Crimen del country

Farré pidió prisión domiciliaria con tobillera electrónica

La defensa del viudo Fernando Farré, detenido por el femicidio de su esposa, solicitó hoy para el acusado una prisión domiciliaria con tobillera electrónica, mientras que la fiscal y la querella pidieron que se le dicte la prisión preventiva.
jueves, 10 de septiembre de 2015 · 19:00
Fuentes judiciales informaron a Télam que ese fue el pedido de las partes en la audiencia oral que se realizó este mediodía ante el juez de Garantías 6 de Pilar, Nicolás Ceballos, quien mañana definirá la situación procesal del imputado.
 
El propio Farré estuvo presente en la audiencia ya que fue trasladado desde la alcaidía de Melchor Romero donde está detenido desde hace 20 días, hasta el juzgado ubicado a la altura del kilómetro 52 del Ramal Pilar de la autopista Panamericana, pero sólo habló ante el juez para dar sus datos personales. La primera en exponer fue la fiscal de la causa, Carolina Carballido, quien sostuvo los fundamentos del pedido de prisión preventiva que presentó el lunes pasado por escrito.
 
Para la fiscal, "hay riesgo de fuga" por la pena en expectativa -prisión perpetua- y por la situación económica del acusado, que hace unos meses cobró una indemnización laboral cercana a los 600.000 pesos. Además, para la titular de la Unidad Funcional Instrucción Especializada en Violencia de Género de Pilar, también existe "peligro de entorpecimiento de la investigación".
 
La postura de la fiscal fue apoyada por el abogado Jorge Sandro, quien sostuvo que el viudo debe continuar detenido por lo que le pidió al juez Ceballos que dicte la prisión preventiva por la calificación que impuso la fiscal, que es "homicidio doblemente agravado" por el vínculo y por femicidio.
 
A su turno, el abogado defensor Adrián Tenca solicitó para Farré una medida "morigeradora" y pidió que pueda abandonar la cárcel y cumplir una prisión domiciliaria con tobillera electrónica, como la que en febrero le dieron, tras cumplir 70 años, al viudo Carlos Carrascosa, el condenado a perpetua por el crimen de su esposa María Marta García Belsunce. "Lo que planteé es una alternativa de la prisión preventiva. Que le den a Ferré la tobillera y eso será garantía de que no habrá ningún peligro de fuga", dijo a Télam Tenca.
 
El defensor también contó que dijo ante el juez Ceballos que "la pena en expectativa no es un argumento validero para sostener una prisión preventiva, porque el principio de inocencia prevalece y toda persona debe permanecer en libertad hasta que haya una condena firme".
 
Voceros judiciales indicaron que ante el planteo de la defensa de otorgarle a Farré una tobillera, tanto la fiscal Carballido como el abogado Sandro se opusieron y sostuvieron que esa medida morigeradora no neutraliza los peligros procesales. Fuentes judiciales indicaron que si bien mañana es el quinto día hábil desde que la fiscal presentó el pedido de preventiva, el juez tiene plazo de resolver la situación procesal hasta las primeras cuatro horas del próximo lunes.
 
En tanto, la causa sumó ayer una nueva declaración testimonial clave, la de Andrea Verónica Frencia (25), la abogada que acompañaba a Farré el día que asesinó a su esposa en el country Martindale de Pilar. Frencia se fue a Europa horas después del crimen y si bien había prestado una breve declaración en una comisaría, ayer amplió sus dichos en la fiscalía, donde incluso sufrió una crisis de nervios al recordar el episodio.
 
La joven abogada contó que cuando advirtió que Farré estaba asesinando a Schaefer, ella se quitó los zapatos para salir corriendo con mayor facilidad porque pensó que el femicida salía del vestidor y continuaba la matanza con todos los que estaban en la casa. Schaefer (44) fue asesinada por Farré (52) el 21 de agosto por la mañana en el country Martindale de Pilar, cuando fue a retirar con dos valijas sus pertenencias de la casa que alquilaba el matrimonio, en el marco de un divorcio conflictivo y luego de que ella lo denunciara por violencia doméstica ante la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema.
 
Cuando la mujer fue al dormitorio a recolectar su ropa, Farré cerró la puerta del vestidor con llave y allí la atacó con dos cuchillos que faltaban de la cocina, sin que la madre del acusado y dos abogados que estaba presentes pudieran hacer algo para evitarlo.
Farré salió del vestidor, se sentó en un sillón y esperó allí la llegada de la Policía que lo detuvo por el femicidio.

Valorar noticia

Comentarios