San Martín en el cine y en la pantalla chica

El cine ha sido particularmente avaro con el Libertador, en contraste con la categoría de prócer máximo que se le otorga y su protagonismo en la gesta de la Independencia.
lunes, 17 de agosto de 2015 · 08:21
Es cierto que tampoco existe una gran producción cinematográfica local que tenga por temática nuestra historia en general.

Hasta 1970, año de la gran producción de Leopoldo Torre Nilson, El Santo de la Espada, unos pocos filmes realizados sobre José de San Martín en las primeras décadas del siglo pasado, se han perdido. Se trata de tres realizaciones de Mario Gallo, pionero de la cinematografía argentina, en la década de 1910: La batalla de San Lorenzo, La batalla de Maipú y Episodios de San Martín. Se trataba de films compuestos por escenas teatrales, decorados pintados en telas de fondo y el relato en placas escritas que se alternan con las escenas.

En 1939, hubo una coproducción argentino-española, todavía en blanco y negro, de estilo más bien documental, con realización de Arturo S. Mom, titulada Nuestra tierra de paz.
 

El Santo de la espada

De modo que se podría fijar en 1970 el verdadero inicio de la filmografía sobre San Martín. Dirigida por Leopoldo Torre Nilson, protagonizada por Alfredo Alcón, El Santo de la Espada está basada en el libro del mismo nombre de Ricardo Rojas, publicada en 1933.

 

Esta es la primera superproducción que abarca la totalidad de los años de actuación de San Martín en el escenario sudamericano, de 1812 a 1824. La película es prolija y tiene un gran reparto y reconstrucción de época y escenarios. Fue criticada por su estilo acartonado y por ser una versión demasiado fiel del libro beatificante de Rojas. Muchos de los parlamentos de San Martín son párrafos textuales de sus cartas, sin adaptación. Alfredo Alcón está secundado por Evangelina Salazar (Remedios Escalada de San Martín), Lautaro Murúa (Bernardo O'Higgins), Héctor Alterio (Simón Bolívar), Ana María Picchio, Eduardo Pavlovsky, Héctor Pellegrini, Leonor Benedetto, Hugo Arana y Leonor Manso, entre muchos otros. Hasta Mercedes Sosa tiene un pequeño rol en la película.

El general y la fiebre

Luego de eso, viene una larga pausa interrumpida sólo por un film del año 1992 (El general y la fiebre), que se centra en un episodio del derrotero sanmartiniano: su breve estadía en la estancia de Saldán (Córdoba), donde se recluyó entre junio y agosto de 1814, para restablecerse de una enfermedad -una úlcera estomacal-; esa pausa es la transición entre la jefatura del Ejército del Norte a la que acaba de renunciar y la Gobernación de Cuyo que está por asumir.

La película utiliza ese episodio –sobre el que mucho se especuló- y durante el cual ultimó, junto a su amigo Tomás Guido, el plan del cruce de los Andes, para mostrar a un San Martín introspectivo. Con Rubén Stella en el rol principal, realización de Jorge Coscia y guión del mismo director en colaboración con Julio Fernández Baraibar.

 

Revolución. El cruce de los Andes

Nueva larga pausa hasta 2010, cuando junto con el Bicentenario de la Revolución de Mayo llegaRevolución. El cruce de los Andes, dirigida por Leandro Ipiña y protagonizada por Rodrigo de la Serna (en el papel del Libertador), Juan Ciancio y León Dogodny.

El protagonista de la historia es un muchacho de 15 años que abandona a su familia de clase alta y es desheredado por querer unirse al recién formado Ejército de los Andes, comandado por José de San Martín. En este joven recae la tarea de redactar los informes de San Martín al Director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Juan Martín de Pueyrredón.

La película relata así la preparación de la campaña a Chile, el cruce de los Andes y la batalla de Chacabuco.

 

Tanto este film, como el de Coscia, aspiran ya a mostrar a un San Martín más terrenal, con achaques, pero también concentrado en sus planes y abocado a realizarlos.

El Encuentro de Guayaquil

En la misma línea, y centrada en uno de los episodios que más ríos de tinta ha hecho derramar a los historiadores, El Encuentro de Guayaquil, de Nicolás Capelli, cuyo rodaje empezó este año, relata la célebre reunión cumbre de los dos libertadores de América: José de San Martín y Simón Bolívar, tras la cual el primero se retira del Perú, despertando toda clase de especulaciones que no cesan hasta hoy.

Pablo Echarri encarna a San Martín en esta película que estará filmada casi en su totalidad en la provincia de San Luis. El colombiano Anderson Ballesteros protagoniza a Simón Bolívar.

Echarri ya se había puesto en el papel de San Martín en una miniserie sobre la vida de Manuel Belgrano, dirigida por Juan José Campanella.

En televisión

Podemos sumar a esta lista la serie de documentales para televisión producidos por CQC bajo el título Algo habrán hecho por la historia argentina, y conducidos por Mario Pergolini y el historiador Felipe Pigna, que incluyó un capítulo sobre San Martín y la gesta de Los Andes.

Finalmente, en el rubro infantil, Pakapaka ha producido varios capítulos sobre episodios de la vida y obra de San Martín. Para muestra, va este chamamé de Soledad Patorutti sobre el Libertador.


(Fuente: Infobae)

Comentarios

Otras Noticias