Líder narco seguía manejando todo desde la cárcel

Ariel Cantero, jefe de la banda rosarina "Los Monos", aún operaba su grupo a través de su esposa, quien quedó detenida.
miércoles, 2 de diciembre de 2015 · 07:29
El líder de la banda rosarina de "Los Monos", Ariel Cantero, seguía manejando el negocio de la droga desde la cárcel y lo hacía a través de su mujer, que quedó detenida en un megaoperativo en el que también fueron apresadas otras 21 personas. 

Tras una extensa investigación que incluyó múltiples seguimientos e intercepciones telefónicas, la justicia federal de la provincia de Santa Fe logró detener este lunes a 22 personas acusadas de comercializar estupefacientes en distintos puntos de la ciudad de Rosario y de estar vinculados con el grupo narcocriminal conocido como "Los Monos". 

Según publicó el portal Fiscales, los representantes del Ministerio Público Fiscal que estuvieron a cargo de la investigación, señalaron que se establecieron con precisión los roles que cada uno de los imputados cumplía en las sucesivas etapas o eslabones que conforman la cadena de narcotráfico. 

Entre los eslabones, los fiscales contemplaron a los "soldados", vendedores, distribuidores, proveedores, elaboradores, transportistas, organizadores o financistas. En la estructura superior, según pudo determinar la investigación, se encuentran imputadas las parejas de Emanuel Chamorro y de Ariel Cantero, quienes están detenidos desde hace un tiempo en el Complejo Penitenciario de Piñeiro de la provincia de Santa Fe. 

"Se advierte que entre ambas existe un nexo articulado que posibilita, en definitiva, la existencia y perennidad de la organización, lo cual garantiza mantener la hegemonía territorial de la que parece gozar, a pesar de las múltiples detenciones que se han realizado en las inmediaciones de los puestos de venta investigados y siempre respecto de quienes se advierte como sus eslabones más bajos y fungibles", consta en el expediente. 

A pesar de estar detenidos, tanto Cantero como Chamorro continuarían administrando, según los fiscales, la distribución de estupefacientes en Rosario "a través de familiares directos, a quienes imparten directivas vinculadas respecto al modo de ejecutar el negocio". 

La mujer de Cantero sería la encargada de autorizar y manejar la logística de la entrega de los estupefacientes, así como del cobro, todo ello bajo la supervisión o con el conocimiento previo de su pareja; mientras que la mujer de Chamorro, tendría a su cargo la concertación de encuentros con compradores, así como la contabilidad de las ganancias obtenidas y el pago a los vendedores. 

La investigación comenzó el 19 de noviembre de 2014, cuando una comunicación de la Superintendencia de Drogas Peligrosas puso en conocimiento de la dependencia del Ministerio Público la comercialización de estupefacientes en una esquina de la zona sur de Rosario. 

Desde entonces, intervenciones telefónicas y seguimientos, entre otras medidas, permitieron establecer la existencia de una organización troncal que tenía como objetivo la fabricación, fraccionamiento, estiramiento, transporte, distribución y comercio de estupefacientes. 

El megaoperativo realizado este lunes se llevó a cabo con medio centenar de allanamientos en distintos barrios del centro y sur de Rosario, en la provincia de Corrientes y Chaco y contó con la participación de 130 miembros de la Policía Federal, y fue ordenado por el juez federal de Rosario Marcelo Bailaque. 

Durante los operativos es secuestraron cerca de 500 kilos de marihuana, 5 de cocaína, precursores químicos, armas y vehículos y las detenciones fueron ordenadas por el juez Marcelo Bailaque, a cargo del Juzgado Federal de Rosario N°4.
 
Fuente: MDZ Ol

Comentarios

Otras Noticias