Está acusado de instigar un suicidio y quedó libre

El hombre está acusado de hostigar y presionar a su ex pareja, quien finalmente se quitó la vida.
jueves, 3 de diciembre de 2015 · 09:34
La Cámara Nacional en lo Criminal revocó, por insuficiencia de pruebas, la resolución de primera instancia -dictada por la jueza Fabiana Palmaghini- que había procesado a un hombre como instigador del suicidio de su ex pareja.

Así lo resolvió por mayoría la Sala VII de la Cámara, luego de que la defensa del procesado apelara la medida dictada por la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini, la misma que junto a la fiscal Viviana Fein investiga la muerte del fiscal Alberto Nisman.

La causa se inició por denuncia de la presunta víctima, quien sobrevivió a una ingesta de medicamentos que, sostuvo, consumió por las presiones y hostilidades de parte de su ex pareja. La mujer pudo recuperarse por la atención médica que recibió en dos centros asistenciales de la Ciudad de Buenos Aires.

Los camaristas Mariano Scotto y Mauro Divito afirmaron que los dichos de la víctima eran insuficientes para probar que el imputado la hubiera instigado a quitarse la vida.

En disidencia, el camarista Juan Cicciaro coincidió con Palmaghini sobre la responsabilidad del denunciado, quien en octubre de 2008 habría amenazado a la mujer mediante llamadas telefónicas al local comercial, una librería, que ambos explotaban en el barrio Villa Urquiza, de esta ciudad.

De acuerdo a la denunciante, tras las primeras llamadas hubo otras en la que su ex pareja amenazó con matarla tanto a ello como a familiares si la mujer no se quitaba la vida. Pero la mayoría de la Sala VII consideró que, si bien existía una relación "conflictiva", las llamadas que inducían al suicidio "no pudieron corroborarse".

Para Cicciaro, en cambio, en el sumario se reunieron "elementos de convicción suficientes" como para avanzar en la causa. Entre esos "elementos de convicción" figuran declaraciones de testigos que mencionaron las amenazas que recibía la mujer luego que cortara su relación sentimental con el imputado.

Fuente: Télam

Comentarios