El cadáver nunca apareció pero igual lo condenan

En Córdoba, Pablo Rearte, de 31 años, fue condenado a 11 años de prisión por un crimen cuyo cuerpo nunca se encontró. Facundo Riera Alegre tenía 19 años en el 2012 cuando se cree que fue cremado en un cementerio de la capital.
sábado, 29 de agosto de 2015 · 15:10

 
Un hombre fue condenado el último viernes a 11 años de prisión, acusado de haber asesinado, en febrero de 2012, en Córdoba, a Facundo Riera Alegre (19), conocido como el Rubio del Pasaje, cuyo cadáver nunca fue encontrado, porque se cree que fue cremado en un cementerio de la capital provincial.

Se trata de Pablo Rearte (31), quien fue condenado por la Cámara del Crimen 11, de Córdoba, como coautor del delito de "homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y la intervención de un menor de edad, en concurso ideal”, y recibió una pena unificada de 12 años, ya que tenía una condena anterior.

En la misma sentencia, los jueces absolvieron por el beneficio de la duda a Aldo Marcelo Monje (35), un empleado municipal, que había llegado al debate acusado de "encubrimiento agravado”, ya que se presumía que había tenido participación en la cremación del cuerpo de Riera Alegre.

Según la instrucción, todo sucedió cuando el joven salió de bailar y se generó una fuerte discusión porque aparentemente el joven pagó la droga con un billete falso.

Ante ello, Pablo inmovilizó a Facundo, su hermano (menor por aquel entonces) le disparó en la cabeza con una pistola y una vez cometido el homicidio, el cadáver fue llevado al cementerio San Vicente donde Monje (que empleado municipal), lo habría cremado (aunque esto no fue probado). 

En tanto, los jueces ordenaron que se remitan las actuaciones a la Justicia Penal Juvenil de la provincia, para que determine si corresponde alguna sanción para el hermano de Rearte, que tenía 15 años al momento del hecho.

Respecto a este menor, los camaristas Susana Frascaroli, Graciela Bordoy de Pizzicari y Daniel Ferrer Vieyra entendieron que "tuvo participación activa en el delito agravado por el uso de arma de fuego”, pero no pudieron aplicarle ninguna pena, porque la ley establece que lo tiene que hacer la justicia juvenil.

Finalmente, los jueces pidieron a la fiscalía que "continúe con la investigación sobre la cremación del cuerpo” de Riera Alegre y que se investigue por el supuesto delito de "falso testimonio” al testigo Luciano Calderón, además de remitir copias a la Justicia de Lucha contra el Narcotráfico y al fiscal general de la provincia, para que investiguen los casos de drogas en torno a la causa.

La sentencia coincidió con lo que el fiscal del juicio, Diego Albornoz, había solicitado el lunes último en su alegato ante el tribunal.

Luego de la lectura del veredicto, los familiares del único condenado se manifestaron en contra de la condena, al sostener que Pablo Rearte es "inocente”.

Comentarios

Otras Noticias